Crítica de ‘Jaulas’: Pájaros que no vuelan

Las críticas de José F. Pérez Pertejo: 
Jaulas 
 

Jaulas supone el debut en el largometraje del sevillano Nicolás Pacheco tras cinco cortometrajes que no he tenido ocasión de ver. Desconozco si en estos cortometrajes Pacheco ha ido apuntando rasgos de un estilo propio que parece querer asomar en su película y que, a pesar de que le falta mucho por madurar, apunta prometedoras maneras.

El cine español ha visto nacer durante los últimos años a toda una generación de directores, con una impecable formación técnica, que tras foguearse convenientemente en las televisiones han dado el salto al cine  (o han combinado ambos medios) demostrando que filman extraordinariamente bien, que saben contar una historia y que conocen los mecanismos de la industria mejor que todas las generaciones de cineastas españoles hasta la fecha, pero ninguno (Bayona es la excepción) ha demostrado estar en posesión de un estilo propio, de una mirada particular que haga que uno reconozca al director con solo ver un minuto de película como ocurre, por ejemplo, con el cine de Almodóvar o de Víctor Erice. Por poner un ejemplo, Rodrigo Sorogoyen o Dani de la Torre me parecen magníficos directores pero difícilmente distinguibles.  

A Nicolás Pacheco se le adivinan al menos intenciones de querer tener un tono propio y se advierten en su película algunas referencias (que no influencias, ojo) al cine de Kusturica tanto en lo narrativo como en la construcción (y caracterización) de personajes y en la utilización de una música vitalista con la que evita caídas de ritmo cuando la narración podría caer en tiempos muertos.

Situado en una barriada marginal de algún lugar de Andalucía, la película parte de un ambiente un poco claustrofóbico a pesar de los espacios abiertos, una microsociedad de vecinos que tiene como referente a un dictadorzuelo barato llamado Canario que se permite tomar las decisiones por todos y tratar a todo el mundo con desdén cuando no violencia física. A partir de la venta de los terrenos de la barriada para promociones inmobiliarias al uso, los personajes se disgregan y Pacheco fija su mirada fundamentalmente en tres personajes que ponen tierra de por medio, Concha (Estefanía de los Santos) que es la esposa del Canario, su hija interpretada por la joven Marta Gavilán y su hermano Antoñito con una notable creación de personaje por parte del coreógrafo y bailarín malagueño Manuel Cañadas.

La llegada a un nuevo pueblo servirá para la aparición de nuevos personajes, la hermana de Concha recién enviudada (Belén Ponce de León), un pintoresco panadero interpretado por un impagable Antonio Dechent que vive con su poco agraciada hija y un muchacho rumano a la deriva (Stefan Mihai) al que todo el mundo maneja a voluntad.

De la notable creación en el guion de todos estos variopintos y peculiares personajes y de los sobresalientes trabajos interpretativos de todo el reparto extrae Nicolás Pacheco la fuerza suficiente para suplir las carencias argumentales de una historia que de ser contada con personajes convencionales y con una concepción creativa más plana no daría para mucho. Resulta también meritoria la inteligente y medida utilización del humor por parte de su director que, sin caer nunca en el astracán, alivia tensión y otorga un punto de luz y optimismo a la fatalidad que preside las vidas de unos personajes que a fuerza de haber estado toda su vida encerrados en jaulas no han olvidado volar, pero han olvidado que saben y pueden hacerlo. 

Sin parecerme especialmente brillante, Jaulas me ha despertado la suficiente curiosidad como para intentar ver los cortometrajes anteriores de su director e interés por saber por donde evolucionará su filmografía, cosa que no me ocurre muy habitualmente con los nuevos directores.


¿Qué te ha parecido la película?

Crítica de ‘Jaulas’: Pájaros que no vuelan
Sin puntuación

 

6

Puntuación

6.0/10

También te puede interesar

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.