Crítica de ‘Dos tontos todavía más tontos’: No tan tontos, pero igual de divertidos

Las críticas de Óscar M.: Dos tontos todavía más tontos
Han tenido que pasar veinte largos años para que podamos volver a tener en la pantalla una nueva aventura de Harry y Lloyd, interpretados por Jeff Daniels y Jim Carrey (respectivamente) y ambos dirigidos de nuevo por los hermanos Farrelly, como hace dos décadas.
Dos tontos todavía más tontos recupera a los personajes principales de la primera película tras un periodo de tiempo en el cual han estado separados. Pero la búsqueda de la hija de Harry volverá a reunir a la pareja más tonta del cine (actual) de nuevo en la carretera.

Aunque en este caso la historia es más compleja y enrevesada que en la primera película, el nuevo viaje por las carreteras americanas es igualmente divertido y rocambolesco al primero. Derrochando por el camino una buena cantidad de bromas y chistes para todos los gustos: hilarantes, bromas sucias, soeces, chistes tontos, otros más inteligentes, las típicas y deseadas bromas físicas… ningún espectador podrá salir de la sala sin soltar una carcajada.
Pero, además, la película se puede permitir el lujo de incluir referencias a la primera parte (lógicamente se han saltado la precuela, que a estas alturas no interesa a nadie) con personajes, situaciones o cosas (como la furgoneta del póster), que ampliarán el disfrute de los añorados espectadores de los años noventa.
Desafortunadamente muchos de los chistes están presentes en el tráiler, algo que animará a la audiencia a las salas, pero elimina cierta cantidad de sorpresa. Por suerte, hay buenos chistes y bromas que no aparecen en el vídeo promocional.
Los Farrelly consiguen mantenerse graciosos veinte años después de la primera parte (y de Algo pasa con Mary, su otro gran éxito de los noventa con un humor más soez y bestia) sin caer en la secuela fácil repitiendo escenas o bromas, permitiéndose el lujo de bromear con el tiempo que ha pasado entre las dos películas, aunque no han conseguido un nivel de burla histérica como si consiguieron con Dos tontos muy tontos.
De los actores constantes de la saga: Jim Carrey cada vez se parece más a Jerry Lewis y tiene un poco más relajada su faceta plástica (me refiero, claramente, a Ace Ventura o La máscara), mientras que Jeff Daniels está un poco más comedido, aunque ambos encajan perfectamente en unos papeles hechos a su medida. De las nuevas incorporaciones, destacan Kathleen Turner (capaz de reírse de sí misma y su aspecto físico) y Laurie Holden (histriónica y algo predecible sin caer en el ridículo, como la propia película).
Y no se puede pasar por alto hacer una mención especial a la excelente selección musical, con unas canciones especialmente acordes con la película, y hábilmente incluidas, relacionando la letra de las canciones con las escenas en las que están incluidas.
Dos tontos todavía más tontos consigue mantener el tipo y es una nueva y divertida aventura, con suficiente diversión y risas, y unos créditos finales bastante originales (donde se incluyen escenas de las dos películas de la saga). Además, recomiendo esperar hasta el final, porque hay una escena extra de adelanto para la tercera parte, que se estrenará (de forma ficticia) en 2034.

También te puede interesar

2 comentarios sobre “Crítica de ‘Dos tontos todavía más tontos’: No tan tontos, pero igual de divertidos

  • el 6 diciembre, 2014 a las 7:33 pm
    Permalink

    Es un cagadero de risa hasta el final,igual tiene una escena epica a la altura de la inolvidable escena con el Turbolax ,y la monstruosa cagada .

    Respuesta

Deja un comentario