Crítica de ’El Internado: Las Cumbres’: Nuevo misterio para las nuevas generaciones

Las críticas de David Pérez «Davicine»:
El Internado: Las Cumbres

Atresmedia Studios y The Mediapro Studio se han asociado con Amazon Prime Video para «resucitar» otra serie mítica, El Internado: Laguna Negra, que tras siete temporadas cosechó un gran éxito de audiencia y ahora vuelve con nuevos estudiantes y misterios en El Internado: Las Cumbres. La serie se puede ver en España desde el 19 de febrero de 2021 en Amazon Prime Video.

Nueva ubicación pero misma tensión

El Internado: Las Cumbres está escrita por el equipo de guionistas formado por Asier Andueza, co-creador de esta nueva entrega, junto a Laura Belloso, Sara Belloso y Abraham Sastre, quienes ya participaron en los guiones de El Internado: Laguna Negra, lo que supone un aliciente adicional y cierta tranquilidad para los fans de la original.

Esta nueva temporada, o reinicio, como prefiráis llamarlo, transcurre en un internado ubicado junto a un antiguo monasterio, situado en un lugar inaccesible entre las montañas, aislado completamente del mundo. Los alumnos son chavales rebeldes y problemáticos que vivirán bajo la estricta y severa disciplina impuesta por el centro que les prepara para la reinserción en la sociedad. El bosque circundante alberga antiguas leyendas, amenazas que siguen vigentes y que les sumergirán en aventuras trepidantes y terroríficas.

Tal y como se aprecia en la trama, mantiene la esencia de El Internado: Laguna Negra, con misterios que acontecen alrededor de un grupo de adolescentes con las hormonas alteradas, pero El Internado: Las Cumbres aporta algo más, y es que, junto a los ingredientes que hicieron de su predecesora todo un éxito, ahora tenemos una potente drama que nos engancha y nos intriga sin despistarnos con otras tramas secundarios que poco aportan. Una historia de tensión para enganchar al público de cualquier edad, que no es poco en estos tiempos donde tenemos en las plataformas tantas y tantas series orientadas a sectores muy diferentes de espectadores.

Personajes con gancho

Como era de esperar, la serie cuenta con un amplio reparto juvenil, no sólo por ser requisito necesario para el tipo de papeles que interpretan, sino también para llegar a un público que se siente atraído por jóvenes con inquietudes similares, y personajes que sirvan de referente o bien para empatizar. El éxito de muchas series actualmente ha estado provocado por el reparto, y así tenemos el ejemplo de Élite, que ha sabido mover masas ingentes de jóvenes espectadores.

Pues bien, El Internado: Las Cumbres está protagonizada por Asia Ortega (Les de l’Hoquei), Albert Salazar (La Riera) y Daniel Arias (Cuéntame), a quienes se unen los jóvenes actores Daniela Rubio (La Caza. Monteperdido), Claudia Riera (Les de l’Hoquei), Paula del Río (El desconocido), Gonzalo Díez (7 días), Carlos Alcaide (Libertad), Sara Balerdi (La línea invisible) y Francisca Aronsson (Hotel Paraíso).

En referencia a todos ellos, hay que destacar que dan vida a jóvenes con problemas, con sus relaciones amorosas y sus inquietudes en la vida, y aunque no nos presenten de forma bastante exhaustiva a cada uno de ellos, nos dan exactamente lo que necesitamos para entender sus motivaciones. Cabe destacar que no deja de ser un drama juvenil, pero no se centran en exceso en sus vidas personales, priorizando el misterio que se oculta en la serie, que es el motivo que nos mantiene pegados a nuestra pantalla esperando ver el siguiente episodio.

Aún es pronto para saber si, como sucediera con la serie original, muchos de los actores acaben convirtiéndose en estrellas, pero en esta primera temporada ya vemos muchos rostros conocidos del panorama nacional, como Asia Ortega (Tu hijo, Cuando los ángeles duermen) o Albert Salazar (Los pájaros no vuelan de noche), con dos grandes interpretaciones que les auguran un gran futuro en este sector, demostrando que la juventud no riñe con la versatilidad y la capacidad de dotar de matices a sus personajes.

Y como no pueden estar solos, estos jóvenes están acompañados por un reparto adulto que incluye a Natalia Dicenta (Solas), Ramiro Blas (Vis a vis), Alberto Amarilla (Mar adentro), Mina El Hammani (Élite), Joel Bosqued (Un golpe de suerte), Patxi Santamaría (Diecisiete), Lucas Velasco (Educando a Nina), Joseba Usabiaga (Handia), Amaia Lizarralde (Hospital Central), Iñake Irastorza (Ventajas de viajar en tren), Aitor Beltrán (Ignacio de Loyola) y Kándido Uranga (El silencio de la ciudad blanca).

Mención especial merece Natalia Dicenta como directora del internado, un difícil personaje del que poco nos cuentan sobre su pasado, aunque queda claro que tiene mucho que ocultar, pero que gracias a su firmeza, su forma de gestionar los percances y su dirección del centro consigue destacar por encima del resto de actores, siendo un actriz a la que hace años no vemos en la tele nacional, pero que esta serie seguro la reabre puertas para volver a verla con más frecuencia en grandes producciones. Alberto Amarilla también nos sorprende con un gran trabajo actoral interpretando a un joven monje que evoluciona con cada episodio, y que quizás es el que más cambie a lo largo de la serie.

Un internado más lúgubre y directo

A rasgos generales, hereda mucho de El Internado, pero según avanza la historia nos van enseñando muchos más decorados de los que cabría esperar en un drama juvenil, y es que desde el increíble paraje donde se ubica el monasterio en el que viven los personajes, hasta las cuevas subterráneas, la ambientación es perfecta para dotar a esta serie de un tono mucho más oscuro y tenebroso que la original.

De la misma forma, igual que la ambientación ayuda a crear tensión, la reducción en la duración de los episodios es un plus añadido. Lejos quedan los tiempos en los que las series se realizaban para los canales en abierto, y tenían que durar más de una hora y veinte minutos para introducir publicidad. Ahora se pueden permitir el lujo de crear series con episodios de tres cuartos de hora, por lo que los guiones no necesitan introducir relleno para ese tiempo adicional, y pueden mantener la tensión mucho mejor, con montajes más impactantes, que ayuden al espectador a no salirse de la historia ni un momento.

El punto en el que quizás falla más es en el CGI, pues a pesar de usar poco el ordenador, muchos de los cromas cantan demasiado y provocan que nos fijemos en esos detalles más allá de la increíble ambientación natural y los decorados reales que emplean.

Amazon Prime Video ha conseguido al fin una serie española con potencial, pues El Internado: Las Cumbres ha llegado para convertirse en todo un éxito a nivel internacional, y en un año llegará a Antena 3 para vivir una segunda explosión de espectadores que no tengan la plataforma y deseen resolver este misterio, fueran o no espectadores de la original en su momento.


Listado de episodios

La serie El Internado: Las Cumbres está compuesta por 8 episodios de entre 45 y 50 minutos cada uno.

¿Qué te ha parecido la serie?

4.1/5 - (9 votos)

El internado: Las cumbres

8

Puntuación

8.0/10

David Pérez "Davicine"

Informático de profesión, cinéfilo de afición. Bloguero, tuitero y todo lo que me permita comunicarme. En mis ratos libres escribo en esta web, y me dejo ver en RTVCyL. Twitter e IG: @davicine79.

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: El contenido está protegido.
A %d blogueros les gusta esto: