Crítica de ’Halloween kills’: Sanguinaria, reflexiva e incompleta

Las críticas de Óscar M.:
Halloween kills

En Halloween kills, Laurie Strode (junto a su hija y su nieta) llega al hospital tras el enfrentamiento contra el monstruoso Michael Myers, a quien han dejado encerrado en una jaula y quemándose vivo en el sótano. Pero Michael consigue liberarse de la trampa y continúa su particular baño de sangre, aunque esta vez el pueblo de Haddonfield se propone acabar con él de una vez por todas.

La secuela está dirigida de nuevo por David Gordon Green con un guión de Scott Teems, junto a Danny McBride y el propio director (que ya escribieron la película anterior), está protagonizada por Jamie Lee Curtis junto a Judy Greer, Anthony Michael Hall, Nancy Stephens, Andi Matichak, Will Patton, Kyle Richards, Nancy Stephens, Robert Longstreet y Charles Cyphers. Halloween kills llega a las salas de cine el próximo 22 de octubre de la mano de Universal Pictures.

Michael mata, mata, mata

Cuando La noche de Halloween se estrenó hace tres años y tuvo el deseado respaldo de la taquilla el estudio se dio prisa en publicar que la trilogía seguiría con Halloween kills y, si todo va bien en taquilla, terminaría con Halloween ends. Hemos sobrevivido a la primera parte, toca enfrentarse a la segunda y cruzar los dedos para que lleguemos a la tercera, porque hoy en día no hay que dar nada por supuesto.

La película anterior recuperó, cuarenta años después, el espíritu de la película Halloween original y obvió, con gran acierto, todo lo que vino después (nada menos que nueve películas, incluida su secuela directa Halloween II: Sanguinario), su secuela, Halloween kills, sigue este estilo, con un tono similar, pero con muchísimos más asesinatos, más sangre y una crítica social añadida.

Una de las quejas de la anterior entrega era la escasez de asesinatos explícitos hasta la el tramo final, por eso aquí no han perdido el tiempo y han dejado al asesino de la máscara blanca libertad para acuchillar, atravesar y desfigurar a todo el que se cruce en su camino. Manteniendo siempre el tono «realista» del que la nueva saga se enorgullece, Michael no resucita, simplemente, se salva del incendio y en su camino deja un reguero de sangre memorable. Más víctimas y mejores escenas de carnicería, en un primer momento parece cumplir con las condiciones de las secuelas que mejoran a la película original.

Una historia dependiente y reivindicativa

Pero el guión de Halloween kills es demasiado retorcido y hasta un poco confuso al principio, retoma y rehace escenas del Halloween original, de Halloween II: Sanguinario e inserta nuevas escenas y víctimas; se regodea en el pasado durante demasiado tiempo hasta volver al momento «actual» (recordemos que los acontecimientos de La noche de Halloween se sitúan en 2018), por lo que no queda claro qué estamos viendo en pantalla, si una secuela o un nuevo punto de vista de lo que ya conocemos. Tiene explicación y coherencia en general, pero hasta que llegamos a ella, no sabemos ni en qué año está matando Michael Mayers.

El plan maestro de convertir las entregas en una trilogía planificada es su mejor acierto y también su mayor defecto para la audiencia. No es una secuela como a las que estamos acostumbrados, no hay una repetición de las situaciones ni una nueva localización con diferentes personajes, pero Halloween kills no tiene ni principio ni final: vemos actos paralelos a los vistos en La noche de Halloween y sus consecuencias directas, es una segunda parte consecuente de lo anterior, algo que hace que esta película carezca de cierta independencia propia.

El giro inesperado en esta secuela es, una vez superada la ubicación temporal y la presentación de los nuevos personajes, la inclusión de una crítica a la sociedad actual y los actos que el miedo puede llegar a provocar en la población. El miedo real y tangible con el que convivimos cada día y que nos convierte en monstruos cuando el pánico se apodera de nosotros. Al igual que la nueva secuela Candyman representó el terror a ser diferente dentro de la sociedad, aquí también la histeria colectiva tiene su protagonismo, pero desde un punto de vista diferente, cuando deciden enfrentarse al asesino.

Continuidad en el reparto y en el equipo

El reducido reparto superviviente de La noche de Halloween vuelve encabezado por Jamie Lee Curtis, aunque aparece en pantalla menos tiempo del que querríamos (casi es una secundaria), en su lugar está Anthony Michael Hall (al que los niños y adolescentes de los años 80 recordaremos como el empollón de El club de los cinco o La mujer explosiva) liderando a la población de Haddonfield, con una interpretación correcta, contenida y poco histriónica, para lo que podría haber sido. El director David Gordon Green y los guionistas repiten y mantienen todos los aciertos de la anterior película, añadiendo una gran cantidad de asesinatos y escenas truculentas que cumplirán las expectativas de los espectadores sangrientos más exigentes.

En el conjunto, Halloween kills es una secuela que cumple con sus objetivos y se mantiene coherente con las pautas establecidas en su anterior entrega (eliminación del componente místico, realismo en los asesinatos y sus consecuencias en las víctimas), pero que deja cierta sensación de película inacabada, es demasiado dependiente tanto de su predecesora como de su secuela, no es que tenga un final abierto, directamente es una película sin final. Esperemos que la historia tenga una buena conclusión el próximo año con Halloween ends.


¿Qué te ha parecido la película?

1/5 - (1 voto)

halloween kills

6

Puntuación

6.0/10

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: El contenido está protegido.
A %d blogueros les gusta esto: