Crítica de ‘Runner Runner’: Del suspense al hastío hay sólo un paso

Las críticas de David P. “Davicine”: Runner Runner

En Runner Runner nos presentan a Richie (Justin Timberlake), un estudiante de Princeton afiliado a un juego online de Poker del que saca buena tajada captando otros jugadores, pero cuando ve la necesidad imperiosa de conseguir dinero rápido, arriesga todo lo que tiene y lo pierde. Cuando piensa que ha sido timado viaja a Costa Rica para enfrentarse al magnate del juego online Ivan Block (Ben Affleck). Las promesas de inmensas riquezas de Block le seducen, hasta que descubre la inquietante realidad que hay tras su benefactor. Cuando el FBI presiona a Richie para que les ayude a atrapar a Block, Richie se enfrenta a la partida definitiva: tratar de ganar a estos dos poderosos rivales que le persiguen sin tregua.

Realmente la película promete ser un gran thriller repleto de tensión, pero más allá de lo que promete no logra mantener esa tensión durante el metraje, sucediendo los acontecimientos de forma natural, uno tras otro, sin que se nos logre implicar y enganchar en los entresijos de la película como se enganchan los juegadores al poker online. Al igual que hizo con El inocente (The Lincoln Lawyer), Runner Runner muestra una gran cantidad de técnicas de cámara pretenciosas que no son narrativamente muy necesarias, pero su director, Brad Furman, muestre muy bien la fase de ascenso vertiginoso de Richie a las altas esferas del mundo del poker, repleto de dinero en efectivo, espectaculares coches e impresionantes mujeres, además de elegantes, como Rebecca (Gemma Arterton).
No podemos negar que Runner Runner tiene sus momentos, sobre todo al principio, pero el letargo de Affleck parece infectar la película después de un tiempo. Podría haber sido un thriller tenso y entretenido. pero con Affleck la película se convierte en un tedioso estudio de alguien con cara de póquer y otras cosas en las que pensar.
Todo el mundo que rodea la película, un mundo repleto de brillo y sordidez, falla a la hora de intentar hacer que parezca tentador y finalmente mucho menos atractivo, siendo simplemente hortera y chillona, ​​como algo que Donald Trump crearía. No hay emoción ni nada atractivo en el peligro que otras películas de crímenes sí ofrecen. Y si pensamos que es un thriller, hay relativamente poco suspense. Todo el mundo hace exactamente lo que se prevé que hará exactamente en el punto que se espera. Todo es convencional, y vamos por delante de lo que se espera que hagan los personajes.
En sus dos protagonistas masculinos vemos una amplia variedad de contrastes. Timberlake sigue emocionado de encabezar el reparto de una película, cualquier tipo de película, y por eso todo lo que hace lo hace con seriedad e interés. Está en pantalla y le encanta estar en ella, así como la pantalla lo adora. La película se basa en su encuentro con el personaje de Affleck y Furman le da a este personaje una primera escena visualmente impactante en un baño de vapor, mientras que los guionistas le entregan un monólogo que podría haber sido interpretado por otros actores con gran impacto, pero Affleck simplemente se sienta en el baño de vapor y conversa sin reflexionar dejando claro que no tiene interés en actuar en absoluto, e incluso parece molesto por haber tenido que memorizar sus líneas. Sus ojos son inexpresivos, al igual que su voz, y su cuerpo parece sedentario, incluso en el movimiento.
En el caso de Timberlake, su carisma cinematográfico parece no estar bien explotado en el rol que interpreta, no llegando a ser convincente, y aún es peor la química que hay entre él y Gemma Arterton, que parecen ser arrojados juntos por el mero hecho de ser dos personas atractivas, pero no surge la chispa entre ellos.
Runner Runner es tan rutinaria y monótona que debe ser vista sin esperar mucho de ella, y aislando totalmente la idea de la que parte, pues ni hay tensión ni acción más allá de la premisa inicial.

David Pérez "Davicine"

Informático de profesión, cinéfilo de afición. Bloguero, tuitero y todo lo que me permita comunicarme. En mis ratos libres escribo en esta web, y me dejo ver en RTVCyL. Twitter e IG: @davicine79.

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: