Crítica de ‘Mamá y papá’: Brillante ida de olla

Las críticas de David Pérez “Davicine”Mamá y papá

Tras su paso por el Midnight Madness del Festival de Toronto y las secciones oficiales de los festivales de Sitges, Nocturna Madrid, Terror Donostia, Fancine Málaga y Terror Molins de Rei, A Contracorriente Films estrena Mamá y papá en nuestro país, y no podemos más que quitarnos el sombrero ante tan valiente decisión, pues no es una película fácil de “vender” pero que seguro que todo el que la vea la disfrutará.

Se trata de un thriller escrito y dirigido por Brian Taylor, responsable del díptico Crank: Veneno en la sangre y Crank: Alto voltaje, sobre una epidemia en forma de locura que hará que los padres ataquen a sus hijos sin motivo aparente.

En Mamá y papá, una misteriosa epidemia en forma de locura masiva de origen desconocido provoca que los padres ataquen violentamente a sus hijos. Carly Ryan, de 16 años, y su hermano Joshua, de 9, se encuentran atrapados en su propia casa y deben sobrevivir durante 24 horas. Durante ese tiempo, deberán resistir velando por sus vidas y, a la vez, evitando matar a las dos personas en quienes más confiaban: su madre y su padre.

Ante tal locura de premisa, está claro que más de uno dudará si se trata de una comedia o una película de terror, y sabiendo que detrás de todo esto se encuentra el responsable de ver como Jason Statham se pasa dos películas evitando que la adrenalina le baje, también muchos pueden pensar que es una película de acción. Pues para alegría de todos podemos decir que es una comedia con toques de terror y mucha acción, pues no faltarán las risas mientras vemos asesinatos despiadados y huidas sin tregua.

Quizás el público que más disfrute con esta película sea el habitual de las producciones de serie B o las películas de matanzas, pero no sólo buscan llenar la pantalla de sangre, sino que además junto a esa trama nos encontramos un mensaje para hacernos reflexionar sobre nuestras propias identidades, tan perdidas en el momento de la llegada de los hijos. Es sorprendente como Brian Taylor logra que salgamos reflexionando sobre muchas de las citas de Mamá y papá mientras en nuestras retinas todavía quedan reflejos de la sangre vertida por los jóvenes de la película.

Nicolas Cage (La búsqueda) y la actriz estadounidense Selma Blair (Hellboy), a quien recientemente hemos visto en la serie American Crime Story: The People Vs. O.J. Simpson como Kris Jenner, son los padres infectados por la epidemia que atacarán a sus hijos, y aquí es donde nos encontramos con otro punto a favor de la película. Pocas veces hemos visto tan necesario que Nicolas Cage interprete a un personaje histriónico como él mismo nos tiene acostumbrados, pues encaja perfectamente sus gestos con los de un padre maníaco que solo ansía matar a sus dos hijos. Sí, en ocasiones sobreactúa, pero realmente no sabemos como debería comportarse un padre en una situación así, y a partir de ahora creo que ya nos lo podemos imaginar. Claramente estamos ante una de las mejores interpretaciones del actor en los últimos años, por no decir décadas. Por su parte, Selma Blair es la más tranquila de este matrimonio que se replantea los motivos por los que han tenido hijos mientras buscan lo más afilado que tengan a mano para matarlos, y  nos ofrece un personaje muy completo y complementario al de Cage, pues por ella vemos todas las fases por las que un padre puede pasar hasta llegar a su necesidad de matar… La química de Cage y Blair inicialmente es entretenida y se torna vertiginosa, consiguiendo gracias a sus diálogos y la dirección resaltar lo mejor de ambos actores. Y no podemos olvidarnos de los hijos de ambos, pues tienen una gran parte de protagonismo dado que la película “se centra” en su huida e instinto de supervivencia, pero cuando tienes a Cage en estado de gracia, el resto de actores quedan totalmente eclipsados, y sencillamente podemos decir de ellos que cumplen con lo que se espera de sus personajes.

Con todo esto no puedo dejar de recordar que estamos ante una de esas películas “de culto” casi automáticamente, sobre todo para los amantes de las comedias de terror. Muchas películas actuales tienen tan sólo un par de momentos reseñables, y aquí obviamente destaca la escena con Cage cantando “The Hokey Pokey”, pero a continuación nos ofrecen unas reflexiones impecables sobre la paternidad, y enlaza con otra escena con valor propio… y así podríamos estar encadenando escenas memorables, algo muy difícil de conseguir en el cine de hoy en día, y menos aún en este género. Y estas escenas son fruto de un guion sencillo, pero efectivo, de unas interpretaciones sorprendentes y una ambientación perfecta, que mezcla la angustia de estar encerrado en tu propia casa con unos planos exteriores magníficos para mostrarnos las consecuencias de esta epidemia.

Pero en Mamá y papá no solo tenemos “The Hokey Pokey”,  destaca también por una completa banda sonora, que nos ofrece desde “La Mer” de Debussy hasta pistas de punk de Reagan Youth, con referencias a los 80 gracias al dúo pop Roxette y su tema “It Must Have Been Love”, y es que muchos de los padres de hoy son los jóvenes de los 80, y no podían evitar darles este pequeño homenaje. Un popurrí de temas de los más variopinto que nos acompañan en muchas de las escenas donde no podemos dejar de reír a pesar de la gravedad de lo que vemos, y  ayudan a hacer más distendidas las escenas de agónicas muertes.

No hay duda que Brian Taylor es un director y guionista atípico dentro del cine actual, y su segunda colaboración con Cage después de Ghost Rider: Espíritu de Venganza parece destinada a consagrar su relación. Lo mejor que se puede decir de una película es que lamentas que termine, y con Mamá y Papá nos iremos con la sensación de necesitar más metraje. Si lo que buscamos es una comedia oscura y alocada, donde todo parece que encaja a la perfección sin necesidad de recibir explicaciones, esta es nuestra película, y no hay que sentirse mal por disfrutarla.


¿Qué te ha parecido la película?

Crítica de ‘Mamá y papá’: Brillante ida de olla
4 (80%) 1 vote

7.5

Puntuación

7.5/10

También te puede interesar

David Pérez

Informático de profesión, cinéfilo de afición. Bloguero, tuitero y todo lo que me permita comunicarme. En mis ratos libres escribo en esta web, y me dejo ver en RTVCyL. Twitter e IG: @davicine79.

Un comentario sobre “Crítica de ‘Mamá y papá’: Brillante ida de olla

  • el 31 agosto, 2018 a las 00:14
    Permalink

    Pues habrá que verla porque pinta interesante

    Respuesta

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.