¿’Bridget Jones’ cambiando pañales?

Uno de los mandamientos del cine dice que segundas partes nunca fueron buenas. Algo que con un buen guionista se ha demostrado ser falso. 
Pero ¿qué hay de las terceras partes? ¿Qué ocurre cuando se intenta rizar el rizo de una saga que nunca fue tal? 
Para una entusiasta como yo de las comedias románticas, los finales felices y los banquetes a base de perdices, El diario de Bridget Jones ha sido una de las mejores comedias de los últimos diez años (¡Santo Dios! ¡Es que ya han pasado más de diez!). La historia ‘Janeausteniana’ de una editora con sobrepeso (Renee Zellweger) y atrapada entre dos galanes (Colin Firth y Hugh Grant, nada menos), es difícil que no funcione entre un público deseoso de reír y  desconectar de su realidad. 
Triunfó; 26 millones de dólares para una ‘peli de chicas’ no está nada mal, y cuando anunciaron segunda parte, El diario de Bridget Jones. La edad de la razón,  corrimos para ver en que más situaciones ridículas se podía meter Bridget. Salimos terriblemente decepcionados ¡y nos dejamos 40 millones de dólares!
Ahora la señora Helen Fielding quiere ver que más puede sacarle a la gallina de los huevos de oro, y un embarazo, con supongo que decenas de malentendidos, será la mejor opción. 
La pregunta es ¿Picaremos el anzuelo esta vez?
Fuente: Thompsononhollywood

También te puede interesar

2 comentarios sobre “¿’Bridget Jones’ cambiando pañales?

  • el 14 noviembre, 2012 a las 2:43 pm
    Permalink

    Sabéis qué? Hace tiempo descubrí que no me gustan las comedias, ni los cómicos, ni los chistes. De hecho, si me gustan, me gustan 1 vez. Vi Bridget Jones y me gustó, pero cuando la volví a ver me pareció regulera.
    La segunda me pareció autentica basura.

    Miento cuando digo que no me gustan las comedias. Me gustan Seinfield y Frasier y cuando los veo y lo vuelvo a ver me sigue gustando. Es una excepción

    Respuesta

Deja un comentario