68 SSIFF. Perlak. Crítica de ‘El agente topo’: Divertida, emotiva, original y absolutamente humana

Las críticas de José F. Pérez Pertejo en el 68 SSIFF: 
El agente topo
 

Durante los últimos meses, las dramáticas consecuencias vividas por la pandemia Covid 19 han puesto sobre la mesa la situación de las residencias de ancianos en las que se han producido auténticos dramas, con cifras espeluznantes de mortalidad y un endurecimiento de las condiciones vitales al tener que restringir por razones epidemiológicas el régimen de visitas o salidas al exterior de los residentes. Pero lo que el coronavirus ha hecho no ha sido más que destapar determinadas carencias que vienen de tiempo muy atrás y que, si algo bueno hemos de sacar de tanta desgracia, tal vez sirva para que se replanteen muchos de los aspectos sociales y sanitarios que han demostrado ser más que deficientes.

Este tema sirve para ubicar la localización y los personajes de El agente topo, una insólita película que participó en el pasado Festival de Sundance y que es ahora presentada en la sección Perlak del presente Festival de San Sebastián. Es relativamente frecuente encontrar películas de ficción filmadas y montadas en clave de falso documental pero es muy inusual encontrarse con lo contrario, esto es justamente lo que ha hecho la documentalista chilena Maite Alberdi con su cuarto largometraje: escribir, filmar y montar un documental planteado como una falsa ficción. El resultado es una película inteligente, divertida, entrañable y rebosante de humanidad sin caer nunca en el ternurismo facilón o el tono lacrimógeno.

Rómulo es un investigador privado al que una mujer contrata para indagar sobre las condiciones en las que vive y es tratada su madre en la residencia de ancianos San Francisco. Como conseguir esa información de primera mano es absolutamente imposible sin estar dentro, Rómulo plantea un casting entre varios ancianos para infiltrar a uno en el interior de la residencia durante tres meses y que cada día le haga un informe diario grabando vídeos con cámara oculta y enviándole notas de voz cada noche sobre cómo se encuentra la madre de su clienta. Tras el divertidísimo proceso de selección en el que se ponen a prueba las habilidades de los candidatos con la tecnología y se les enseña a usar algunos gadgets dignos de películas de 007, el finalmente elegido resulta ser un entrañable octogenario de nombre Sergio cuya llegada al geriátrico supondrá una auténtica revolución entre su nutrido público femenino.

Maite Alberdi sabe perfectamente lo que quiere conseguir y coloca la cámara en los lugares adecuados dejando que los residentes hagan el resto con muy pocas nociones de guion. El trabajo de Sergio Chamy (no me atrevo a llamarlo interpretación) es un derroche tal de naturalismo, autenticidad y bonhomía que resulta imposible no dejarse cautivar por la persona/personaje sobre el que gravita la película. El agente topo es básicamente un documental que se construye a partir de los vínculos que Sergio va construyendo con cada una de las residentes pero sin perder nunca su vocación de película de espías.

La sabia dosificación de momentos cómicos (algunos muy divertidos) con otros emotivos hacen que en conjunto estemos ante una película con todos los ingredientes de lo que se ha venido en llamar “feel-good movie”; hay un fondo de tristeza continuamente matizado por la vitalidad de unas personas de carne y hueso que añoran el pasado pero lo combaten con poesía, música y enamoramientos tardíos. La limpieza de la mirada de Maite Alberdi es absoluta, no hay edulcorante alguno, la cámara se posa sobre los rostros de los ancianos sin aliviar los estigmas que el paso del tiempo ha dejado sobre sus rostros, sus cuerpos, su memoria o sus sueños, pero tampoco hay ningún encarnizamiento en mostrar la decrepitud o la enfermedad de una manera innecesariamente morbosa.

Pequeña gran película esta El agente topo que conseguirá arrancar carcajadas y derramar lágrimas desde la inusitada honestidad de su propuesta.


¿Qué te ha parecido la película?

 

8

Puntuación

8.0/10

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: