59 SEMINCI. Sección Oficial. Crítica de ‘Nuestro último verano en Escocia’ (‘What We Did on Our Holiday’): Hasta en los malos momentos hay que sonreir

Las críticas de David Pérez “Davicine” en la 59 SEMINCI
Nuestro último verano en Escocia (What We Did on Our Holiday)

Doug y Abi son dos padres separados que tienen tres hijos encantadores aunque muy excéntricos. Cuando se acerca la fiesta de cumpleaños de Gordie, el increíblemente extravagante padre de Doug, deberán aparcar sus diferencias para comenzar un viaje “en familia” a Escocia. Allí participarán en una gran reunión familiar. Sin embargo, lo que prometían ser unas vacaciones para la reconciliación pronto se convierte en un campo de minas no exento de situaciones hilarantes en el que rencores familiares, malentendidos y egos maltrechos conforman el orden del día. Pero las discusiones no serán su único problema, y los niños precipitarán un giro inesperado en los acontecimientos.

Los directores Guy Jenkin y Andy Hamilton son los responsables de esta divertida comedia de enredos, que sin partir de una historia novedosa en pantalla, sí que es refrescante que todo sea contado desde los ojos de los tres niños protagonistas. Los pequeños actores que les dan vida, Harreit Turnbull, Emilia Jones y Bobby Smalldrige, no trabajaron con el guión, sino que llevaron a cabo el método del propio Jenkin, que consiste en poner a los niños en situación y ellos actúan de forma natural, consiguiendo un realismo impresionante en sus “interpretaciones”, que roza la perfección, y tienen una forma resuelta y divertida de ver la vida, algo que dejan claro en cada decisión que toman y en cada conversación en la que intervienen.

David Tennant Rosamund Pike son Doug y Abi, los padres con problemas de los tres niños bulliciosos, quienes logran poner de manifiesto sus diferencias, discutiendo todo el día, aunque con cierta complicidad en el fondo. Pike, actriz británica de 35 años protagonista de Muere otro día, An Education, El mundo según Barney, Jack Reacher y Mejor otro día, ha hecho el papel de su vida en Perdida (Gone Girl)  junto con Ben Affleck, y aquí no deja de cumplir en su rol, sin demasiados alardes. Tennant, por su parte, es un rostro popular por ser uno de los actores que han dado vida al Doctor Who, en la célebre y longeva serie de la BBC., además de ser protagonista de la serie Broadchurch, pero aquí no puede más que rendirse ante los verdaderos protagonistas, los niños, quienes acaparan cada secuencia, da igual cualquiera de los tres, pues cada uno tiene sus peculiaridades y su manera loca de ver la vida.

Es imposible no disfrutar de esta película repleta de humor británico, de chistes entre Escoceses e Ingleses, de humor negro, y del humor más puro, el de los niños, con una narrativa tremendamente ambiciosa. 
Los dos primeros actos de la película se sostienen con un guión en el que en su mayoría se recurre a provocar risas con los niños diciendo cosas típicas de su edad, mientras que los adultos discuten y se enfrentan entre ellos, con muchos detalles de humor británico y sarcasmo, pero es en el tercer acto cuando tiene lugar un hecho -que no citaré- que reconduce la película en busca de cierta sensibilidad. Lástima que no haya mantenido el nivel inicial en esta última parte, y se desinfle, disminuyendo el humor y haciéndose aún más predecible, pero como el tiempo todo lo cura, y con humor todo se asimila mejor, este hecho será perdonado.
Nuestro último verano en Escocia es, en resumen, una fábula perfecta, con un guión inteligente repleto de risas y sutilezas, con unos personajes al estilo Pequeña Miss Sunshine, que permite darnos cuenta que incluso en los momentos malos hay tiempo para unas risas.

También te puede interesar

Deja un comentario