Crítica de ‘Llegaron de noche‘: La verdad con fuerza propia

Las críticas de Laura Zurita:
Llegaron de noche

Llegaron de noche narra la historia real de Lucía, la única testigo en la matanza de los jesuitas en El Salvador. La madrugada del 16 de noviembre de 1989, en plena guerra civil salvadoreña, seis sacerdotes jesuitas, profesores universitarios, y dos empleadas fueron asesinados en la Universidad Centroamericana José Simeón Cañas (UCA) en San Salvador. Inmediatamente el gobierno culpabiliza a la guerrilla del FMLN, pero una testigo presencial echa por tierra la versión oficial: se llama Lucía Barrera y trabaja como empleada de la limpieza en la UCA. Lucía ha visto quiénes son los verdaderos asesinos: el ejército. Aquella mirada será clave para esclarecer la verdad y hacer justicia, pero además cambiará para siempre su vida y la de su familia.

La película está dirigida por Imanol Uribe, y protagonizada por Juana Acosta, Karra Elejalde y Carmelo Gómez. La vimos en un preestreno organizado por la distribuidora, Tornasol Media, y Días de cine. La película se estrena en España el 25 de marzo de 2022.

Una historia poderosa

La historia en la que se basa Llegaron de noche es realmente poderosa. Al ser los hechos de sobra conocidos, vamos a hablar libremente de lo que ocurre a lo largo de toda la película, incluyendo el final. Por eso, y muy en contra de lo que esta redactora suele hacer, el artículo destripa de lo lindo la película. El lector queda advertido.

Ya de por sí tiene interés el hecho de que un gobierno despótico asesinara a sangre fría a un grupo de religiosos que, por lo que sabemos, no había hecho nada ilegal ni inmoral. El que una persona ajena a la congregación por una serie de casualidades presenciara hechos relevantes, y pudiera testificar, contradiciendo la versión oficial, es uno de esos hechos en los que la realidad supera a la ficción. Y que esa persona tuviera la fuerza necesaria, y los apoyos suficientes, para sobrevivir a las presiones de los gobiernos salvadoreño y estadounidense, constituye una historia extraordinaria que merece ser contada, y no menos en la gran pantalla.

En la película también hay elementos que nos informan de hechos de política internacional, como la ayuda decisiva de la embajada francesa para salvar a la testigo, o el vergonzoso papel jugado por el gobierno estadounidense, que apoyaba sin fisuras a la dictadura salvadoreña que deseaba acallar a Lucía.

Los personajes

El reparto tiene algunos aciertos que elevan el nivel de la película. El trabajo de Juana Acosta es destacable en cuanto a su lenguaje corporal. Su modo de andar y de moverse, incluso su postura, desmañada y torpe, se notan claramente inspirados en el personaje real.

Karra Elejalde, como el Padre Ellacuria, está estupendo, como acostumbra, y tiene, si duda, las mejores réplicas del guion. Entre ellas, la que da el título a la película, de que si los mataba el ejército, llegarían de noche, de ahí el título de la misma. Y por último Carmelo Gómez, al que nos apetecía ver de nuevo, como el Padre Tojeira, un sacerdote de valor callado que se atrevió a quedarse en la Universidad después de la matanza.

Puesta en escena

El director parece haber seguido un método cuasi documental, contando la historia desde al punto de vista de Lucía. Durante casi toda la cinta, vemos plasmarse los hechos de los que ella tiene constancia, y están narrados tal y como ella los ve, lo que le da mucha verosimilitud sin quitarle emoción: los hechos son conocidos, pero el que sepamos cómo termina la historia, en ningún momento le resta suspense.

Quizás para ajustarse a este enfoque, la dirección es plana y formal, la cámara solo recoge los hechos y la historia puede quedar como incolora y falta de gracia. Elementos de gran interés humano, como la relación entre Lucía y su esposo, o saber la manera en que consiguió volver a una vida más o menos normal, están solamente entrevistos, aunque quisiéramos saber más sobre ellos. La escena final que podría darnos pistas sobre los pasos siguientes de la vida de Lucía es algo apresurada (lo que cuesta entender, después de las muy minuciosas escenas que la han precedido) y explica poco.

En conclusión

Llegaron de noche es una película basada sobre un extraordinario hecho real, que merecía ser contada con más brillantez.


¿Qué te ha parecido la película?

Llegaron de noche

6

Puntuación

6.0/10

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
A %d blogueros les gusta esto: