‘El Caballero Oscuro: La leyenda renace’: El correcto y poco arriesgado final de la trilogía

Las críticas de Óscar M.: El Caballero Oscuro: La leyenda renace
Cuando se realiza una obra maestra como El caballero oscuro y se establecen unos parámetros que suponen un nuevo punto de partida al cine de “superhéroes” y (por extensión) de acción, se corre el riesgo de morir de éxito. Y da la sensación que Christopher Nolan tocó techo y no ha sabido superarse.
Mucho menos espectacular y sorprendente que su predecesora, la película (que se estrena en España con el extenso título de El caballero oscuro: La leyenda renace) resuelve correctamente el planteamiento de sus anteriores entregas, mantiene las constantes establecidas y da al público una ración más de lo que quiere, pero no arriesga. Es como el propio póster, correcto, pero no lo espectacular se esperaba.

Nolan continúa siendo valiente a la hora de introducir una temática tan escabrosa como el terrorismo en las películas de Batman y, oportunamente, enlaza con la crisis actual, los actos reivindicativos, las manifestaciones, la revolución, la anarquía y los actos a medio camino entre todo ello.
Arrastra, elegantemente, la temática, el estilo y el argumento de las dos anteriores películas para crear un final lógico y correcto, aunque también previsible y cómodo, que se ve suplido con (inesperados) giros de guión y una acción correctamente distribuida.

Dicha acción es constante en casi todo el metraje, pero no hay momentos de alta tensión como en la primera película, ni emoción ni piel de gallina como en la segunda (aunque en las escenas entre Batman y Bane se masca la tragedia, conociendo la historia ya relatada en los cómics).
Aunque realistas (como viene siendo habitual en la saga), las escenas de batallas, peleas y persecuciones quedan menos espectaculares en pantalla de lo que se esperaba por los tráilers o los pósters promocionales, con unos planos correctos y una velocidad normal (al menos ha corregido este aspecto tan criticado de El caballero oscuro).
Se echa en falta el peso de las elaboradas interpretaciones de Heath Ledger y Aaron Eckhart de la anterior entrega y, aunque el trabajo de Tom Hardy y Anne Hathaway es notable, no es sobresaliente. Las primeras escenas parecen una acumulación de los actores de Origen en una nueva misión (por suerte nos hemos librado de Leonardo DiCaprio), cuesta reubicarlos y sus personajes son poco creíbles hasta que no avanza la trama.
Afortunadamente, los constantes Christian Bale, Gary Oldman, Morgan Freeman y (el siempre destacable) Michael Caine ayudan al espectador a introducirse en la película, ya que el ficticio salto temporal de 8 años desde la anterior entrega ha pasado factura a los personajes y su presencia en pantalla hace más llevadera esta transición.
Quizás lo más valorable del guión sea la verosimilitud de la trama en cuanto al tratamiento del tiempo, se ha acostumbrado al espectador a que en el cine todo suceda en un breve periodo y, por suerte, en este caso, el argumento se extiende por el metraje con elipsis temporales muy reales y destacables.
Como conclusión de la trilogía planteada, El caballero oscuro: La leyenda renace cumple su cometido a la perfección: cierra tramas previas, abre y cierra nuevos argumentos (relacionado con los villanos) y pone punto final a la historia comenzada con Batman begins, aunque no transmite la frescura del comienzo ni la espectacularidad de la secuela. Dejando una sensación agridulce en el espectador, que queda satisfecho, pero no se emociona.
Visualmente sólo sorprende la (socorrida) escena inicial (incomparable al atraco al banco de la película anterior) y las escenas en las que el Murciélago (el Bat, el nuevo vehículo del héroe) o la Bat-moto están implicados. La “guerra” que prometían los pósters queda un poco descafeinada y excesivamente planificada, sin opción al caos deseable, provocando un excesivo confort y poca tensión en el espectador.
Al igual que las imágenes, la música de Hans Zimmer tampoco va a destacar por su independencia frente a las composiciones anteriores (tampoco sería lógico), usa piezas de las otras películas y avanza tímidamente y sin mucho riesgo (a excepción de los temas relacionados con la revolución de Bane).
El director transmite en la película cierto hastío a la hora de ir más allá de lo planeado, quedando la película con un tono correcto e imperturbable que no defrauda (es notable, pero no excelente), satisfará a los seguidores del director y de la saga, pero no quedará como la mejor de la trilogía. Tal vez las expectativas eran demasiado altas.

Quizás la idea de que las tres películas formen un conjunto argumental sea el punto de vista necesario para entender y valorar mejor esta última entrega que, aunque queda por debajo de su predecesora, es, para la saga, un destacado broche final.

También te puede interesar

6 comentarios sobre “‘El Caballero Oscuro: La leyenda renace’: El correcto y poco arriesgado final de la trilogía

  • el 18 julio, 2012 a las 6:05 am
    Permalink

    Como gran fan del personaje y de esta saga de Nolan, y con las expectativas muy altas, confío verla este viernes y quedarme con un gran sabor de boca. Me quedo con tu idea de que la trilogía es un conjunto argumental, y que cumple como broche final. Ahora a esperar para comprobar si consigue ponerme o no la piel de gallina cuando la vea.

    Respuesta
  • el 18 julio, 2012 a las 8:12 am
    Permalink

    Yo la veré este fin de semana también. Me he ido preparando esta semana pasada viendo de nuevo las dos anteriores. Y ahora que las tengo muy recientes tengo que decir que, al contrario de la sensación que tuve al verlas en su día (no las había vuelto a ver desde el cine), me gustó más la primera película que la segunda. Batman Begins se me hizo mucho más amena y llevadera, perdiendo su secuela la frescura que tenía la primera.

    Que no se me entienda mal, El Caballero Oscuro es un peliculón, sustentada sobre todo por un soberbio guión y unas excelentes interpretaciones. Pero peca de una excesiva duración y demasiados giros de guión. El protagonista cede gran parte del protagonismo que tenía en la primera película a otros personajes que cogen más fuerza que en Batman Begins, como Gordon o Lucius, y a los personajes nuevos destacando los muy bien conseguidos Joker y Harvey Dent.

    Pero el gran sabor que dejó El Caballero Oscuro hizo que la gente (entre los que me incluyo) espere de la culminación de la saga, una obra maestra. Y eso puede ser malo, muy malo. Nunca se puede ir a ver una película con el "hype" por las nubes, con las expectativas muy altas, porque a la mínima que no llegue a lo esperado saldrás del cine con un sabor agridulce aunque haya sido un peliculón.

    Por eso yo iré a verla sin esperar demasiado, yendo ya sobre aviso habiendo leído alguna crítica parecida a la de Oscar. Así es posible que me guste incluso más. Además yo nunca me he leído los comics, así que no conozco la historia de Bane, aunque algo he leído…

    En cualquier caso, una pena que todo acabe ya. Hacían un gran equipo para una gran saga los Nolan, Bale. Freeman, Caine, Oldman y compañía…

    Respuesta
  • el 18 julio, 2012 a las 7:39 pm
    Permalink

    Yo aun esperaré para verla. Mañana iré a ver Spiderman. Pero por lo que voy leyendo me reafirmo en que mis expectativas se van a ajustar más a lo que se espera la mayoría.

    TDK está sobrevalorada, de por si, y en comparación con Begins. Igual la gente se espera algo tan impresionante que es irrealizable. Todos tienen en su cabeza lo que quieren y cumplir eso es imposible. Algo parecido pasó con la nueva trilogía de SW o la nueva de indy. Todos tenían esas pelís en la cabeza y cumplir expectativas así es imposible.
    Me espero una muy buena peli, seria, chula, espectacular, bien interpretada y que me mole.

    Respuesta
  • el 19 julio, 2012 a las 6:12 am
    Permalink

    Yo soy un gran seguidor de la saga, y coincido contigo Javier en que Begins era amena, y a mi mi favorita en lo que respecta a película como tal: trama, interpretación, dirección… pero tras ver El Caballero Oscuro, uno espera un repertorio de peleas, acción, efectos especiales… y música, sobre todo música, que la BSO de Zimmer fue impactante.

    El viernes hablamos del tema, jejeje

    Respuesta
  • el 19 julio, 2012 a las 4:55 pm
    Permalink

    Como dijo Javier, si espero ir con una gran expectativa pues a lo mejor saldre defraudado y no es la idea. Cada quien tiene su dote de critico y hasta que no la vea no opinare al respecto, lo que si puedo decir es que esta saga (indiferente a como la vean los demas) me ha gustado bastante y las admiro como admire el trabajo de los Hmnos Wachowsky en The Matrix, de que dieron un giro a la manera de ver los personajes de comics en pantalla grande, lo dieron y eso nadie (aun no he visto quien no comente a Nolan, a Heather o a Dark Knight como ejemplos y leyendas) lo puede negar.
    Interpretaciones como las de Hardy y Hathaway, bueno, a mi consideracion no los ubico en el papel pero ya cuando este sentado comiendo mis chocolates y bebiendo mi refresco ya me hare a la idea.
    Como conclusion, Nolan, por mas descabellada que haga algunas peliculas, completa o incompleta, para mi es digno de admirar porque, cuantas veces hemos llegado a filmar aunque sea un video casero con tales argumentos, actuaciones o parlamentos?

    Respuesta
  • el 24 julio, 2012 a las 10:16 am
    Permalink

    Hardy fantástico y Hathaway bastante bien, pero creo que no le hans sacado todo el partido al personaje.

    Estoy de acuerdo con todo lo dicho en la crítica. Coincido al 99% en realidad, porque la primera pelea de Bane y Batman sí es un auténtico momentazo.

    Respuesta

Deja un comentario