domingo, mayo 19, 2024

Centenario Ava Gardner: Crítica de ‘¡Fiesta!’ (1957)

Las críticas de Daniel Farriol:
Centenario Ava Gardner
¡Fiesta! (1957)

¡Fiesta! (The Sun Also Rises) es un drama estadounidense dirigido por Henry King (Suave es la noche, Esta tierra es mía). El guion corre a cargo de Peter Viertel (Sabotaje, Cazador blanco, corazón negro) adaptando la conocida novela «The Sun Also Rises» de Ernest Hemingway. La historia nos sitúa en París en el año 1922, tras la Primera Guerra Mundial, donde un periodista llamado Jake Barnes vive intensamente la noche buscando emociones que le hagan olvidar las secuelas físicas y psicológicas que le dejó la guerra. Allí se reencontrará con un viejo amor, Lady Brett Ashley, la enfermera que le ayudó a recuperarse de las heridas en el frente, pero que ahora es una mujer con muchos admiradores que la siguen a todas partes. Está protagonizada por Ava Gardner, Tyrone Power, Mel Ferrer, Errol Flynn, Eddie Albert, Robert Evans, Gregory Ratoff y Juliette Greco.

La Generación Perdida

¡Fiesta! es un extraño drama atravesado por una belleza desoladora que recoge el espíritu literario de la novela de Ernest Hemingway en que se basa, aunque no siempre logra apuntalar un discurso nítido alrededor de sus personajes. Novela y guion utilizan la técnica acuñada por el propio escritor como «Teoría del Iceberg» que consiste en presentar unos eventos sin demasiado contexto que se centran en los elementos superficiales de la historia por encima de los temas profundos subyacentes en el texto. En la película veremos a unos personajes que pasan sus días entre borracheras, discusiones y amores no correspondidos, pero en realidad la obra es un reflejo de la llamada «Generación Perdida» y del desencanto de un grupo de personas a los que fue arrebatado el sueño americano debido a las consecuencias económicas y sociales que sufrieron tras la finalización de la Primera Guerra Mundial.

La escasa trama que tiene esta película de 130 minutos se centra en Jake Barnes (Tyrone Power), un periodista estadounidense que trabaja en París y que disfruta de la noche parisina junto a otros expatriados norteamericanos y británicos para olvidar sus penas y vivir cada día como si fuera el último de sus vidas. En su caso particular, las secuelas de la guerra le convirtieron en un hombre impotente, algo que le distancia del amor de su vida, Lady Brett Ashley (Ava Gardner), una enfermera que le cuidó de sus heridas cuando estuvo en el frente y con la que mantiene una relación pasional que no puede consumarse en lo carnal, por lo que la mujer pasa el tiempo en brazos de otros hombres por lo que no siente nada. La noche bohemia se llena de artistas, pensadores, derrochadores, falsos ricos con la cartera vacía y otros hermosos vencidos por el nihilismo de un período de entreguerras en el que la dolce vita se había convertido en una forma de resistencia a la melancolía, una vía de escape al dolor y a los problemas cotidianos.

El desencanto de lo efímero

Hay un diálogo en ¡Fiesta! que resume a la perfección el sentir de los personajes que pueblan la noche parisina. Sucede durante un encuentro casual en una de las cafeterías del centro de la ciudad en la que Jake está solo tomando un Pernod (anís) y se sienta con él una desconocida, Georgette (Juliette Gréco), prostituta y buscavidas que se toma las copas de un solo trago. Jake le pregunta, «¿No te gusta París?» y ella contesta «No», y a la siguiente pregunta de «¿Por qué no te vas a otro lado?», ella espeta un contundente «No hay ningún otro lugar». En esas frases de apariencia intrascendente se refleja la sensación de insatisfacción constante de todos los personajes, la necesidad de buscar emociones nuevas que nunca son suficientes para paliar su sentimiento de fracaso.

La película se inicia con una frase extraída de «El Libro del Eclesiastés» o «Libro del Predicador» del Antiguo Testamento de la Biblia que habla del paso de generación tras generación por un mundo donde la tierra es la única que siempre permanece. Una forma majestuosa de hablar sobre lo efímero de la vida. A partir de ahí, la película se divide en dos grandes bloques diferenciados: el que sucede en París y el que traslada a los protagonistas hasta España, concretamente a Pamplona en plena celebración de los Sanfermines (aunque las escenas se rodaron en México). Hay un pequeño epílogo final que transcurre en Madrid para cerrar la historia de una manera más o menos amable, pero los dos grandes bloques narrativos se concentran en las distintas maneras de abordar la fiesta en Francia y España, eso sí, incluyendo todo tipo de tópicos y confusiones folclóricas que perjudican la credibilidad de algunos de los hechos narrados.

Masculinidades y egos insatisfechos

La primera parte de ¡Fiesta! me parece espléndida. Se hace una descripción ajustada de ese grupo de nómadas de la noche transitando de local en local hasta perder el control o la vergüenza, en busca de otras almas solitarias con las que compartir esa soledad pegada a ellos como su propia sombra. Parece que no suceda nada, pero está intrínseco lo que comentábamos antes sobre la descripción de los intelectuales de la «Generación Perdida». La aparición de Ava Gardner (con redoble de tambores incluido, literalmente) es un punto de inflexión para todos los personajes. Brett, es una mujer que representa la liberación de la mujer en unos años donde los divorcios empezaban a ser aceptados (en la novela ya ha pasado por dos). Su simpatía y belleza le hacen estar rodeada siempre de hombres dispuestos a compartir una noche de desenfreno, baile o alcohol, pero su promiscuidad sexual lleva a diversos equívocos sentimentales o reyertas que sacan a relucir el ego masculino herido de alguno de sus fugaces acompañantes.

Esa segunda parte que acontece en España es donde la lucha de masculinidades alrededor de la mujer se vuelve repetitiva y menos interesante. Mientras Jake se mantiene expectante sabiendo que su relación con Brett es imposible debido a la minusvalía física que le impide satisfacerla por completo, alrededor pululan otras aves rapaces nocturnas. La mujer está prometida con Mike Campbell (Errol Flynn), un aristócrata británico venido a menos cuyos cheques son devueltos por no disponer de fondos y que, sin embargo, sigue despilfarrando el dinero como si mantuviese intacta su fortuna. Pegado a ellos siempre está Robert Cohn (Mel Ferrer), ex boxeador y amigo de Jake en París que les ha seguido hasta Pamplona porque vive obsesionado con la mujer desde que la conoció. Y, finalmente, con ellos también viaja Bill Gorton (Eddie Albert), alguien que sirve como confidente y apoyo para Jake y que es el único que mantiene las distancias con Brett. Todos los hombres son mayores que la mujer y más mayores de lo que serían sus personajes en la novela original, a veces, es un hándicap que resta química entre los actores con una Ava en pleno esplendor.

Ese grupo de intelectuales inadaptados pasarán los días borrachos, asistiendo a corridas y encierros, filosofando y, luego, volviéndose a emborrachar para anestesiar a sus demonios internos. Todo se complicará aún más cuando Brett se encapriche de un joven torero español, Pedro Romero (Robert Evans), algo que desatará los celos posesivos de los hombres y transformará la festiva estancia en Pamplona en una tóxica y autodestructiva resaca de infelicidad.

Leyendas y folclore taurino

La leyenda popular asegura que cuando Ernest Hemingway vio por primera vez la película ¡Fiesta! le desagradó tanto el resultado de la adaptación que habían hecho de su novela que se marchó tras 25 minutos de proyección. Dicen que criticó fuertemente la mayoría de los aspectos del filme y que lo único bueno era la actuación de Errol Flynn. Eso resulta contradictorio y pone en entredicho que sea cierto, ya que el personaje de Flynn tarda unos 54 minutos en aparecer en pantalla, así que no cuadra. Sea como fuere, lo que si es verdad es que el escritor luchó porque Ava Gardner, a la que ya le unía una sólida amistad, fuese la protagonista, su Lady Brett Ashley particular (no me imagino a otra en el papel), pese a que en primera instancia el estudio se había decantado por Jennifer Jones o Susan Hayward.

La novela ya se había intentado llevar a la pantalla en 1933 por parte de la RKO Studios, pero en aquel entonces la censura consideró que la impotencia del protagonista era una violación del código moral de la época. La traslación a imágenes que realiza Henry King tiene momentos estelares e imágenes de gran belleza estética subrayadas por la fotografía de Leo Tover en Technicolor y formato Cinemascope. Eso sí, para toda la parte que sucede en el ruedo se buscan encuadres poco realistas que eviten mostrar el sufrimiento del toro o la sangre causada por las banderillas y el estoque. El mito del toro se convierte en una analogía del comportamiento de los hombres, mansos y bravos, pero considero que durante toda esta parte de españolismo folclórico el director no mide bien los tiempos entre la fascinación que siente por nuestra cultura (ya lo había hecho en Las nieves del Kilimanjaro) y la representación del machismo como desencadenante de la violencia. El relato pierde, entonces, fuerza y enfoque.

¡Fiesta! es una película de apariencia errática que está protagonizada por personajes bastante odiosos con los que cuesta empatizar que, sin embargo, dejan un poso de profunda y reconocible amargura respecto a las expectativas no alcanzadas en el devenir de nuestras vidas. Parte de culpa de esa sensación contradictoria es que la novela pre modernista de Hemingway sea un roman à clef (personajes inspirados en personas reales del círculo de amistades personal del escritor) y que aquella insatisfacción de la Generación Perdida de entreguerras tiene semejanzas, de alguna forma, con la frustración contemporánea de tener que lidiar con varias crisis económicas y pandemias.


¿Qué te ha parecido la película?

Fiesta

7.5

Puntuación

7.5/10

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Síguenos

9,670FansMe gusta
2,070SeguidoresSeguir
500SeguidoresSeguir
23,108SeguidoresSeguir
5,210SuscriptoresSuscribirte
- Publicidad-

ÚLTIMAS PUBLICACIONES

Tráiler y fecha de estreno de ‘Wicked’, el musical de ‘El mago de Oz’

Universal Pictures ha publicado el primer tráiler de Wicked, que se estrena en España el 29 de noviembre. Tras dos décadas como uno de...