Crítica de ‘Batman: La LEGO Película’: La película de superhéroes más divertida jamás hecha

Las críticas de David Pérez “Davicine”: Batman: La LEGO Película

Hace unos años vivimos con estupor el anuncio del desarrollo de una película basada en las figuras de LEGO, imaginando que estábamos ante otro intento de crear una franquicia de algo tan básico como unos juguetes, como ya sucediera con Transformes, G.I. Joe o incluso juegos de mesa como Ouija. Pero a pesar de los temores iniciales, el espíritu irreverente de diversión de La LEGO película con un gran guión y una animación impecable consiguió que estuviéramos ante un fenómeno en todo el mundo, arrasando en taquilla pero también con grandes críticas. Quizá incluso nos sorprendiera que no estuviera nominada al Oscar a Mejor película animada, a pesar de estar nominada en esa categoría en los Globos de Oro y alzarse con el Bafta y el Critic Choice Award como Mejor película animada, entre otros galardones.

Con este éxito estaba claro que veríamos secuelas sin fin, pero quizás lo que más esperábamos era una película en solitario del personaje que más nos gustó de la misma, Batman, quien regresa ahora con su propia aventura en Batman: La LEGO película, dirigida por Chris McKay a partir de un guion de Seth Grahame-Smith.

Si con La LEGO película tenían la difícil misión de convencernos y atraernos con una historia protagonizada por una figura de LEGO desconocida para todos, aunque repleta de cameos de personajes célebres, con Batman: La LEGO película tenían una doble misión. No sólo debían conseguir llevarnos de nuevo al Universo de LEGO, sino que tenían que conseguir plasmar en pantalla grande una nueva aventura de un superhéroe conocido por todos, y que tiene multitud de versiones, aunque todas ellas adaptadas con sobriedad e incluso oscuridad, lo que dista mucho de la esencia de La LEGO película… pero lo han conseguido.

Para deleite de fans, y no tan fans del Caballero Oscuro, estamos ante la versión más divertida de Batman, repleta de acción, humor, y decenas de personajes que han pasado por las páginas de DC Comics, que no sólo mantienen el carisma original con el que siempre han sido representados, sino que además aportan cada uno un granito de arena para que entremos de lleno en esta aventura.

En el doblaje original tenemos a una buena cantidad de actores de primera fila, pero en la versión española no nos quedamos cortos, y en el papel de Batman tenemos al conocido actor de doblaje Claudio Serrano, quien ya ha prestado su voz al superhéroe en Batman Begins, El Caballero Oscuro y El Caballero Oscuro: La Leyenda Renace, además de en la reciente Batman V Superman: El amanecer de la justicia. En USA tendrán a Will Arnet (voz de Batman en anteriores películas de LEGO), pero aquí tenemos a la voz más reconocida del superhéroe en las últimas sagas, tanto la protagonizada por Christian Bale como la más reciente con Ben Affleck. Sorprende oír a Batman jactándose de su riqueza y sus abdominales con la voz con la que lo hemos oído atemorizar a los villanos de Gotham, y ese es un punto adicional a favor del divertimento en esta trepidante comedia repleta de acción.

Batman cuenta en la película con su fiel mayordomo, Alfred, al que presta su voz el actor José Coronado (No habrá paz para los malvados, El Hombre de las mil caras), quien aporta la sobriedad que requiere el personaje que ha criado a Bruce Wayne, y el único que puede ponerle en su sitio tanto como Wayne como cuando se viste para luchar contra el crimen. Y una voz que nos sorprende, y aunque no tiene tanto protagonismo sí que tiene mucha relevancia, es la del director de cine de grandes éxitos como El Orfanato, Lo Imposible y Un Monstruo Viene a Verme, pues J.A. Bayona, se estrena en el mundo del doblaje por la puerta grande, prestando su voz al personaje de Superman, el superhéroe por excelencia, que en esta ocasión tiene una voz más suave y aterciopelada de la que nos tiene acostumbrados.

La película se inicia en la oscuridad: “Todas las películas importantes comienzan con una pantalla en negro”, explica Batman, satirizando el universo del cómic con un solo golpe de voz en off. Desde el primer segundo de los créditos iniciales ya sabemos que no estamos ante una película más de superhéroes, y no bajará el listón en ningún momento. Batman: La LEGO película está repleta de referencias a todas las anteriores películas del superhéroe que han visto la luz, referencias muy explícitas recreando las escenas más míticas de todas ellas, pero puede que una en concreto nos recuerde más que las demás a lo largo de todo el metraje, más allá del cambio de género y de formato, pues recordemos que ahora estamos ante una comedia animada. En la película Batman Returns de 1992 del gran Tim Burton, Bruce Wayne (Michael Keaton) se sentaba en su despacho en silencio, sin aparentemente nada que hacer hasta que veía reflejado en el cielo la luz de la Batseñal, entrando en acción, activándose sólo para combatir el crimen en lo que parecía que era su única finalidad en la vida.

Curiosamente la base de Batman: La LEGO película mantiene ese tipo de vida de Wayne, deseando luchar contra el crimen sin tener una vida plena como Wayne, siendo un hombre triste y solitario, al que el dinero no le permite mayor distracción que la de crear armas. Vemos de forma irónica este tipo de vida solitaria, creando una buena comedia de situación con su estilo de vida absurda. Batman es el héroe de Gotham que siempre derrota a los supervillanos, dirigidos en esta ocasión por un demencial Joker. Cuando no está luchando contra el crimen en Gotham, calienta langostas en el microondas, ve comedias románticas (Jerry Maguire es una de sus favoritas) y grita a su mayordomo Alfred, esperando desesperadamente que aparezca la Batseñal. Mención especial tiene su vestidor de superhéroes para cualquier situación que pueda acontecer en su vida, vestidor que entra en juego sobre todo cuando aparece en su vida el joven huerfano Dick Grayson, quien aporta el toque enternecedor de la película y nos encandila con sus grandes ojos y sus ganas de tener un padre al que poder abrazar y aprender de él. Todo un acierto la incorporación de un personaje tan diferente al de Batman, pero que encajan a la perfección como buenas figuras de LEGO.

El año pasado, vimos la visión del superhéroe de Zack Snyder, con un intento de combinar la amenazadora oscuridad de Nolan y la versión más cercana al comic de Burton con un héroe interpretado por Ben Affleck en Batman v Superman: el amanecer de de la justicia. Recientemente hemos visto de nuevo a Batman en Escuadrón Suicida y volveremos a ver al superhéroe en otra película en solitario, The Batman. Está claro que muchos de nosotros no nos cansamos de ver películas de Batman, pero esta nueva aventura dentro del universo de LEGO está hecha para el público que está harto de ver a su héroe reinterpretado una y otra vez, en un intento por tratar de recordar lo que tiene de divertido y que salga de la película con ganas de más aventuras.

Como cualquier otra buena película orientada también para el público infantil, tiene su pertinente mensaje, y aquí quieren que veamos como Batman debe dejar que se acerquen a él, tanto en forma de ayuda para enfrentarse a los villanos, como acercarse a su vida personal, abriendo sus sentimientos tanto al amor como al odio, pues no se puede tener a un villano de la talla del Joker y no odiarlo. Con el tiempo Batman debe darse cuenta de que no puede hacerlo todo por sí mismo y que el trabajo un equipo y tener familia es más divertido y satisfactorio que ir por el mundo solo, pues no importa cómo de impresionantes sean tus pectorales, si no tienes a alguien a tu lado. 

La forma de plasmar la acción dista mucho de otras versiones del superhéroe, y aunque el director Chris McKay mantiene el aspecto cinematográfico, cada secuencia de acción evoca la sensación como si estuviéramos viendo a un niño jugando con sus figuras LEGO.

Batman: La LEGO película es una de las adaptaciones al cine más irreverentes y divertidas de un superhéroe sacado de las páginas de un cómic, pero sin perder sus señas de identidad y la espectacularidad que siempre acompaña a los héroes de DC Comics.

 
 

También te puede interesar

2 comentarios sobre “Crítica de ‘Batman: La LEGO Película’: La película de superhéroes más divertida jamás hecha

  • Pingback: Bitacoras.com

  • el 17 febrero, 2017 a las 11:54 am
    Permalink

    Fui a verla con mi hijo y mis sobrinas. Y la verdad que disfruté como una niña.
    La puesta en escena, las frases de Batman y Jocker son lo más.

    Respuesta

Deja un comentario