‘La banda’: Entrevista a Roberto Bueso, Gonzalo Fernández y Charlotte Vega

Este viernes, 21 de junio, llega a los cines La banda, ópera prima de Roberto Bueso que pudimos ver en el certamen Lo que viene de Tudela de Navarra, donde también charlamos con su director y los protagonistas, Gonzalo Fernández y Charlotte Vega.

Rodada en Valencia y Londres, La banda supone el debut en el largometraje de Bueso, que con su primer cortometraje La noche de las ponchongas participó en numerosos festivales internacionales y fue premiado, entre otros, en el Festival de Cortometrajes de Versión Española y recibió el premio fin de carrera de la ECAM.

El director comenta sobre la historia, y lo duro que es hacerse mayor:

Para mi es una historia de iniciación, el protagonista vuelve de Londres donde lleva unos meses sintiendo cosas que no sabe catalogar y tiene que volver a resolverlas a Valencia, una serie de cuentas pendientes, siendo ese el proceso de madurez que todos pasamos alguna vez, y me ha lanzado a escribir.

Sobre cuánto hay de él en la película, Bueso nos comenta:

En mi caso ya me pasaba en la escuela, necesito contar cosas que conozca y me resulten familiares, dándome esa sensación de que estoy legitimado para contarlas, y que para defenderlas después debes conocerlas. Pero no es una autobiografía en sentido estricto, no intentaba contar mi vida.

Aunque la historia se centra en Edu, todos tienen alguna cuenta pendiente, y el director y guionista comenta:

Creo que era el mensaje, lo están viviendo a la vez. A mi me ocurrió que en mi pandilla todos comenzamos a la vez a estar raros, empezó a propagarse como el bostezo. Era bonito darle a cada personaje algo, aunque alguno fuera mas elemental, pero a su manera servía para quitar gravedad.

Originalmente era Tornar a Casa, y sobre el cambio del título, Roberto comenta:

El título nos gustaba mucho, ya la llamábamos así a la película. Luego la idea de cambiarlo a La banda, que también tiene sentido, era por necesitar un título que fuera igual en valenciano que en castellano. Al principio era un título de Work in Progress, pero no sentía que tuviera el título final, y al surgir La banda me pareció perfecto.

Los personajes tienen casi tanto peso como las bandas municipales de Valencia, y Bueso nos habla sobre la relevancia de la música:

Creo que he escrito desde la envidia sobre las bandas, soy un melómano empedernido, me encanta la música y creo que he sido un músico frustrado. Cuando pensaba en lo que ocurría en la historia, necesitaba una profesión que pudiera tener algo que ver con lo que estaba haciendo, al menos sentimentalmente, y di con esto que ocurre en Valencia, además de una manera que no tiene parangón. En España el 50% de los músicos son valencianos, y los valencianos necesitamos amor propio, y es un legado cultural increíble que hay que defender y llevar por bandera.

Sobre la escritura de la historia:

Fue la parte que peor lo he pasado. El rodaje era la parte que más miedo tenía, pues era todo muy grande, tanto equipo, pero al final la disfruté mucho. El guion me costó mucho arrancar. Era la primera película, sabía la gente que tenía detrás… tuve que quitarme muchos complejos y desembarazarme de muchas inseguridades y miedos, y arranqué un proceso largo, pero al ver la historia fue muy rápido. La escritura pura y dura fue rápida, escrita de seguido al tener los personajes en la cabeza.

El reparto es una parte importante y nos transmite mucho. Sobre el proceso de casting, Roberto comenta:

La verdad es que me pasó con el proyecto final de carrera, con el corto cogí chicos que nunca habían actuado y quise repetirlo en esta película. Queríamos músicos, queríamos transmitir verdad y conocer esta verdad que íbamos a retratar. Fuimos a buscar a los cuatro chicos que componen la pandilla directamente al entorno de federaciones musicales.

Y hablando del reparto, unimos a la conversación a los protagonistas, presentes en esta entrevista. Gonzalo Fernández, el encargado de dar vida a Edu, es músico y óptico, y fue el elegido para dar vida al protagonista sin tener experiencia en la interpretación. Sobre la música, Gonzalo comenta:

En Valencia la música está muy arraigada y es una realidad. Yo soy de un pueblo muy pequeño, Chelva, 1.400 o 1.300 habitantes, y que hayan formado parte de la banda podrían ser el 80% de la población. Nací en Madrid pero luego me fui a vivir allí. Mis padres lo vieron como algo maravilloso, la manera no profesional pero sí muy serie de vivir la música.

En relación al casting, el joven protagonista declara:

El casting me llegó por un anuncio que ponía que solicitaban músicos para una película. Pensaba que era para figurante y no sabía qué hacer, pero sentí curiosidad y me presenté. Pensaba que iría con un clarinete, me darían un bocadillo y 20 euros y vería como se hace cine. Fui a la entrevista, y a los pocos días me dijeron que tenía que hablar con Roberto, el director, y la primera vez que nos vimos no me contó nada de la película, me contó su vida, me preguntó por la mía con una cerveza. Cuando acabó la reunión me dio una separata, me dijo que me la aprendiera, y que nos viéramos la semana que viene. Grabamos una escena en una iglesia, y así semana a semana, con mentirijillas, me iba dando cuenta que era para el papel protagonista, pero él siempre me decía que no, que no me preocupara, que era secundario… Fue un proceso de casi dos meses, y se acercó a la óptica para darme noticias, y fue allí donde comenzó con mentiras, pero al final me comentó que me daban el papel protagonista.

El personaje de Edu tiene mucho de Gonzalo tal y como comenta el actor:

Hay mucho de Gonzalo en Edu y está buscado. Desde el principio Roberto me dijo de Edu que no sabemos cómo es, y entre los dos lo íbamos a construir. Y como no soy actor profesional no puedo hacer de psicópata, así que me dijeron que hiciera de mi o saldría mal. Hago más tonterías que Edu, pero si tengo esa timidez y ese ser un poco romanticón. Incluso la relación con los padres.

Cambiando al personaje de Charlotte Vega, con sus propios problemas interiores, ella comenta:

Todos se apoyan mutuamente, se ayudan a encontrarse a si mismos. Alicia se encuentra en un momento en el que necesita reafirmar si está en el camino correcto de la vida, en el que se cuestiona las decisiones que ha tomado hasta el momento. Edu representa el “Y si se hubiera ido lejos,” “Y si se hubiera ido a trabajar fuera” o perseguir otro sueño, por eso quiere estar con él. Gracias a esto ella se encuentra a si misma y su camino. Ella se da cuenta que es feliz.

Sobre los caminos de cada personaje, y lo que necesitan, Charlotte afirma:

Ella está en un momento de duda, quiere probar y estar con él, no tanto a nivel romántico sino lo que representa. Ella se da cuenta que tiene que despedirse de ciertas cosas para seguir avanzando y madurando de la misma manera que Edu debe enfrentarse a ciertas cosas para volver a perseguir su sueño en Londres. Hay cosas muy parecidas entre los personajes y a la vez tan distintas, pero se ayudan.

Os recordamos que este viernes llega a los cines, y tenéis nuestra crítica aquí.

David Pérez "Davicine"

Informático de profesión, cinéfilo de afición. Bloguero, tuitero y todo lo que me permita comunicarme. En mis ratos libres escribo en esta web, y me dejo ver en RTVCyL. Twitter e IG: @davicine79.

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: