Evento ‘Asesinato en el Orient Express’: historia sobre vía férrea

El tren es, sin duda, el medio de transporte más romántico y evocador que existe. Es el traqueteo, el paisaje desde la ventana, el ambiente coral, la velocidad pegada al suelo. Ha avanzado hasta convertirse en un medio de transporte rápido y funcional, pero en el imaginario sigue apareciendo ese tren calmado que hace que el propio trayecto parezca un destino. “Confíe en el tren, pues es le bon Dieu quien lo conduce”, dice Hercules Poirot en “El misterio del tren azul”. Agatha Christie situó sus crímenes en este medio de transporte en varias ocasiones con sus dos personajes más importantes: el famoso detective belga y la encantadora Miss Marple, pero la más célebre de estas obras es “Asesinato en el Orient Express”.

La novela se convierte nuevamente en película de la mano del actor británico Kenneth Branagh que se hace cargo de la batuta mientras se reserva el papel protagonista. Con motivo del estreno, 20th Century Fox ha celebrado un evento en el Museo del Ferrocarril de Madrid que nos ha permitido acercarnos un poco más a esos trenes de la primera mitad del siglo XX que disponían del lujo de un hotel mientras recorrían Europa.

                         

                          

Aunque el museo, situado en la antigua estación de Delicias, es un paseo cronológico por la historia de este medio de transporte, nuestra visita se ha enfocado en aquellos coches que más se acercan a los que disponía el famoso tren que unía París con Estambul, entre los que se encuentra el reservado para la cafetería y restaurante del museo, del que se puede disfrutar todos los días del año, a excepción de los tres que el museo permanece cerrado, para probar su menú o sencillamente sentarse a tomar un café soñando que eres la señorita Debenham.

De la mano de su director, Carlos Abellán, hemos podido aprender un poquito más de la historia del tren en nuestro país, además de ser testigos de la cantidad de actividades interactivas que ofrece, desde talleres y dramatizaciones didácticas, al ya clásico “Tren de la Fresa” que una vez al año une Madrid con Aranjuez, y otra serie de eventos que tienen lugar en la estación como la Feria de juguetes y cómics o el Mercado de Motores. Todo ello convierte este museo en una visita obligada en la capital.

El museo se suma, además, a la promoción de la película Asesinato en el Orient Express, que se estrena el viernes 24 de noviembre, con una exposición temporal que podrá visitarse hasta el 3 de diciembre y que recoge vestuario de la época en la que se ambienta la historia (mediados de los años veinte) y objetos originales de la Wagon-Lits, compañía a la que pertenecía el Orient Express. El plan perfecto tras una tarde de cine.

                         

                         

Las piezas de vestuario van desde vestidos de noche y de paseo, trajes de caballero con alzacuellos pasando por accesorios y complementos, todo ello acompañado de los bocetos originales de la película y rodeado de un entorno único, ya que el Museo del Ferrocarril de Madrid conserva un coche restaurante llamado “Prestige” que data de los años 20 y que está fabricado por la Compagnie Internationale des Wagons-Lits (CIWL) como el famoso convoy de la novela en la que se basa la película.

Agatha Christie decía en su autobiografía que viajar en tren era, en realidad, ver la vida. Así que os animamos a verla como ella la veía: llena de misterio y lujo, sumergiéndose en un crimen del que es espectador un paisaje fugaz.

Desde Noescinetodoloquereluce agradecemos a 20th Century Fox España y al Museo del Ferrocarril el pasaje.

También te puede interesar

Deja un comentario