Crítica de ‘Dogman’: La vida es fea

Las críticas de José F. Pérez Pertejo: 
Dogman 
 
El director italiano Matteo Garrone hace ya diez años que, con Gomorra, puso un pie firme en el panorama cinematográfico mundial alcanzando los merecidísimos parabienes de público, crítica y premios cinematográficos internacionales. Rezumaba aquella película una violencia brutal que, en todo momento, surgía de un modo natural del gélido retrato de la Camorra napolitana y su control sobre la vida de la gente en Nápoles y Caserta.

No tengo claro en ningún momento cuál es la pretensión de Garrone en Dogman, su más reciente largometraje, una película a la que nada más comenzar se le ven las intenciones de ser deliberadamente fea, exageradamente sórdida e innecesariamente violenta. Localizada en una barriada suburbial en un pueblo indeterminado (en realidad ha sido filmada en Castel Volturno, un pueblo de Nápoles) en el que una pequeña comunidad vive con sus pequeños negocios en una vecindad es la que es inevitable conocerse y convivir. Uno de estos vecinos es Marcello (Marcello Fonte), un alfeñique de rostro peculiar y mirada bobalicona que regenta un pequeño negocio de guardería de perros con servicio de peluquería y demás cuidados estéticos caninos. De ahí el título Dogman, no se vayan a pensar que es otra película de superhéroes.

El aspecto del negocio no puede ser más decadente, si yo tuviera perro puedo asegurar que es el último lugar al que le llevaría, el local está sucio, las perreras oxidadas y los utensilios viejos. Al lado del de Marcello hay un comprador de oro, y en la esquina una especie de pub. Los propietarios y vecinos viven con cierto sentido de comunidad y tan solo un personaje parece romper la aparente armonía, Simone, una bestia de manual, uno de estos tipos que tienen el cuello del diámetro de la cabeza y que ejercen una fuerza bruta descomunal a la mínima que se les lleve la contraria.

Puesto que la potencia visual de Matteo Garrone es incuestionable, puede que el gran problema de Dogman surja de la incoherencia de un guion escrito a ocho manos por el propio director junto a Ugo Chiti Maurizio Braucci y Massimo Gaudioso. Muchas de las situaciones carecen de consistencia y minan la credibilidad, las relaciones entre los personajes están insuficientemente explicadas, especialmente entre Marcello y Simone, o, mejor dicho, la fascinación que Marcello siente por Simone. Hace todo lo posible por complacerle, le consigue droga, le saca de apuros y se mete en graves problemas por su culpa sin recibir nada a cambio. Por otro lado, Marcello tiene una hija a la que adora (que una niña tan guapa sea hija de este sujeto solo puede explicarse por un milagroso capricho de las leyes de la genética) y con la que cuando puede se escapa de vacaciones a practicar submarinismo (la explicación sobre como consigue el dinero para tan cara afición en medio de la miseria en la que vive es más que peregrina).

A partir de mediado el largometraje, tras un hecho fundamental en la vida de Marcello, todo se vuelve cada vez más estrambótico, sus decisiones son cada vez más absurdas y su comportamiento más inexplicable. Asisto aturdido a la espiral de despropósitos sucesivos que llevan el film hasta el delirio, aderezado en el último tercio del film por una violencia superlativa y totalmente gratuita que llega a rozar los límites con el gore en más de un momento. Diría que el actor Marcello Fonte hace un buen papel y así debe ser pues recibió el premio de interpretación en Cannes, pero su físico tan peculiar me hace albergar serias dudas de que no sea en la vida real tal y como aparece en la película.

Dogman es una película fallida y es una lástima porque su director tiene sobrado y demostrado talento para hacer cine del bueno y así sería si consiguiese manejar una tendencia al exceso y el absurdo que ya lastró su anterior film El cuento de los cuentos. Quizá lo más destacable del film sea la dirección de fotografía de Nicolai Brüel al servicio de la fealdad con la que Garrone ha querido revestir a su película. 


¿Qué te ha parecido la película?

Crítica de ‘Dogman’: La vida es fea
Sin puntuación

4

Puntuación

4.0/10

También te puede interesar

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.