Crítica de ‘Liga de la Justicia’: La película que los fans de DC necesitábamos

Las críticas de David Pérez “Davicine”: Liga de la Justicia

Esta nueva aventura cinematográfica es “el más difícil todavía” de Warner Bros donde han unido a una gran cantidad de personajes de DC Cómics manteniendo el estilo luminoso recreado en Wonder Woman, alejándose de la oscuridad y pesimismo de El hombre de acero y Batman v Superman: el amanecer de la Justicia, y aderezando todo con toques de clásicos como Batman de 1989 y Superman de 1978.

En Liga de la Justicia, motivado por la fe que había recuperado en la humanidad e inspirado por la acción altruista de Superman, Bruce Wayne recluta la ayuda de su nueva aliada, Diana Prince, para enfrentarse a un enemigo aún mayor. Juntos, Batman y Wonder Woman se mueven rápidamente para encontrar y reclutar un equipo de metahumanos para combatir esta nueva amenaza. Pero a pesar de la formación de esta liga de héroes sin precedentes – Batman, Wonder Woman, Aquaman, Cyborg y El Flash—puede que sea demasiado tarde para salvar el planeta de una amenaza de proporciones catastróficas.

Dirigida por Zack Snyder (y con el toque de Joss Whedon), tenemos a Ben Affleck como Batman, Gal Gadot como Wonder Woman, Henry Cavill como Superman, Jason Momoa como Aquaman, Ray Fisher como Cyborg y Ezra Miller como The Flash, quienes forman el equipo que da título a la película, aunque de especial relevancia también es la presencia de Amy Adams como Lois Lane, Jeremy Irons como Alfred Pennyworth y Diane Lane como Martha Kent, sin olvidarnos, aunque con menos importancia en pantalla, de Amber Heard como Mera,  J.K. Simmons como Comisionado Gordon y un irreconocible Ciarán Hinds como Steppenwolf.

Puede que podamos sacar muchas críticas negativas de esta película si vamos punto por punto analizando la producción, el montaje, la dirección (de dos directores) o la interpretación de algunos de sus personajes, pero Liga de la Justicia es la película que el universo cinematográfico de DC necesitaba, y como tal tenemos que verla y disfrutarla, como una gran aventura de superhéroes con los que muchos nos hemos criado, que se han reunido para una espectacular batalla contra el rival más poderoso al que se han enfrentado hasta la fecha algunos de los estos héroes que residen en la Tierra.

¿Podemos juzgar una película por el mero hecho de pertenecer a una franquicia que siempre se ha dicho que está hecha “para los fans”? Está claro que sí, e incluso los fans mostramos cierta indignación hacia las primeras películas de este universo cinematográfico, algo que se apaciguó en parte con Wonder Woman, y que ahora queda claro que ya caen en el olvido las críticas con el triunfal regreso de Superman y compañía en lo que puede servir de buena base para un esperanzador futuro en estas adaptaciones.

El punto más elogiable de Liga de la Justicia es la química entre su reparto y la descripción que nos hacen de cada superhéroe, consiguiendo presentar de forma personal a cada uno de ellos. Muchos consideran a Superman el eje central sobre el que gira todo este universo cinematográfico, y es que todo comenzó con El hombre de acero, y continuó con el “enfrentamiento” entre Superman y Batman, pero hasta la fecha no habíamos visto a Henry Cavill interpretar a un superhéroe tal y como lo imaginamos, y no sólo como un marginado por la sociedad, enfrentándose a sus propios miedos y a un mundo que no lo quiere. Superman es el superhéroe más poderoso que podemos encontrar en las adaptaciones de DC, pero hasta Liga de la Justicia no se había dejado ver como tal, y ni siquiera era el esperanzador héroe que todos queríamos ver, obviando su sacrificio en Batman v Superman: el amanecer de la Justicia. Ahora Cavill da sentido al superhéroe con la esencia del mítico Christopher Reeve en Superman de 1979, acompañado con gran química por una perfecta Lois Lane interpretada de forma conmovedora por Amy Adams. Ahora sí que tenemos a la pareja que todos queríamos ver en el cine, esa pareja que nos encandiló en los cómics y nos atrajo en los cines en sus primeras adaptaciones.

Pero si Superman es el regreso más esperado, no menos relevante es la presencia de Wonder Woman, un papel que parece hecho a medida para Gal Gadot desde su debut en la exitosa Wonder Woman. Ella sigue siendo la brújula de este universo cinematográfico de DC, una mujer poderosa y elegante, dispuesta a mostrar sus propios defectos, y ayudar a otros a encontrar los suyos. Otro de los personajes que continúa sus andanzas dentro de este universo es Batman, de nuevo con Ben Affleck bajo la máscara del Caballero Oscuro, en un rol mucho menos relevante más allá de ser quien reúne de nuevo al equipo a toda costa. Su Bruce Wayne / Batman sigue pareciendo prepotente y egoísta en ocasiones, pero es mucho más consciente de sí mismo y conoce sus debilidades. La química entre Gadot y Affleck sigue siendo palpable, y la dinámica entre ambos ayuda a proporcionar humanidad a esta historia. Esta versión menos brutal y más humana de Batman está más cercana al interpretado por Val Kilmer en Batman Forever que al cruel hombre encapuchado que vimos en Batman v Superman. En esta ocasión, ya nos presentan a un superhéroe muy acabado, al que la vida a dado demasiados golpes, y que parece se acerca su “jubilación” (tanto como superhéroe como por actor), cediendo el paso a nuevos y jóvenes superhéroes, como las recientes incorporaciones de Flash y Cyborg. El primero de ellos, interpretado por Ezra Miller, es un éxito seguro, es un personaje carismático, repleto de encanto y mucho humor, alguien que es capaz de cargar con el peso de toda una película, y así esperamos que suceda. Vemos una versión más neurótica y humorística de Barry Allen que la que vemos en la serie The Flash, un personaje al que es difícil que odien sus compañeros incluso cuando se pone pesado. Por otro lado, bajo la piel cibernética de Cyborg nos encontramos a Ray Fisher, pero no tiene ni el carisma ni la relevancia suficiente como para que sea un superhéroe que echemos de menos en futuras entregas, aunque queda claro que en próximas Ligas estará presente, pero no será capaz de atraer a suficientes espectadores como para protagonizar una película en solitario, como si la va a tener Jason Momoa con su Aquaman, alejado del que todos conocemos en los cómics, aunque parece hecho a medida este personaje para este actor al que, poco a poco, le vamos quitando el encasillamiento de Conan y Khal Drogo. Sabemos que es un personaje más completo que otros por ser su presentación en sociedad antes de protagonizar su película, donde compartirá pantalla con una fantástica Amber Heard como Mera. Las escenas submarinas de Aquaman lucen mucho mejor que su cameo en Batman v Superman, y nos plantea muchas preguntas su escena en Atlantis, además de tener el personaje una de las escenas más divertidas de la película.

Tener a un grupo tan grande y potente de superhéroes quizás hace que no tenga la tensión que esperamos en una película de acción, pues parece difícil que encuentren un rival a su medida cuando estén todos juntos, y eso es algo que no se podía recriminar a El hombre de acero, donde la destrucción y la muerte estaba presente en casi cada escena de acción. Algo más de emoción podría ayudar a entrar más en la película, y eso que Steppenwolf es capaz de destruir mundos, pero no llega a ser un personaje convincente, más allá de deleitarnos con alguna escena de lucha contra las amazonas que harán las delicias de los fans de Wonder Woman, siendo meramente un motivo para que se reúna el equipo.

A nivel de trama, más allá de la presentación de los personajes, es una aventura algo plana, con una historia poco desarrollada y algo entrecortada, donde el villano no consigue ponernos en tensión. Nos llevan meses después de los acontecido en Batman v Superman: el amanecer de la Justicia, pero al encontrarnos tantos nuevos personajes, se dedica mucho tiempo a la búsqueda de Batman de nuevos aliados metahumanos para luchar contra esta amenaza. Las escenas inconexas podrían sacarnos de la película, pero el encanto de su reparto salva la película, con algunos momentos brillantes para cada superhéroe, en especial Flash, que consigue ser el que más gracia y encanto emana. Y es que el humor está patente en esta aventura, algo que no veíamos en anteriores películas de DC, pero que aporta algo de luz y color a tan oscuro pasado.

En el apartado visual, se nota la ausencia de grandes decorados, empleando mucho CGI para los poderes, y muchos cromas para los decorados, pero estando en una aventura fantástica de superhéroes enfrentados a seres venidos de muy lejos, no es algo que nos saque de la película, y crea un universo propio en el que los protagonistas puedan plantar cara lejos de las grandes urbes.

Joss Whedon se unió a la película cuando estaba ya rodada por Zack Snyder, y se hizo cargo de la producción y la dirección de Liga de la Justicia tras la tragedia personal que tuvo que afrontar Snyder, aunque la dirección final de la película se acredita a Snyder y Whedon aparece como co-guionista. De Snyder nos queda una estética oscura y sobria que ya vimos en los primeros trailers, pero muchas escenas tienen el toque de humor distintivo de Whedon, lo que hace que luzca como de Zack Snyder y se sienta de Whedon. Puede que algunas de las escenas grabadas por Whedon y unidas a la película hagan que se note una rotura en la continuidad, y a pesar de notarse la mano de dos cineastas, es consistente en general.

Danny Elfman llegó a Liga de la Justicia con Joss Whedon y su primera tarea fue reunir los temas principales de cada integrante del equipo, respetando el compositor el material original, y permitiéndonos disfrutar de los temas clásicos de Batman y Superman, que se pueden escuchar junto con los de Hans Zimmer. Elfman ha tenido plena libertad para renovar los temas originales clásicos, algo magnífico teniendo en cuenta que él mismo creó el de Batman de Tim Burton. 

Liga de la Justicia es al universo cinematográfico de DC lo que Superman a un mundo en peligro… es la esperanza. Estamos ante una heróica aventura repleta de acción y humor, con lo mejor de dos magníficos directores, y grandes personajes que nos hace esperar con ganas las próximas adaptaciones.

 

 

 

También te puede interesar

4 comentarios sobre “Crítica de ‘Liga de la Justicia’: La película que los fans de DC necesitábamos

  • el 25 noviembre, 2017 a las 1:07 am
    Permalink

    Por favor pero si es horrorosa…

    Respuesta
    • el 25 noviembre, 2017 a las 7:05 pm
      Permalink

      jajajajaja por ahora en la web tenemos a 4 a favor y un par de detractores, pero no se han dignado a hacer contracrítica. La verdad es que hay división de opiniones

      Respuesta
      • el 26 noviembre, 2017 a las 2:44 pm
        Permalink

        Dispuesto a hacer contracrítica. Efectivamente coincido con nuestro comentarista, es horrorosa.

        Respuesta
    • el 26 noviembre, 2017 a las 2:44 pm
      Permalink

      Totalmente de acuerdo.

      Respuesta

Deja un comentario