Crítica de ‘Iron Man 3’: Robert Downey Jr es la chispa de esta gran explosión

Las críticas de David Pérez “Davicine”: Iron Man 3

Está claro que un blockbuster puede llegar a funcionar muy bien sin una chispa de genialidad, pero es esencial que al menos tenga una chispa de personalidad. Hemos sentido su ausencia en Transformers, GI Joe y Fast & Furious, películas, o más bien productos, diseñados para el mercado internacional, donde tiroteos y coches deportivos funcionan en la mayoría de los mercados, aunque no aportan nada fuera de lo común, lo que podría ser un problema.
De esta forma quiero iniciar esta “opinión” sobre Iron Man 3, y el asombro que he sentido ante ella, pues la séptima película de la franquicia de Los Vengadores, fruto de Disney y Marvel Studios, contiene chistes sobre Croydon, Downton Abbey y muchas más. El culpable probablemente sea Drew Pearce, el guionista escocés cuyo trabajo más conocido antes de afrontar este reto había sido una comedia de situación para televisión. Pearce coescribió Iron Man 3 con el director de la película, Shane Black, a quien reconocemos de muchos guiones de comedias de acción elegantes de finales de los años ochenta y noventa, como la trilogía de Arma Letal y El último Boy Scouts.

Se trata de una película que dividirá la opinión, pero lo cierto es que la saga podría resumirla así: La primera fue excelente, la segunda muy buena y, ahora, la tercera es más que buena. La sorpresa es grata, pues me conformaba con que no fuera mucho peor, dado que esta es la primera película de Iron Man no dirigida por Jon Favreau.
Es curioso que fue la primera película de Black como director, Kiss Kiss Bang Bang, la que rescató la carrera de Downey en 2005. Tres años más tarde, la primera película de Iron Man cambió todo para Downey y es bueno verlo sin olvidar que le ayudó a volver al camino del estrellato mundial. El resultado es una película que rompe con la tendencia de las películas de superhéroes cada vez más oscuras. 
Iron Man 3 es divertida, e incluso muy divertida a veces, al menos si consigues entrar en sintonía con el humor de Robert Downey Jr., y nunca se olvida de sus orígenes del cómic. El director sabe cómo aprovechar el éxito de Downey, pues Black deja a su protagonista principal desenmascarado en su mayor parte, junto con Don Cheadle, quien interpreta al coronel James Rhodes, el compañero de peripecias y armadura de Stark.
El nuevo traje de Iron Man es un trabajo de autoensamblaje, muy diferente de los mamotretos de metal de la antigüedad, que permite a los brazos y piernas de Downey protegerse con su coraza mientras su rostro permanece visible, pero es que realmente durante toda la película estamos disfrutando del hombre, no del hierro.
Iron Man 3 no sólo continúa a la perfección las aventuras de Tony Stark vistas en Iron Man 2, sino que es una continuación directa de lo que el multimillonario playboy padece en Los Vengadores junto a sus amigos superhéroes en la invasión alienígena dirigida por Loki. Ahora, con Thor, el Increíble Hulk y el Capitán América ocupados en otra parte, Stark debe enfrentarse en solitario con tres enemigos: Ben Kingsley como Mandarin, Guy Pearce como Aldrich Killian, y sus propios miedos e inseguridades al descubrir que tan sólo es un hombre con una armadura, y ahí fuera hay dioses, extraterrestrers y seres de gran poder.
A nivel técnico poco se puede decir, pues en una película de esta envergadura esperamos lo mejor, y nos lo dan, con un gran repertorio de explosiones, trajes por ordenador, y un cuidado trabajo de fotografía para no perder detalle de las peleas. Así que no nos podemos quejar a excepción del 3D, que se añadió después de la producción, y roba a la pantalla de brillo muy necesario y color, sin aportar nada positivo.
Durante gran parte del primer acto, Mandarin acecha fuera del escenario, permitiendo a Killian acaparar el centro de atención, lo que ya es un logro en una película que cuenta con un impresionante repertorio de explosiones por minuto. Más tarde, se permite a Mandarín intervenir, y en ese momento Kingsley tira la casa abajo, y es que de quien más esperaba, y más ha defraudado, quizás por las expectativas, ha sido el villano Mandarin, donde Ben Kingsley tenía todas las papeletas para crear un digno villano para esta franquicia, memorable como lo fue el Joker en El Caballero Oscuro, aunque su ascendencia china parece haber sido olvidado con las prisas por convertirlo en un villano al estilo Bin Laden, y el temor original con el que nos lo presentaban se transforma en parodia, perfectamente interpretada por el actor, pero que quizás sería bueno que temiéramos al enemigo de la película. 
Gwyneth Paltrow sube “la temperatura” con su actuación provocadora y atractiva, y es que de hecho, aquí, incluso lucha, pero en general ralentiza el ritmo de la película, pues cierta escenas se ven obstaculizadas por un guión que le da más tiempo en pantalla, pero muy poco que ver hasta bien avanzada la trama.
La armadura de Iron Man con mando a distancia parece muy dirigida al público infantil, mientras que el niño ingenioso que ayuda a Tony a recuperarse de un accidente es Disney hasta la médula, y dicho ésto, Ty Simpkins, que interpreta al joven de ocho años de edad Harley, y Downey comparten algunas de las escenas más divertidas de la película. 
Una de las razones por las que el público acude en masa y disfruta con estas películas es que el estudio da rienda suelta a los actores y directores de cine para que disfruten haciendo estos productos. Esa indulgencia ha permitido que nos sea difícil decir que esta película sea una genialidad, pero no podemos discutir que personalidad no la falta. Personalidad que aporta Downey, quien además con su humor ácido, su carisma, su saber estar ante la pantalla, con o sin traje, es el que hace que esta película consiga entretenernos, la persona que hace que esta saga se mantenga por muchos problemas de guión que podamos querer encontrar, y es que Downey es tan importante para la franquicia como Sean Connery lo fue para Bond.

También te puede interesar

10 comentarios sobre “Crítica de ‘Iron Man 3’: Robert Downey Jr es la chispa de esta gran explosión

  • el 29 abril, 2013 a las 7:20 pm
    Permalink

    Ya lo comentamos creo que en otro post, estoy totalmente de acuerdo en que el carisma/chulería que tiene y dota Robert Downey Jr. a Iron Man es único y es lo que, salvar quizá creo que son palabras mayores, pero sí que es lo que soporta el peso de la película siendo un punto muy a favor de ésta. De hecho para mí es lo mejor de la peli.

    Ben Kingsley/Mandarin… Pues amigos a mí sí me ha decepcionado. No como actor ojo porque lo que le han mandado hacer lo ha bordado, sino porque todos esperábamos que realmente fuera el villano que se merecía Iron Man, esa suerte de 'Bin Laden' como dice David que nos han vendido tanto en trailers como en fotos y pósters promocionales…

    A pesar de que la sensación global de la trilogía es buena, personalmente no continuaría con la franquicia de Iron Man, aunque sí tiraría de él para Los Vengadores 2 o futuros cameos. Pero eso sí, si no renuevan a Downey lo van a tener muy pero que muy jodido, ya que como bien dice David, este tío está totalmente asociado a la franquicia como el bacon a los huevos…

    Un saludete!

    Respuesta
  • el 29 abril, 2013 a las 7:34 pm
    Permalink

    Bastante de acuerdo con la critica. Sali bastante satisfecho del cine.

    Si bien es cierto que el tema del mandarin ha sido un poco decepcionante e incluso previsible bien entrada la pelicula, le da un toque de original a la cinta 😀

    Salu2

    Respuesta
  • el 30 abril, 2013 a las 12:12 am
    Permalink

    De acuerdo con todo.
    El 3D ha sido de los peores que he visto, creo que es la primera vez que incluso me quito las gafas del dolor de cabeza que me entró…

    Lo del Mandarín no me hubiera molestado si no hubieran dado tanto bombo sobre él en los trailers y carteles, anunciandole como el super villano… además, no se, no lo entiendo… es EL villano de Iron Man y hacen eso… ¿porque no lo hicieron con Latigo en la anterior? xD

    Respuesta
  • el 30 abril, 2013 a las 4:52 am
    Permalink

    Ciertamente es de esas veces que pagas por el 3D, y cuando termina la película intentas recordar escenas en 3D y no te acuerdas de ninguna… y lo del villano… ese villano… a quién se le ocurrió la campaña promocional?

    Respuesta
  • el 30 abril, 2013 a las 7:40 am
    Permalink

    Bueno, pues aprovecho tu crítica para dar mi opinión completa sobre la peli, que no es tan positiva como la tuya ni tan catastrófica como la de Carlos, aunque creo que me acerco más a éste último.

    Ironman 3 me decepcionó. Que sí, vale, es entretenida, tiene sus dosis de humor e ironía propias de Tony Stark / Downey Jr., además de otros toques sarcásticos en boca de otros personajes, que la hacen más amena que otras películas de comics. Pero a mí con eso no me vale.

    Salí con un sabor agridulce porque, además de las incoherencias de guión, algunas graves e inconsistentes, (alguno dice que tiene buen guión WTF!!?) salí del cine con la sensación de no haber visto apenas a Ironman. Prácticamente toda la película vemos a Downey Jr. sin el traje. O le vemos usando el nuevo traje ese a distancia del que prefiero no hablar, o le vemos usando trozos de armadura, o vemos al final a 20 armaduras volando por todos lados a su bola en plan Transformers. No me gustó nada. Y de IronPatriot idem.

    A esto le sumamos que nunca me ha gustado el personaje de Pepper Potts y precisamente en ésta le dan mayor protagonismo (es necesario verla con la armadura o directamente al final en plan con poderes sobrenaturales?), y el despropósito/desaprovechamiento del personaje de Ben Kingsley (y eso que yo no me he leído los comics y me dan bastante igual, pero es que tiene telita)… y es imposible salir con buen sabor de boca del cine. Muy decepcionante.

    Pero bueno, tiene sus cosas buenas. Escenas espectaculares, por supuesto, que sedan por descontadas en una película como ésta, pero que no por ello tienen menos mérito. El rescate del Air Force One está muy currado (pese a luego comprobar que una vez más es el "Ironman a distancia"…), el personaje de Guy Pearce me gustó también… y poco más la verdad.

    He leído en muchos comentarios y críticas que esta película sigue un esquema muy parecido a The Dark Knight Rises, y puede ser. Una de las cosas que se le achacaron a esta película fue precisamente algunas inconsistencias de guión, ya que apenas veíamos en un par de escenas a Bale con el traje de Batman puesto. En Ironman 3 idem de idem. A pesar de ello ambas películas comparten que tienen muy buenas puntuaciones (bueno, la de Batman mejor) pese a estos puntos flojos. Supongo que a quien no le gustase una por aquellas razones, tampoco le debería gustar este Ironman.

    Respuesta
  • el 30 abril, 2013 a las 7:44 am
    Permalink

    Sobre el futuro del personaje… Es difícil imaginarse a Ironman sin Robert Downey Jr., pero creo que antes o después se dará el caso. No creo que Downey vuelva para una nueva entrega. Le veremos muy seguramente en la segunda parte de Los Vengadores, incluso puede que en la tercera. Pero ya está.

    Supongo que buscarán un nuevo actor o reinicio de la saga, que para ello Marvel/Disney nunca ha tenido problema. Y al final, costará más o menos, nos acabaremos acostumbrando al nuevo actor.

    Respuesta
  • el 30 abril, 2013 a las 11:47 am
    Permalink

    Reinicio de la saga? Not yet. Iron man está dentro de los planes de marvel que van más allá de los vengadores 2 y Robert Downey Jr estará en los vengadores 2 SEGURO.

    Ya he dado mi opinión al respecto de una peli, que me parece sobresaliente.

    El 3D…pues tuve la precaución de verla en 2d y me alegro.

    Sinceramente espero que la fase 2 siga por estos derroteros.

    Respuesta
  • el 30 abril, 2013 a las 12:59 pm
    Permalink

    Sí hombre, que aparecerá y será uno de los grandes protagonistas en la/s secuela/s de Los Vengadores se da por descontado. Lo que yo mo veo muy claro es un Ironman 4.

    Sobre el 3D estoy de acuerdo contigo Obispo. De hecho es que no entiendo por qué ese afán de ir a ver todo en 3D. Yo creo que la última y casi única que he visto en 3D es Avatar. Y ya ha llovido. Odio esta moda. Por supuesto Ironman 3 la vi normal, en 2D, y muy bien.

    Respuesta
  • el 30 abril, 2013 a las 1:25 pm
    Permalink

    Hobbit 3d 48f/m es una delicia absoluta.

    La obsesión es presentarlas en 3D y responde a una única razón: convertir una peli a 3D no es nada caro y las entradas son sensiblemente más caras que las normales, por lo tanto es rentable.

    Sin embargo, han salido datos del año pasado en los que por primera vez no ha sido del todo rentable. Pero costará que desaparezca. Siempre nos quedarán las grandiosas producciones en 3d que merezcan la pena.

    por lo menos en esta pel´cula no hay los típicos planos hechos para el 3d de algo viniendo hacia la cámara. Lo odio.

    Si que creo que habrá un Iron Man 4 después de vengadores 2. 1º porque lo creo…(ja) y 2º porque Iron Man 3 va a romper la taquilla.

    Respuesta
  • el 3 mayo, 2013 a las 7:28 am
    Permalink

    Ya la he visto, y no voy a poner una crítica más de Iron Man 3, pero sí decir que ha sido decepcionante en bastantes aspectos. El baile de armaduras es un poco ridículo. El "papel" del Mandarín…tendría sentido si hubieran desarrollado más toda esa trama. Las escenas con el niño merecen ser eliminadas en la versión extendida por noñas, y lo de Potts al final pues es ya rizar el rizo "porque sí". El final es muy yankee, con la idea del reinicio y volver a empezar, pero fuera de los USA no es algo muy llamativo…y la escena de después de los créditos…sin comentarios. En definitiva, bastante decepcionante.

    Respuesta

Deja un comentario