Crítica de ‘Detention’: El pasado busca venganza

Las críticas de Daniel Farriol:
Detention
 
Detention es un videojuego, una película y una serie taiwanesa que combina elementos de terror con el drama con trasfondo histórico. El videojuego diseñado para ordenador y consolas fue creado por la compañía Red Candle Games en 2017. Dos años después John Hsu dirigió una película de terror inspirada libremente en el juego, protagonizada por Gingle Wang, Chin-Hua Tseng y Meng-Po Fu. En 2020 nos ha llegado una serie que amplifica el universo creado en videojuego y película, con la dirección de Shiang-An Chuang, Iling Lin y Yi-Hsuan Su y con un reparto que incluye a Li Lingwei, Han Ning, Huang Guanzhi, Jack Yao, Hsia Teng-hung y David Chao. La historia principal que une los tres proyectos nos sitúa en la Taiwán de los años 60, en plena Ley Marcial. En un instituto existe un club de lectura secreto donde unos profesores prestan a sus alumnos algunos libros que están prohibidos por el régimen dictatorial que les gobierna. Cuando son descubiertos, la tragedia asolará el lugar durante décadas. La serie está distribuida por Netflix y su primer capítulo se estrenó en España el día 5 de Diciembre de 2020.
 

El videojuego y la película.

El videojuego Detention fue la primera piedra de este proyecto que ha ido creciendo con el paso del tiempo. En 2017 la compañía taiwanesa con sede en Taipei, Red Candle Games, creó una aventura gráfica de survival horror en 2D. A través de su sencilla jugabilidad y una efectiva ambientación visual y sonora muy al estilo de Silent Hill, el juego encandiló a los usuarios adictos a este tipo de juegos. Su historia nos situaba en un instituto de Taiwán en los años 60. Fue una época políticamente convulsa donde la Ley Marcial restringía los movimientos y pensamientos de los ciudadanos. Lo inteligente del juego era combinar algunos hechos paranormales que te mantenían alerta y, al mismo tiempo, te obligaban a desentrañar ese pasado histórico a base de pequeños rompecabezas. 

En 2019, los guionistas Jian Shi-Geng, Lyra Fu y John Hsu, adaptaron la historia del videojuego para una película extraña que dirigió éste último. Emulando los mismos escenarios y personajes que aparecían en el juego, la película Detention (Fanxiao) fue un proyecto ambicioso que transcendía el puro género de terror. La atmósfera lúgubre y siniestra creaba el entorno ideal para una ficción de ese tipo, pero en realidad la historia escondía un drama con sentido crítico. Se relataba la persecución que sufrieron los intelectuales y los disidentes políticos bajo el periodo del Terror Blanco, donde más de 140.000 personas fueron encarceladas, torturadas o asesinadas por tener ideas contrarias a las directrices del Partido Nacionalista Chino, el Kuomintang. La película tiene un estructura algo caótica que no siempre encaja bien todas sus piezas, pero resulta subyugante por todo ese contenido histórico que la distancia de propuestas del género mucho más infantilizadas. 

La serie. La historia se amplifica.

La serie Detention es fiel al videojuego y a la película, pero a la vez amplifica todo ese universo para crear una ficción más rica e independiente. El escenario sigue siendo el mismo, el instituto de Greenwood ubicado en una remota zona montañosa de Taiwán, pero la época cambia. La acción principal sucede varias décadas después de la finalización de la Ley Marcial, sin embargo, el director de la escuela y un militar que se ocupa de la seguridad del centro parecen vivir anclados en ese pasado e intentan mantener la misma severidad en las normas de conducta. En los créditos iniciales del primer capítulo ya se nos revela una de las claves del desenlace de la película para dejarnos claro que no estamos ante un remake. Las ramificaciones de la historia son diversas y se transitará otras temáticas menos políticas y más arraigadas al comportamiento humano en la sociedad actual.

El pasado se conectará al presente a través de hechos sobrenaturales que durante los primeros capítulos parecen enfrentarnos ante una serie eminentemente de terror al más puro estilo J-horror. Pero no. A medida que avanzan los episodios, el drama psicológico e íntimo cobrará mucha más importancia. Los personajes se construyen con mimo siempre dentro de un entorno cultural enriquecedor. Se retoma la trama de amor que surgía en la película entre un profesor y su alumna, pero en la serie deriva hacia algo mucho más perverso que sirve para plantear algunos debates éticos interesantes sobre la desprotección y culpabilidad de la víctima. La narrativa nos irá descubriendo en paralelo la historia del pasado en la que una estudiante acabó suicidándose, con la del presente en la cual otra estudiante con problemas mentales empieza a sufrir alucinaciones e intentará averiguar que sucedió en el instituto en los años 60. 

La serie. Terror y discurso social.

Detention tiene una ambientación y fotografía magníficas, consiguiendo algunas escenas donde la atmósfera se vuelve tremendamente inquietante. Además encontraremos buenas interpretaciones de todo el elenco entre el que destacan las jóvenes protagonistas Li Lingwei y Han Ning. Es una pena que durante los dos últimos capítulos se pierda un poco el pulso narrativo y la cosa se embarulle innecesariamente, pero en general es una serie en la que encontrarás muchos puntos de interés. Además de tener un atractivo envoltorio de cine de género que incluso incorpora algunos jumps scares, lo más importante es que hay un potente discurso social detrás.

La serie nos descubrirá una parte del pasado histórico de Taiwán, una época de represión marcial que restringía el pensamiento y la cultura en general por considerarla peligrosa y subversiva. Ese aspecto ya aparecía en las historias originales que tenían el videojuego y la película. Ahora se añade una visión mucho más panorámica de la evolución del país enfrentado a un pasado doloroso y que vertebra su presente en base a tradiciones ancestrales de las que cuesta desprenderse. También es curioso comprobar la relación que tienen la mayoría de sociedades asiáticas con los fantasmas, las supersticiones y la muerte. Todo eso y más es Detention, una buena serie que no está teniendo la repercusión que se merece.

 

Listado de episodios de ‘Detention’

La serie taiwanesa Detention está compuesta por 8 episodios de entre 46 y 56 minutos cada uno.
 

Su relación con Shen Hua levanta sospechas en el instituto. Yun-hsiang se enfrenta a un bloqueo creativo y es víctima de una traición.

Yun-hsiang se queda atrapado en una consciencia paralela. Cheng Wen-liang pide ayuda a su tío para impedir el plan vengativo de Jui-hsin.

Yun-hsiang va a contrarreloj para escapar del bucle temporal de Jui-hsin y le pide desesperadamente a su espíritu que perdone su pasado.

 


¿Qué te ha parecido la serie?

7.2

Puntuación

7.2/10

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: