SITGES 2011: ‘New Kids Turbo’, chonis “Made in Holland”

Las críticas de Agustín Olivares: New Kids Turbo

Horror en el hipermercado.

Una de las películas que más me han marcado de ésta edición de Sitges 2011 ha sido, sin duda, New Kids Turbo. Pude verla el último fin de semana, después de visionar frikadas como The Robot, pero nada es comparable con New Kids Turbo: pocas veces me he podido tronchar tanto viendo una película.
En el filme se sigue la historia de cinco amigos, residentes de Maaskantje, que son despedidos de sus respectivos trabajos a causa de la crisis económica (y de su ineptitud laboral). Desde ese momento deciden no pagar nada más.

Un argumento tan simple da para muchas, muchísimas coñas. Empezando por las pintas de los protagonistas y siguiendo por las más diversas y desternillantes situaciones, sabes que vas a ver un producto que no te dejará indiferente.
”¿Existirá realmente semejante fauna en aquel país?” será la primera pregunta que te vendrá a la mente. Sinceramente, espero que si. Si son la mitad de graciosos que los cinco grillados de New Kids Turbo, las autoridades holandesas desde luego no estarán aburridas.
El sentido del humor del que hace gala oscila entre el slapstick, la guarréz, el absurdo y el humor negro. Cada coña está situada en un punto estratégico de la película, provocando que no puedas estar más de cinco minutos sin reír. Esto está potenciado por un montaje ligero, unas interpretaciones pasadas de rosca y una banda sonora que le viene como anillo al dedo.
Pese a ser una comedia, cuenta con un buen número de efectos especiales: explosiones, tiros, golpes, saltos, piruetas… Afortunadamente, nada llama la atención negativamente. Cada efecto está situado donde corresponde, sin pretender llegar donde no se puede pero sin quedarse corto, apoyando la exageración que marca la tónica del filme.
Si te gustan las películas de colgados y si disfrutaste con Jackass o  Brüno, no lo dudes: New Kids Turbo es tu película. Si no, da igual, dale una oportunidad. Seguro que no te defrauda. Y, por supuesto, mirala en versión original subtitulada.

También te puede interesar

Deja un comentario