Crítica de ‘Love, Death & Robots: Volumen 2’: La espera ha valido la pena

Las críticas de David Pérez “Davicine”:
Love, Death & Robots: Volumen 2

Gigantes desnudos, demonios navideños y robots enloquecidos es lo que nos depara el volumen 2 de Love, Death & Robots, serie antológica de ciencia ficción creada por Tim Miller (Deadpool) y David Fincher (MINDHUNTER, House of Cards, Perdida), cuya primera temporada nos sorprendió gratamente. La serie está distribuida en España por Netflix desde el día 14 de mayo de 2021.

Animación para adultos sin cortarse un pelo

Love, Death & Robots es una colección de cortos de animación cuyo género va desde la ciencia ficción hasta la fantasía, pasando por el terror y la comedia. Los episodios son fáciles de ver pero difíciles de olvidar y tienen un enfoque narrativo muy atrevido.

La inspiración para la serie surgió de la parte más ecléctica y provocativa que inspiraron a Miller y Fincher en su formación a la hora de contar historias. La producción de Love, Death & Robots unió a una comunidad global del sector de la animación, reuniendo el talento y la perspectiva única propia de los estudios de animación más innovadores, directores y artistas de todo el mundo, y ese es el mismo camino que han seguido para esta temporada.

Historias para no dormir

Después de mucho meditarlo, he preferido hacer un comentario general de toda la temporada en vez de episodio a episodio, aunque cada uno de ellos tiene su estilo, su esencia y, sobre todo, su personalidad, pero al tratarse de episodios tan cortos es difícil hablar de ellos sin desvelar las sorpresas que nos deparan. Por eso, al final de esta crítica encontraréis el listado de episodios y su breve sinopsis, para no desvelar demasiado, con un pequeño comentario sobre el mismo. 

Lo que no es spoiler es que esta temporada no sólo no es para niños, sino que parece no estar dispuesta a dar concesiones a los más pequeños, y ya lo entenderéis al ver los episodios Respuesta evolutiva y Por toda la casa. Pero no es que la serie no sea fan de los niños en concreto, es que podríamos decir que esta serie no es fan de los humanos, en general, que solemos salir mal parados, bien por el trato entre nosotros mismos, o bien por lo que somos capaces de crear en nuestra contra.

El nivel de sorpresa y escalofrío con el que terminábamos cada episodio de la primera temporada no está presente en esta nueva remesa de episodios, lo que no quiere decir que no sea una temporada brillante. Durante cada episodio nos sorprenden y nos dejan helados con la evolución de los acontecimientos pero, salvo El gigante ahogado, la sensación de desasosiego que nos dejaban al final de cada capítulo no la tenemos. El citado episodio es realmente espeluznante, y no sorprende que fuera dirigido por Tim Miller, siendo desde el principio una historia que dará mucho que pensar.

Rozando la perfección técnica

La animación del volumen 2 de Love, Death & Robots es, sencillamente, increíble. Como he indicado anteriormente, cada episodio está animado por un estudio diferente, y todos ellos aportan al conjunto la sensación de estar ante algo maravilloso que no imaginábamos podría llegar a hacerse.  La serie continúa explorando diferentes estilos visuales, desde dibujos animados hasta Stop Motion pasando por animación con un aspecto fotorrealista.  Animación 2D y 3D conviven y se alternan, todo milimétricamente calculado para la sensación de deleite visual, y cabe destacar que muchos personajes parecen estar interpretados por actores de carne y hueso, cuando así lo busca el estudio de animación.

Dos años han tenido que pasar para que podamos ver una nueva temporada, y ha regresado por la puerta grande, con una sensación inquietante e incómoda a partes iguales, demostrando que la tecnología sigue avanzando a pasos agigantados para ofrecer un nivel aún más espectacular de aspecto visual, y eso que ya rozaba la perfección en su primera tanda de episodios. Sublime es quedarse poco para definir la dirección de arte, y claramente muchos episodios quedarán grabados en nuestra retina tanto por su aspecto como por lo que nos cuentan.

Aunque cada historia sea completamente diferente, encontramos una coherencia en el conjunto, no sólo por ser en su mayoría historias futuristas, sino que son planteadas todas ellas desde un enfoque contemplativo tratando temas profundos como la superpoblación o la inmortalidad, empleando en ocasiones el humor negro para poder de relieve su mensaje.


Episodios

La segunda temporada de la serie Love, Death & Robots está compuesta de 8 episodios de entre 7 y 18 minutos de duración cada uno.

Episodio 1. Servicio al cliente automatizado

Si su robot de limpieza del hogar está intentando matarle, pulse 3. Este episodio es como si WALL-E fuera un iRobot Roomba con aspiraciones de Terminator. Destacar que su final no será el que muchos creíamos que sería.

Episodio 2. Hielo

Dos hermanos lejos de su hogar se unen a unos chavales modificados genéticamente en una carrera mortal. Este episodio destaca por su estilo de animación para una historia de valentía y hermandad.

Episodio 3. Respuesta evolutiva

Un policía encargado de combatir la amenaza de la superpoblación se ve atormentado por el coste humano que conlleva su trabajo. Con una animación fotorrealista y muy llamativa, parece que estamos ante un videojuego, tanto por el estilo de animación como por cómo nos meten de lleno en la historia. Una historia dura sobre un futuro al que muchos aspiran y ojalá no acabemos viendo.

Episodio 4. Nieve en el desierto

Todos los cazarrecompensas de la galaxia quieren hacerse con Nieve. La inmortalidad sigue presente en la serie, y aunque la historia no atrapa como otras, el diseño de personajes y el planteamiento bien merecen la pena.

Episodio 5. La hierba alta

Un hombre que viaja en tren por el campo queda fascinado por unas luces fantasmagóricas que brillan en la distancia. Este episodio nos lleva a un nuevo nivel gracias a la originalidad de su animación, que mezcla estilo 2D con gran tridimensional, y cada fotograma parece un cuadro que podría exponerse en algún museo. Uno de los episodios que más nos enganchan con su historia y los giros, y el que nos lleva más hacia el terror.

Episodio 6. Por toda la casa

Dos niños bajan las escaleras sigilosamente para ver a Papá Noel en Nochebuena. Una historia retorcida solo para adultos. Lo que podría parecer un corto navideño e inofensivo se convierte en algo sorprendente, un episodio con detalles espeluznantes que roza el mejor terror pero acaba teniendo un gran mensaje.

Episodio 7. Cobijo

Tras estrellarse en un planeta escarpado y encontrar cobijo, un piloto debe enfrentarse a la amenaza que habita en su interior. De él destaca la presencia de Michael B. Jordan, con un CGI increíble, pero se echa en falta algo más de historia. Visualmente increíble y poco más.

Episodio 8. El gigante ahogado

El cuerpo de un joven gigante que aparece sin vida en una playa se convierte en objeto de fascinación para los lugareños. Este episodio es una versión moderna de Gulliver aderezado con algo de morbo, y es un acierto que concluyan la temporada con él, pues explora la humanidad y la moralidad. Si algo destaca de la serie es que debemos reflexionar sobre lo que nos cuentan, pues tiene mucho más mensaje de lo que podría parecer con su espectacularidad visual, y este es un gran final.


¿Qué te ha parecido la serie?

Love, Death & Robots

8

Puntuación

8.0/10

David Pérez "Davicine"

Informático de profesión, cinéfilo de afición. Bloguero, tuitero y todo lo que me permita comunicarme. En mis ratos libres escribo en esta web, y me dejo ver en RTVCyL. Twitter e IG: @davicine79.

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: