Crítica de ‘Uno para todos’: Se puede aprender hasta de tus alumnos

Las críticas de David Pérez «Davicine»:
Uno para todos

Uno para todos, segundo largometraje de David Ilundain después de B, de Bárcenas, es un drama sobre un profesor interino que tiene que reintegrar en el aula a un alumno enfermo y ninguno de sus compañeros quiere que vuelva a clase. La película inauguró el Festival Internacional de Cine de Barcelona-Sant Jordi (BCN FILM FEST) y se estrenó en cines el 18 de septiembre de 2020. Desde el 26 de enero de 2021 está a la venta en DVD y Blu-ray de la mano de A Contracorriente Films, además de poder verse ya en plataformas de cine bajo demanda como Filmin.

David Verdaguer en su papel habitual… y funciona

Con guion de Coral Cruz (Incerta Glòria) y Valentina Viso (María y los demás). Uno para todos está protagonizada por David Verdaguer (Verano 1993, Los días que vendrán), y el reparto lo completan Clara Segura (Una pistola en cada mano), Patricia López Arnaiz (La peste), Ana Labordeta (Planes para mañana) y Betsy Túrnez (El rey tuerto), además de los actores infantiles no profesionales. 

Inspirada por un caso real, esta luminosa historia de superación nos muestra el poder de la docencia de una forma actual, divertida y emotiva. Cierto es que hay muchas películas de profesores que van a clases con algún conflicto, sin necesidad de ser en barrios marginales, como más de una vez les gusta rodar, pero el realismo que emana Uno para todos es sorprendente. Lo que podría ser una película más de docencia se transforma en una historia tierna, repleta de personajes dotados de gran autenticidad, todos ellos bajo el excepcional trabajo de David Verdaguer, que no difiere mucho de otras de sus interpretaciones, pero aporta al personaje el punto exacto de naturalidad y miedos que puede tener un profesor ante tal problema.

En Uno para todos saben muy bien el tema que tratan, y no falta la pertinente referencia a El club de los poetas muertos, pero la película va más allá de lo que cabría esperar, pues se aleja del típico docente que podríamos ver con ganas de inspirar a sus alumnos, acercándose más a la realidad que viven muchos maestros, que cambian de destino con demasiada frecuencia y poco tiempo para conocer a sus alumnos, cargando ya con cierta desgana entre tanta interinidad y deseando tener una plaza fija. Con un aire triste y melancólico, rozando la amargura, Verdaguer intenta mantener el tipo ante sus alumnos y consigue luchar contra todos los demonios, tanto externos como los internos, en un trabajo interpretativo más que sobresaliente y merecedor de las nominaciones que acumula.

Conflictos dentro y fuera de clase

El ritmo de la película nos permite conocer bien a los protagonistas de Uno para todos, tanto adultos como jóvenes estudiantes, identificando su forma de ser, su personalidad, su inteligencia y, por supuesto, los conflictos a los que se enfrentan todos ellos, pues no hay únicamente un conflicto en la película.

Todo parte del conflicto por integrar de nuevo a un alumno que sus compañeros no desean volver a ver en clase, pero a través de este problema inicial nos desvelan los conflictos a los que se enfrenta este solitario y melancólico profesor, así como los que deben afrontar los compañeros de clase, pues su tempranoa edad no implica que no carguen con problemas de acoso, estracto social, percances familiares o de integración.

Una historia muy real

Uno para todos logra crear con naturalidad una historia que gira alrededor de un conflicto muy real, y con gran humanidad nos presenta a todos sus personajes sin recurrir a los arquetipos que acostumbramos a ver en series y películas estudiantiles. Siendo todavía un tema candente el bullying, la película toca este tema de forma sutil para que poco a poco podamos entender los motivos de todos los implicados, y les acompañemos en su proceso de redención.

Sin recurrir a la sensiblería, y como si de un videojuego se tratase, los protagonistas en un momento determinado dicen: “Qué rollo que los personajes seamos nosotros”, una frase que bien podría referirse a la propia película, y deja claro que hace tiempo no vemos películas tan reales y con tanto que contar, con personajes que sin un buen guion no lucirían como lo hacen, y es que, como pasa en la vida misma, debemos tener más en cuenta lo que sucede dentro de las escuelas.

Una película altamente recomendable para chicos y chicas de todas las edades, y para adultos que deseen conocer mejor lo que sucede dentro de una áula, que seguramente habría tenido mucha mejor acogida si hubiera sido francesa, consiguiendo grandes cifras de recaudación allí, donde se aprecia mejor este tipo de cine y a la educación, pero que tiene una nueva vida al poder disfrutarse ya en casa tanto en formato físico como en plataformas.


¿Qué te ha parecido la película?

4.7/5 - (3 votos)

7.5

Puntuación

7.5/10

David Pérez "Davicine"

Informático de profesión, cinéfilo de afición. Bloguero, tuitero y todo lo que me permita comunicarme. En mis ratos libres escribo en esta web, y me dejo ver en RTVCyL. Twitter e IG: @davicine79.

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: El contenido está protegido.
A %d blogueros les gusta esto: