SEFF 2013. Selección EFA. ‘In Bloom’

 Las críticas de Fernando Quintero en el SEFF 2013: In bloom

Tbilisi (Georgia), 1992: la era soviética ha finalizado y Georgia debe arreglárselas por sí sola. La guerra civil está arrasando en la provincia de Abkhazia. Para Natia y Eka, de catorce años de edad, la infancia está a punto de acabarse. Eka está creciendo sin su padre, rebelándose contra su preocupada madre y su hermana mayor. Por otro lado, el padre de Natia, un borracho iracundo, tiene aterrorizada a toda la familia. Las dos amigas tampoco pueden hallar la paz fuera de la familia: ni en la escuela, ni en la calle, ni en la cola para el pan. El caos, la inseguridad y el miedo a lo que el futuro depara domina la vida cotidiana. Un día, un admirador de Natia le entregará una pistola con una bala. Un poco más tarde, otro admirador la raptará.

Tras una sinopsis tan comprimida, uno se espera algo más a la hora de centrar sus ojos en la pantalla y sobretodo cuando se sabe que uno está viendo una de las películas seleccionadas para ser nominada para la categoría de habla no inglesa de los Oscars y galardonada en la Berlinale.
Los directores han sabido mostrar la Georgia masacrada de 1992, hasta sus costumbres. Aquí podemos encontrarnos un orden estructural familiar típico de la época, en la que la mujer tenía muy poco que decir en cuanto a decisiones del hombre se trata. Pero esto no significa que nos muestre una mujer débil, sumisa y obediente, todo lo contrario. La protagonista nos las muestran con un fuerte carácter autoritario en la que respeta al hombre como marido solamente y que no se dejan avasallar en casi ningún momento, por lo que se podría decir que se trata de una película donde se ensalza la imagen de la mujer y se fortalece hasta tal punto que puede llegar a ser inspirador.
Con un paisaje desolador y dantesco, se ha conseguido plasmar en todo momento un escenario post-Guerra Fría de manera brillante. Esto es una de las cosas de las que más sobresale de esta película junto a al vestuario, que es algo que me ha recordado a los países del este de Europa de nivel adquisitivo bajo. 
En cuanto al guión, quizá el tema ya ha sido recurrente en otras películas del género. Lo que si podemos apreciar en él, es una temprana madurez en las protagonistas debido a las circunstancias que les han rodeado en todo momento. Y sin revelar el final, puedo decir con toda tranquilidad que me ha decepcionado mucho porque esperaba algo más de él. Incluso llego a pensar que tiene algunos temas secundarios que se han cerrado con bastante facilidad y rapidez sin llegar a hacer demasiado hincapié en ellos. 
Como siempre he dicho, un guión puede ser todo lo bueno que haga falta, pero si no cuentas con los actores adecuados, el guión puede llegar a malinterpretarse y en este caso es totalmente lo contrario. Pienso que sin la interpretación de todos y cada uno de los protagonistas que vemos en esta película, In Bloom no habría sido tan reconocido como lo ha sido a día de hoy. La interpretación de las dos protagonistas femeninas de la película, llega a ser magnífica para ser la primera película en la que han trabajado y esto es algo que me ha sorprendido gratamente. Las dos muestran una profesionalidad envidiable a la hora de la evolución de sus personajes y la complicidad que se encuentra entre las dos desde el primer instante que comparten plano, consigue acercar al espectador e interesarse un poco más por lo que les rodea dentro de sus vidas.

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: