El fundador

De los biopics nos podemos creer poco o nada. La historia que se debe contar en una película que narre la vida de cualquier persona, debe parecer atractiva para quien la esté viendo, por eso se introducen diálogos que quizá nunca existieron o que han sido modificados para dar al guión un toque hollywoodiense. Este guión con la unión de un actor relevante que dé vida al protagonista, hace que un biopic llegue a triunfar… o no.

Tras esta premisa, he de decir que son muchos los biopics (o películas biográficas) que he visto a lo largo de mi vida, por lo que ver uno más, es más de lo mismo. Con El Fundador pasaba lo mismo al principio, pero el giro de guión es fantástico, aunque decae y hace que persigamos con cierta indiferencia la vida del protagonista, en vez de darnos ese interés por saber cómo se creó uno de los grandes monopolios e imperios del planeta.

Crítica completa aquí.

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
A %d blogueros les gusta esto: