Crítica de ‘Saint Maud’: La fe demoníaca

Las críticas de Daniel Farriol:
Saint Maud
 
Saint Maud es un drama británico de terror psicológico escrito y dirigido por Rose Glass. Se centra en una joven enfermera obsesionada con la fe que trabaja cuidando a una vieja bailarina enferma de cáncer a la que desea salvar su alma. Está protagonizada por Morfydd Clark (Infierno bajo el agua, Drácula), Jennifer Ehle (La hora del miedo, Take Point), Turlough Convery, Lily Knight, Lily Frazer y Faith Edwards. La película fue una de las sensaciones del pasado Festival de Sitges 2020 y se estrena en España el día 23 de Diciembre de 2020.
 

La atemporalidad y los referentes estéticos

Saint Maud es una película absorbente e inquietante que propone el retrato enfermizo de una joven con tendencias psicóticas derivadas de sus traumas del pasado y su obsesión por la fe. Rose Glass firma una ópera prima muy potente en lo visual, con la mirada puesta en el cine de terror psicológico de los años 60 y 70. Es por eso que junto al director de fotografía Ben Fordesman (The End of the F***ing World) decidieron utilizar para la cámara lentes fijas Canon K-35 que se fabricaron en esa época. Eso les sirvió para diseñar una atmósfera estética muy particular que convierte sus imágenes en algo atemporal. Son lentes que tienen como característica principal una estupenda nitidez y bajo contraste en escenas rodadas con poca luz, por eso las utilizó el meticuloso Kubrick en Barry Lyndon (1975). Otra peculiaridad es que generan inesperados flares (destellos de luz), lo que sienta de maravilla a una película donde tiene espacio lo divino. 
 
El estilo visual de Saint Maud recuerda a unos primerizos Polanski y Nicolas Roeg, pero también hay algo en su austera puesta en escena que nos trae a la memoria maestros como Ingmar Bergman o Robert Bresson. Las referencias que podemos encontrar son múltiples. Se aborda la sexualidad y el fetichismo con la desvergüenza que tenía Ken Russell (aquí más soft) o el subgénero nunsploitation, pero adentrándose en los conflictos morales con la severidad del mejor Paul Schrader. Sin duda, Saint Maud formaría un gran programa doble sobre los dilemas de la fe cristiana junto a El Reverendo (First Reformed) (2017). Todo esto no quiere decir que la película se sienta como algo añejo ni esté absorta en el clasicismo, todo lo contrario. Tiene la capacidad de reinventarse a través de todas esas referencias para ofrecer un trabajo moderno y con personalidad propia que lleva el llamado terror elevado a terrenos mucho más osados que los de Ari Aster o Robert Eggers.
 

Dos mujeres opuestas, pero con las mismas debilidades

La protagonista de Saint Maud es una joven enfermera con el complejo de Mesías. Es ese estado psicológico en el cual un individuo cree estar destinado a ser un salvador espiritual. La chica es una persona solitaria y asocial que dedica su vida a venerar a Dios y empieza a trabajar como cuidadora de una ex bailarina agnóstica que está enferma de cáncer y vive postrada en una silla de ruedas. Son dos mujeres con personalidades opuestas e ideas muy distintas sobre la vida y la muerte. Aún así, entablan una extraña relación de dependencia y curiosidad mutua que les permite vivir juntas. En realidad, ambas se sienten terriblemente solas y están abocadas al abismo de la frustración. La joven beata busca su refugio en la fe, mientras que la otra lo hace mediante escarceos sexuales con prostitutas. La necesidad de salvar el alma pecadora de su paciente se convertirá en una obsesión para la enfermera que sacará a relucir la verdadera personalidad que oculta bajo sus recatados modales.
 
Saint Maud ha obtenido nada menos que 17 nominaciones a los Premios del Cine Independiente Británico (BIFA), incluyendo las categorías de Mejor Película, Mejor Guion, Mejor Dirección, Mejor Actriz (Morfydd Clark) y Mejor Actriz de Reparto (Jennifer Ehle). Hay que reconocer que ambas actrices realizan un trabajo impecable, pero especialmente sorprendente resulta el de la joven actriz galesa como esa mujer obcecada y masoquista. Es un personaje que posee un enorme arco dramático y supone todo un reto para una actriz que afronta su primer protagónico. Morfydd Clark ya ha llamado la atención de muchos directores de cásting y, por ejemplo, ha sido escogida para interpretar a Galadriel en la adaptación televisiva de El Señor de los Anillos que lleva a cabo J.A. Bayona
  

La semilla de Rose Glass

Saint Maud trasciende el cine de género puro para acercarse al cine de autor o arte y ensayo. Eso sí, pese a su enorme elegancia escénica, nunca elude la sangre ni las escenas incómodas. El descenso a los infiernos de la locura de esta ingenua salvadora de almas, tiene una primera parte claustrofóbica que se va cociendo a fuego lento. Cuando se habla de que es una película de terror, no esperes sustos. Es el retrato psicológico de una mente alienada que entronca más con la maceración de atmósferas al estilo de La semilla del Diablo (1968) o El exorcista (1973). La belleza pictórica que tienen las imágenes es evidente. Según la propia directora hay una intencionalidad de reflejar en los primeros planos de la atormentada Maud la fuerza que tenían los retratos figurativos del pintor Lucian Freud. Solo hay que admirar su cuadro “Head of a Girl” para entender a qué se refiere. También nos remite a la perturbadora y poética oscuridad que poseía William Blake
 
No se puede decir que Saint Maud sea una ópera prima perfecta, pero sí uno de los debuts más estimulantes que ha dado el cine británico. También va a convertirse en un filme de referencia dentro del cine de género reciente y a Rose Glass en una directora a la que seguir con atención. Hay que reconocer que existe un pequeño bajón de interés durante el segundo acto, cuando la película parece perder el rumbo al igual que su protagonista, sin embargo, el tercer acto es absolutamente brutal. Este viaje por los recovecos más oscuros del alma y la fe, tiene un tratamiento visual imaginativo (atención a ese inolvidable plano final) y una curiosa utilización del humor negro en momentos inesperados. Saint Maud es otra de las película indispensables de este aciago 2020.
 

¿Qué te ha parecido la película?

8.5

Puntuación

8.5/10

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: