Crítica de ‘Aquel verano’: Salta conmigo

Las críticas de Daniel Farriol:
Aquel verano
(Geçen Yaz)
 
Aquel verano (Geçen Yaz) es un drama romántico turco dirigido por Ozan Aciktan (The Gift, Billete al mañana), el cual también co-escribe el guion junto a Sami Berat Marçali (Bir denizalti hikayesi). Es la historia de Deniz, un adolescente de 16 años que pasa sus vacaciones de verano junto a su familia en un lugar costero. Allí trata de conquistar a la mejor amiga de su hermana, mucho más mayor que él, pero que también parece sentirse atraída por él. La aparición de un vecino con el que ambos entablan amistad conformará un triángulo donde se complicarán las cosas. Está protagonizada por Halit Özgür Sari, Ece Çesmioglu, Enver Ceylan, Aslihan Malbora, Kubilay Tunçer y Sureyya Guzel. La película se ha estrenado en Netflix el día 9 de Julio de 2021.
 

El largo y cálido verano

Aquel verano (Geçen Yaz) es una película sencilla sobre el despertar sexual de un adolescente y los vaivenes sentimentales que provoca el primer amor. Vamos, lo que viene a ser un coming of age de toda la vida. La historia no es excesivamente original y puede recordar a muchas otras vistas con anterioridad, sin embargo, el experimentado director Ozan Aciktan junto a su director de fotografía Maciek Sobieraj, consiguen transmitir todo ese mundo evocador y nostálgico de los amores de verano a través de bellas imágenes rodadas en un paisaje turístico espectacular.
 
El protagonista es Deniz, un joven adolescente que llega con la familia a su habitual lugar de vacaciones situado en una ciudad costera de Turquía. Ese año algo ha cambiado y no será igual que siempre. Él ha pegado el estirón y se encuentra en una etapa en la que quiere hacerse mayor antes de tiempo. Su amor platónico siempre ha sido Asli, la mejor amiga de su hermana. Ahora que físicamente ha dejado de ser aquel niño regordete al que le pellizcaba los mofletes, la chica también le mira con otros ojos. Irán pasando los días de verano y, poco a poco, se irán acercando el uno hacia el otro, pero cuando incluso la gente de alrededor ya casi los ve como una pareja aparecerá un vecino que regenta un chiringuito y con el que ambos entablarán una amistad que pondrá en peligro esa incipiente relación.
 

Las metáforas del amor

Aquel verano (Geçen Yaz) no va mucho más allá. Tiene un exceso de metraje y en la parte final se toman algunas decisiones de guion extrañas que perjudican el tono general. Hasta entonces asistiremos a estampas bucólicas llenas de escenas cotidianas que podríamos encontrar entre cualquier grupo de amigos que pasan sus vacaciones en la playa. Mucho sol, fiestas, flirteos y algunos desengaños. Sin que pasen grandes cosas, la película está suficientemente bien contada para mantener nuestro interés. El juego de miradas y palabras no pronunciadas entre los dos protagonistas se perciben con claridad, eso sí, se echa en falta el mismo entusiasmo en la descripción del resto de personajes que quedan relegados a meras comparsas de esa relación central. 
 
Más allá de la sutileza de su narrativa encontraremos multitud de metáforas que sirven para definir la transformación emocional de la pareja. La herida que Deniz se hace en el pie con las rocas no termina de cicatrizar hasta que aprende a madurar tras un evento descorazonador. Su piel quemada por el sol también mudará como la de un reptil a partir de ese momento. Por otro lado, su obsesiva afición por amontonar objetos durante toda la película, puede verse como una manera de acumular experiencias durante su crecimiento vital sin llegar a perder el equilibrio. Y finalmente, el miedo a saltar desde las rocas que atenaza a Asli es el mismo miedo interior que siente para entregarse por completo a una relación sincera con alguien a quién ha visto crecer desde niño.
 
Como vemos, a pesar de tener una narrativa diáfana y de apariencia simplona, Ozan Aciktan sabe conjugar un discurso honesto sobre las relaciones de juventud que se beneficia de un entorno adecuado y de las buenas interpretaciones de Halit Özgür Sari y Ece Çesmioglu. Si eres un alma romántica o eres de los que les gusta rememorar su propia adolescencia es muy probable que la ternura de Aquel verano (Geçen Yaz) te haga sonreír recordando algunas de tus experiencias estivales.   
 

¿Qué te ha parecido la película?

Aquel verano

6

Puntuación

6.0/10

Un comentario en «Crítica de ‘Aquel verano’: Salta conmigo»

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: