Crítica de ‘Mujercitas’: Una carta de amor a Louisa May Alcott

Las críticas de Cristina Pamplona “CrisKittyCris”
Mujercitas

Hay ciertas obras literarias que se prestan una y otra vez a adaptaciones ya sean cinematográficas o televisivas. Son incontables las versiones de “David Copperfield” o “Cuento de Navidad” de Charles Dickens. La obra completa de Jane Austen se ha revisitado una y otra vez, como pudimos comprobar en nuestro especial. Si se trata de literatura norteamericana, sin duda esa obra es “Mujercitas”. Más de quince versiones, entre películas, miniseries e incluso animes, han adaptado la historia de las hermanas March. Esta vez es la directora Greta Gerwig la que nos ofrece su lectura y versión de esta inmortal y deliciosa obra.

Mujercitas es la obra cumbre de la novelista Louisa May Alcott. En ella la autora recreó recuerdos de su propia infancia en la ciudad de Concord, junto a sus tres hermanas. Es difícil no conocer ya el argumento. Las hermanas March, Meg, Jo, Beth y Amy, viven en su pequeño pueblo de Massachusetts junto a su madre Marmee, mientras su padre se encuentra sirviendo en el ejército unionista durante la Guerra Civil. Las hermanas ocupan sus días entre juegos, teatrillos y ayuda a los desfavorecidos. Cada una de ellas aporta algo a la familia. Meg es sensata. Beth bondadosa. Amy alegre. Y Jo, nuestra protagonista, intrépida e independiente. El día que un joven de buena familia, Lawrence, se muda al caserón vecino, la vida de las March rompe con su monotonía y todo empieza a cambiar. A lo largo de las alegrías y tragedias de la familia, vemos a las hermanas crecer y abandonar, unas con más resistencia que otras, su ideal infancia.

Mujercitas es una de esas obras cinematográficas en las que un buen reparto te ensambla toda la película. En 1933 Mervyn LeRoy dirigió la primera versión sonora de la obra con Katherine Hepburn como Josephine March. Sin embargo, fue una década después cuando se estrenó la que se convirtió en la gran primera adaptación de la novela con una espléndida June Allyson como Jo y, acompañándola, nada más y nada menos que Elizabeth Taylor, Janet Leigh y Margaret O’Brien como sus hermanas, y la dama del teatro Mary Astor como Marmee. De esta versión fallaba un mediocre Peter Lawford como Laurie.

A esta le siguieron innumerables Mujercitas para televisión, incluido el anime en 1981, dirigido por Kazuya Miyazaki. Pero es en 1994 cuando se estrena una de las versiones más recordadas de la novela. La directora Gilliam Armstrong (Charlotte Gray, Oscar y Lucinda) dirigió un reparto de lujo que incluía a Winona Ryder como Jo y a Christian Bale como Laurie. La película enamoró a crítica y público y se convirtió en la versión favorita de toda una generación.

En estos dos últimos años hemos tenido dos nuevas adaptaciones. Una para la cadena PBS, con Maya Hawke, Emily Watson y Angela Lansbury entre las caras más conocidas. Y por último la versión que llega esta Navidad a nuestras salas, dirigida por Greta Gerwig (Frances Ha, Lady Bird).

Gerwig, fan desde niña de la novela de Alcott, ha sabido mezclar en su guion la fidelidad a la obra original con su propia lectura. Para la directora, la infancia no se recuerda, sino que te acompaña a lo largo de toda la vida. De ese modo, en esta nueva Mujercitas nos movemos entre dos momentos, la infancia feliz de las March y su situación siete años después, con continuas idas y venidas entre pasado y presente.

Si Josephine March es un alter ego de la propia Alcott, Greta Gerwig ha querido enfantizar esta relación con detalles de la propia experiencia de la autora y de cómo vivió la publicación de su obra más famosa.

Para interpretar a la protagonista, Gerwig ha contado con Saoirse Ronan, con quien ya trabajo en Lady Bird. Ronan es una magnífica Josephine March, si bien no está entre sus papeles más destacados. También se rencuentra con Timothy Chalamet, quien interpreta a Laurie. Un Laurie algo taciturno que recuerda más al de Christian Bale que al de Perter Lawford.

El resto de las hermanas March están interpretadas por Emma Watson, Eliza Scalen y Florence Pough. Watson, a quien personalmente siempre he encontrado algo limitada, ofrece una interpretación contenida y perfecta para la sensata Meg. Eliza Scalen, a quien conocimos como la manipuladora y perversa Amma en la serie Heridas abiertas, es, con permiso de Claire Danes y Margaret O’Brien, la mejor Beth hasta la fecha. Con Amy, sin embargo, hay un problema. Florence Pough es una perfecta Amy en su veintena, pero la actriz está crecidita para interpretar el papel siete años antes. Esto se solucionó en la versión del 94 con dos actrices, Kirsten Dunst y Samantha Mathis, como Amy niña y adulta respectivamente.

Cabe destacar a los secundarios. Laura Dern ofrece una Marmee mejor desarrollada que en versiones anteriores. Meryl Streep, Bob Odenkirk y Chris Cooper terminan de colorear el reparto de personajes.

Como ya ocurriese con las versiones anteriores, Mujercitas exige un trabajo de fotografía, arte y música en perfecta sintonía. Si la versión de 94 recuerda a las postales navideñas victorianas, esta nueva versión ha buscado sus referencias en el arte de la costa este del siglo XIX. Gerwig cita a Winslow Homer o Lilly Martin como los artistas a los que recurrió su directora artística, Claire Kaufman, a la hora de crear espacios. Toda esa belleza está acompañada por la música del dos veces oscarizado Alexander Desplat,  quien compone una hermosa banda sonora que ya se ha postulado a un Golden Globe para la próxima ceremonia.

Esta nueva adaptación de Mujercitas es tierna, inteligente y visualmente preciosa. Greta Gerwig ha dirigido una carta de amor a la novela que descubrió de niña y le acompañó hasta su madurez. “Empecé a escribir porque Louisa May Alcott escribía” dice la directora, y esa deuda se la devuelve con intereses con una lectura que cambia la estructura narrativa de la novela, pero se mantiene fiel a ella. Sin duda, la adaptación que enamorará a una nueva generación.


¿Qué te ha parecido la película?

8

Puntuación

8.0/10

3 comentarios en “Crítica de ‘Mujercitas’: Una carta de amor a Louisa May Alcott

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: