64 SEMINCI. III Encuentro de Mujeres Cineastas

La 64ª Semana Internacional de Cine de Valladolid (Seminci) ha acogido en sus dos primeras jornadas el III Encuentro de Mujeres Cineastas, una iniciativa que ha reunido a 20 mujeres directoras (Alauda Ruiz De Azúa, Ana Schulz, Anxos Fazáns, Belén Funes, Carla Simón, Celia Rico, Elena Martín, Elena Molina, Irene Moray, Josefina Molina, Laura Ferrés, Laura Jou, Leticia Dolera, Lucía Alemany, María Elorza, Marina Lameiro, Nayra Sanz, Nely Reguera, Pilar Palomero y Concha Gómez), y tras la que están la Seminci y Caimán Cuadernos de Cine con la colaboración de CIMA.

Siete de las cineastas (Patricia Ferreira, Concha Gómez, Anxos Fazans, Carla Simón, Nely Reguera, Alauda Ruiz de Azúa y Elena Molina) estuvieron hoy en representación de las demás en la Mesa Redonda “El desafío de la primera película”, moderada por Jara Yáñez.

Durante varias jornadas consecutivas de conversaciones a puerta cerrada, las cineastas han llevado a cabo un análisis de la situación a partir de los datos objetivos recogidos en el informe aportado por Concha Gómez, autora desde la Universidad Carlos III del documento de partida en cada edición del foro, en lo que Carlos Heredero, director de Caimán Cuadernos de Cine, calificó de “dos días de debate súper productivo”.

Las mujeres realizadoras, durante la presentación de las conclusiones, han resaltado algunos de los datos del informe, que refleja que entre 2.000 y 2.018 se realizaron en España 3.358 largometrajes, y solo 393 de ellos (12%) estuvieron dirigidos por mujeres. Y ante la duda de si estos datos generales podrían cambiar sustancialmente si se pusieran en relación con determinadas horquillas de edad, como las generaciones más jóvenes, otro dato arroja luz al respecto: de esos 393 largometrajes, 304 corresponden a primera y segunda película.

En palabras de Carla Simón “resulta alarmante que las mujeres no consoliden sus carreras”, y tanta importancia ha tomado este punto, que un encuentro titulado “El desafío de la primera película” se ha desviado hacia la dificultad de llegar a hacer una tercera película.

En casi una década (entre 2.010 y 2.019) la Academia de Cine solo ha reconocido como candidatas a mejor película documental a seis mujeres, ninguna de ellas debutante, y eso en el apartado de respaldo profesional, pues en lo que respecta a presupuestos, las cifras reflejan una desigualdad increíble: el presupuesto medio de las películas dirigidas por mujeres es de 1.452.000 euros, casi la mitad que la media de películas dirigidas por hombres, que se sitúa en 2.726.000.

Leticia Dolera aseguró desde el público que “ningún productor te va a decir que no te apoya económicamente porque, por ser mujer, no confía en ti, por eso es necesario partir de las cifras”, y entre las diez conclusiones de las mujeres cineastas destaca la reivindicación de contemplar sus trabajos con una perspectiva de diversidad y no tanto de género.

Obviamente, para llegar a una situación más equitativa con la realidad profesional solicitan medidas de discriminación positiva en los baremos de puntuación para la obtención de ayudas públicas, reivindican paridad en los comités de selección, dirección y composición de los jurados de los festivales o exigen que las medidas contempladas en el estatuto del artista de 2.018 se cumplan y se desarrollen.

David Pérez "Davicine"

Informático de profesión, cinéfilo de afición. Bloguero, tuitero y todo lo que me permita comunicarme. En mis ratos libres escribo en esta web, y me dejo ver en RTVCyL. Twitter e IG: @davicine79.

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: