Crítica de ‘Anatomía de un escándalo‘: Apasionante thriller psicológico

Las críticas de David Pérez «Davicine»:
Anatomía de un escándalo

La vida privilegiada de Sophie como esposa del poderoso político James se desmorona cuando estalla el escándalo y él es acusado de un delito estremecedor. En Anatomía de un escándalo, David E. Kelley, premio Emmy, adapta el bestseller internacional, con Sienna Miller, Michelle Dockery y Rupert Friend. Dirigida por S. J. Clarkson, completan el reparto Naomi Scott, Josette Simon y Joshua McGuire. La serie se estrena en Netflix el 15 de abril de 2022.

Entre el thriller y el drama

Anatomía de un escándalo adapta una novela incisiva y llena de suspense que nos mete de lleno en la élite privilegiada de Gran Bretaña y las mujeres que han sufrido acoso. El tema de las violaciones en las novelas y las series es un tema cada vez más tratado, especialmente en los dramas jurídicos, e incluso recientemente hemos tenido en nuestro país Mentiras, remake del thriller psicológico británico Liar, aunque no ha sido el único remake. Por suerte, dentro del amplio mundo de las novelas y las series, donde la violación es el tema central de la trama, hay una gran cantidad de opciones que derivan en series muy distintas entre sí.

En esta ocasión, estamos ante una ficción criminal de alto nivel, no solo por su producción sino también por su reparto, brindando atención al tema de la violación pero profundizando especialmente en temas tan complicados como el consentimiento y la criminalidad. Esta apasionante serie, parte thriller psicológico y parte drama judicial, se cuela en la élite británica a través de los escándalos personales y políticos, en los que la verdad se halla a medio camino entre la justicia y el privilegio.

James y Sophia Whitehouse viven en un mundo feliz y exclusivo. Él es ministro del Parlamento, tiene una familia adorable y su trayectoria parece no tener límites… hasta que un secreto escandaloso ve inesperadamente la luz. La letrada Kate Woodcroft también tiene una trayectoria profesional impresionante, y sus acusaciones amenazan con despedazar Westminster, el matrimonio Whitehouse y su propia autoestima.

El perfil del violador ha cambiado con el tiempo

En Anatomía de un escándalo cambian el patrón y el estilo del violador enmascarado típico con el que estamos familiarizados, y como la serie indica en un momento determinado, los jurados están ansiosos por condenar al clásico violador depredador, ese hombre que acecha en un callejón oscuro, pero cuando se trata de una relación que deriva en violación, realmente prefieren cerrar los ojos en muchos casos.

Poco a poco comienzan a cambiar las cosas, y la serie (gracias a la novela) amplía nuestro interés por el caso al presentarse a un violador en serie que no parece saber que lo es, sintiéndose además sus víctimas atraídas por él y habiendo consentido previamente tener relaciones sexuales en otras circunstancias, lo que ayuda a mostrar las actitudes cambiantes hacia la violación.

Amplio reparto que no necesitaba de tantos recursos visuales

Pero no sólo tiene como punto fuerte la forma de tratar la violación ni el estilo del violador, sino también las relaciones pasadas entre los protagonistas, que en otras ocasiones podrían fácilmente haber servido para enfrentar personajes entre sí, pero con sutileza aquí vamos viendo como entre ellos se refuerzan para salir adelante en una u otra dirección. Además, la serie recurre a sus personajes para tratar muchos otros temas como la lealtad entre los ricos para mantener el statu quo, la parte más oscura de la infidelidad y las dinámicas de poder entre los géneros.

La directora S.J. Clarkson confía plenamente en el resplandor de su reparto para que queramos conocer más de sus personajes, y algunos grandes nombres completan el elenco, como la estrella de Homeland, Rupert Friend, en el papel principal como James, mientras que la estrella de American Sniper, Sienna Miller, interpreta a su esposa. Los fans de Downton Abbey probablemente también reconocerán a Michelle Dockery en el papel de Kate.

Curiosamente recurre a trucos visuales llamativos que pueden chocarnos de inicio (especialmente a los recursos al final de cada capítulo) pero ayudan a sentir aún más las sensaciones y sentimientos de los protagonistas cuando reciben ciertas noticias. Bien podrían haber evitado estos recursos y confiar más en las interpretaciones de los actores, pero aún así parece una idea cuanto menos original que no nos distrae aunque sí parece que la directora ha querido recrearse en estas escenas.

Durante el juicio en sí, los focos brillan sobre los personajes, y vamos conociendo el pasado a través de los flashbacks que amplían nuestro conocimiento de la historia, donde también se recrea en ciertos recursos visuales. La idea de adornar estos recuerdos con una molesta lente de ojo de pez, con bordes borrosos y las voces acentuadas con cierto eco para recordarnos que es un flashback, no hubiera sido tan necesario cambiando simplemente el tono de los recuerdos, pareciendo que usa este recurso… porque tenía a mano este recurso, sintiéndose demasiado estilístico y superficial para un tema tan delicado como este.

Con sólo seis episodios, Anatomía de un escándalo es una serie repleta de giros con una gran capacidad para hacernos empatizar con sus protagonistas a pesar de ser muchos de ellos desagradables o altivos, siendo altamente recomendable para una maratón pegados en el sofá, dado que tiene todos los ingredientes para mantenernos enganchados durante sus casi cuatro horas y media de duración con ganas de saber cómo termina.


Listado de episodios de ‘Anatomía de un escándalo

La serie Anatomía de un escándalo está compuesta por 6 capítulos de entre 43-48 minutos de duración cada uno.

Episodio 1

James hace lo imposible por atenuar el impacto del escándalo mientras Sophie, destrozada pero decidida, recuerda momentos más felices. Kate sopesa su próximo paso.

Episodio 2

Sophie vive de primera mano el efecto de las acusaciones contra James, que busca apoyo en un viejo amigo. Kate se prepara para su primera testigo.

Episodio 3

Kate interroga a Olivia sobre lo que sucedió en el ascensor mientras la nueva información sobre James impacta a Sophie. La presión aumenta para el primer ministro.

Episodio 4

Sophie necesita tiempo para pensar y se lleva a los niños al campo. Kate parece fuera de juego en los tribunales. Surgen recuerdos sobre un encuentro entre James y Holly.

Episodio 5

Antes de un día decisivo en los juzgados, Kate se sincera con una amiga mientras Sophie reconstruye la noche que fue a una fiesta universitaria con James y Holly.

Episodio 6

Las sospechas de Sophie se materializan cuando James le cuenta más detalles de aquella fatídica noche en Oxford. Una Kate muy preocupada espera el veredicto.


¿Qué te ha parecido la serie?

Anatomía de un escándalo

7.5

Puntuación

7.5/10

David Pérez "Davicine"

Informático de profesión, cinéfilo de afición. Bloguero, tuitero y todo lo que me permita comunicarme. En mis ratos libres escribo en esta web, y me dejo ver en RTVCyL. Twitter e IG: @davicine79.

3 comentarios en «Crítica de ‘Anatomía de un escándalo‘: Apasionante thriller psicológico»

  • el 23 abril, 2022 a las 02:54
    Enlace permanente

    Argumento falso, estereotipado y crea una idea errónea cómo se tratan estos asuntos judiciales

    Respuesta
  • el 27 abril, 2022 a las 18:25
    Enlace permanente

    Lo que no entiendo es la responsabilidad penal en el suicidio de su amigo en la época universitaria. Estaban tomando drogas, algo que en el sentido más amplio puede estar mal moralmente. En ese contexto ocurre una desgracia propiciada por la consumo de estupefacientes. Ni el que en tono jocoso le invita a tirarse tiene la culpa ni por supuesto el protagonista que trataba de llevarse a su amigo de allí. Qué importa cómo haya conseguido la droga, con quién la haya consumido o que tiren los restos de droga que quedaban. Se les podría acusar de omisión de socorro, de no colaborar con la justicia y en el caso de que les preguntarán y mintieran de falso testimonio, todo lo más.

    Respuesta
  • el 27 abril, 2022 a las 23:26
    Enlace permanente

    De las peores series que he visto en Netflix. Buena puesta en escena pero absoluta amoralidad de la abogada acusadora y de la esposa, que encima parecen quedar como justicieras. El un capullo también amoral, pero en comparación con las otras un angelito. No perdáis el tiempo viéndola…

    Respuesta

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
A %d blogueros les gusta esto: