Ciclo Studio Ghibli: ‘Pompoko’ (1994)

Las críticas de David P. “Davicine“: Pompoko



Heisei Tanuki Gassen Ponpoko, que se podría traducir literalmente como La guerra de los mapaches de la era Pompoko, aunque a España ha llegado reducido su título a Pompoko, es el noveno largometraje de Studio Ghibli realizado por Isao Takahata y estrenada en Japón el 16 de julio de 1994. Es la tercera película que Takahata realiza con el estudio tras La tumba de las luciérnagas y Recuerdos del ayer.

En su estreno en Japón consiguió convertirse en número uno de la taquilla japonesa recaudando 2,63 billones de yenes en su primera semana, superando la anterior producción de Takahata, Recuerdos del ayer. Es el segundo gran éxito de Takahata con Ghibli tras La tumba de las luciérnagas. Tal fue el reconocimiento entre público y crítica que fue la primera película de animación japonesa seleccionada para representar a Japón en los Premios Óscar en la categoría de Mejor película de habla no inglesa del año 1994, aunque no logró el apoyo necesario para entrar dentro de las cinco nominaciones pero sirvió de precedente para futuras prenominaciones como La princesa Mononoke o logros como el de El viaje de Chihiro, que se llevó el Óscar a Mejor película de animación. Otras películas que aprovecharon el camino abierto han sido El castillo ambulante y El viento se levanta que recibieron una nominación en esa misma categoría. Al menos fue premiada en 1995 con el Cristal al Mejor Largometraje en el Festival Internacional de Cine de Animación de Annecy, Francia, festival donde ganó un año antes otra película del estudio, Porco Rosso.

Su distribución internacional tardó diez años aunque su retraso no fue tan tardío como otras producciones del Studio Ghibli de Isao Takahata. En Europa, Pompoko fue estrenada de manera fragmentada. Los primeros países donde fue estrenada fueron en Francia, Bélgica y Suiza entre enero y febrero del 2005, teniendo un gran éxito en cines franceses. En España, la película fue estrenada directamente en formato DVD el 9 de diciembre de 2009.

Pompoko está ambientada en un entorno típico y folclórico japonés. Los tanukis, protagonistas de esta historia, viven cerca de un pueblo. A veces se acercan a conseguir algo de comida rebuscando en huertos, o en la basura sin molestar demasiado. Un buen día encuentran que una de las granjas es abandonada, y se deciden ir a vivir en ella. Es un lugar resguardado de las inclemencias del tiempo y hay abundante comida y agua por los alrededores.

Todo va a la perfección hasta que un día una excavadora empieza a derribar la granja y deben de salir huyendo. Otras granjas de los alrededores también son derribadas, y ellos no pueden migrar a otro sitio, ya que los demás territorios están también ocupados por otros tanukis. En consecuencia nos muestran como los animales se preparan para la pelea.

Con los ánimos mas calmados, los tanukis ven como se esta devastando su montaña, los valles y los lugares donde han vivido hasta ahora. Esta en construcción una nueva ciudad llamada “Tama City” y ellos parecen abocados a la desaparición.

Decididos a luchar contra un destino tan nefasto, deciden plantar cara a los humanos. Recoger información sobre ellos, asustarlos con trucos y trampas y hacer cualquier cosa que les permita volver a su estado anterior.

La idea de realizar una película con tanukis le surgió a Hayao Miyazaki, que se lo sugirió a Isao Takahata, quien decidió hacer el guion y la película él mismo, además de buscar alejarse del drama, deseo que siguió con su siguiente producción en Studio Ghibli, Mis vecinos los Yamada.

La película tiene tres formas muy diferentes de mostrarnos a los tanukis, pues aparecen representados como animales realistas (cuando son vistos por seres humanos), como animales antropomorfos que visten de vez en cuando (casi todo el metraje), y como figuras caricaturizadas (cuando están haciendo algo extraño o divertido), forma esta última para la que Takahata se basó en el estilo del mangaka Shigeru Sugiura.

Puede que, en general, sea una de las películas de Studio Ghibli que muchos seguidores vemos con peores ojos, no tanto por el tipo de animación o historia, pues está claro que mantiene el toque de Ghibli en el diseño de personajes y los escenarios, además de que la naturaleza y los animales siempre han ido de la mano con este estudio, e incluso tampoco la rechazo por lo irreal que pueda parecer la trama, dado que la fantasía nunca abandona estas producciones, basada incluso en el folclore del país asiático, pero quizás sí tengo cierto rechazo por lo absurdo de algunas escenas, pues la representación que hacen de los tanukis nos deja “ojipláticos” cuando vemos como los órganos reproductivos de los animales pueden ser usados como paracaídas o tatamis, algo un poco desagradable, y que roza lo que concibo como fantasioso.

Ahora bien, ni siquiera lo absurdo podría ser impedimento para el deleite de la película, pues si entramos en materia, y nos dejamos llevar por estos carismáticos seres, aceptamos lo que nos muestren, y Pompoko nunca se estanca o se hace pesada, a pesar de su larga duración, pues nunca se toma nada demasiado en serio. Varias canciones populares sobre los tanukis realzan la sensación de buen ánimo y como los tanukis pasan mucho tiempo libre celebrando y disfrutando la vida. El humor es a menudo simple y tonto, pero se las arregla para ser entrañable, aunque elimina algo de la calidez de cualquiera de las otras películas de Ghibli, dado que los mapaches a veces se muestran como ecoterroristas más que como entrañables seres.

No podemos negar que la esencia de Ghibli está presente, distinguiendo esta producción de cualquiera de otro estudio, pues tenemos personajes encantadores como Sōkichi y Okiyo, y alguna escena memorable como la formación tanuki para adaptarse a la sociedad humana. Además, lo que no puede faltar en una película de Ghibli es un mensaje, y aunque en ocasiones debemos verlo dentro del conjunto de una película, aquí está patente en todo el metraje, teniendo una parte casi documental que nos intenta inculcar unos valores.

Obviamente de la animación no se puede objetar nada, pues es algo que siempre está a gran nivel en todas las películas de Studio Ghibli, al igual que la banda sonora, que nos ofrece música tradicional y del folclore japonés, con una gran parte de canciones para niños que hablan de los tanukis, aunque se eche de menos el toque de Joe Hishashi.

Sería fácil hacer que una película como ésta tenga un final feliz, con el tanuki recuperando su hogar y viviendo tranquilo, pero para una historia basada en la realidad un final así sonaría falso contrastado con nuestras propias experiencias, teniendo claro que el desarrollo final prevalece sobre un pequeño grupo de animales.

Puede que no esté entre las mejores películas de Ghibli, siendo aconsejada sobre todo para los amantes de la cultura y mitología japonesa, así como para los incondicionales del estudio, pero es una película familiar muy por encima de otras muchas que no tienen ni siquiera un mero mensaje, y aprendemos muchas cosas sobre las utilidades extra que podemos dar a los testículos.
***
En 2009 Aurum, ahora conocida como eOne Films Spain, editó la película en DVD, para posteriormente ser reeditada en 2012 en las mismas condiciones de un disco, y mismos extras. Todavía no ha visto la luz en Blu-ray en nuestro país, como está sucediendo con otros títulos de Ghibli. Por el momento tan sólo se puede adquirir la siguiente edición:
Características del DVD:
  -Contenido: 1 Disco.
  -Imagen: 1.85:1 16/9 anamórfica.
  -Audio: Dolby Surround 2.0 Castellano, Japonés.
  -Subtítulos: Castellano.
Contenido Extra:
  -Storyboard completo de la película con multiángulo
  -Trailers
  -Tv spots
  -Promo Studio Ghibli

Podéis seguir todas nuestras reseñas de las películas de Ghibli desde este índice del ciclo que dedicamos al estudio de animación japonés.

David Pérez "Davicine"

Informático de profesión, cinéfilo de afición. Bloguero, tuitero y todo lo que me permita comunicarme. En mis ratos libres escribo en esta web, y me dejo ver en RTVCyL. Twitter e IG: @davicine79.

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: