‘Noche de miedo’ (2011) : Más terrorífica y divertida que la original

Las críticas de Agustín Olivares: Noche de miedo (2011)

Tras la llegada de Jerry (Colin FarrellCassandra’s Dream) a un barrio-dormitorio de Las Vegas, empiezan a ocurrir cosas extrañas. Parece que solo Charlie (Anton YelchinTerminator Salvation) se percata de la situación, por lo que se dispone a desenmascarar a su nuevo vecino, demostrando a su madre (Toni ColletteEl sexto sentido) y su chica (Imogen PootsChatroom) que no son imaginaciones suyas.

Craig Gillespie (Cuestión de Pelotas, Lars y una chica de verdad) es el encargado de dirigir este remake de la película homónima de 1985, consiguiendo superar con creces el film original. Mientras que la película en la que se basa era un producto simpático aunque con cierta carencia en el ritmo, la nueva versión no deja un minuto para el aburrimiento, consiguiendo trasmitir verdadero terror en sus partes más oscuras, pero sin descuidar un sentido del humor que, sin ser desternillante, te arranca una sonrisa en más de una ocasión.

El guión de Martin Noxon consigue alejarse lo suficiente del original de Tom Holland, otorgando a esta Noche de miedo identidad propia, mucho más oscura que la original. En esta ocasión, la sangre empaña la pantalla más veces, hay muchas más escenas de acción, las transformación han pasado a ser, en su mayoría, creadas digitalmente, y el malo ha pasado de ser un galán de la vieja escuela a un chulito cervecero con camiseta de tirantes. Estos cambios, sumados al empeño por evitar repetir situaciones y encuadres del film original, consiguen que el espectador aleje de su memoria la película de 1985 y se deje sumergir en la historia que se le presenta ante sí.

Al reparto ya nombrado, se le suman Christopher Mintz-Plasse (Kick-ass) como el amigo frikazo de Charlie, David Tennant (Dr. Who) como Peter Vincent, Show-runner de un programa de TV de artes ocultas, y Dave Franco (Siempre a mi lado) como el chulo del barrio.
Contra todo pronostico, brilla con luz propia la actuación de Colin Farrell como Jerry, el vampiro protagonista. Sus malas actuaciones en películas como Cassandra’s Dream, Alejandro Magno o El imaginario del Dr. Parnassus, habían hecho que perdiera la fe en él. Pero en esta ocasión se ha sumergido en la psique del protagonista, moldeando su personaje de forma que consigue trasmitir verdadero mal rollo, pero evitando histrionismos propios de este tipo de papeles. Ha conseguido evitar su recurrente cara de poker, y le ha dado a Jerry toda la mala baba que se puede esperar de un vampiro del Siglo XXI.
En cuanto al resto del reparto, Anton Yelchin resulta convincente, Toni Collette es capaz de interpretar un personaje como éste sin siquiera mirar el libreto, Imogen Poots complementa perfectamente a Yelchin, Chrostopher Mintz-Plasse parece que se esté estancando en personajes frikis, insociales y resentidos con el mundo que le rodea, David Tennant interpreta a un Peter Vincent totalmente distinto del original, lo cual no es bueno ni malo, y Dave Franco tiene un papel igual de corto que innecesario.
La banda sonora de Ramin Djawadi (Juego de Tronos, Iron Man), sin ser brillante, consigue sumergir al espectador en una atmosfera tensa, hammeriana, que eriza el bello de los brazos.
La fotografía de Javier Aguirresarobe cumple con su cometido, mostrando lo necesario y otorgando un aire siniestro a un espacio actual, sin barroquismos típicos de películas de vampiros.
Cabe destacar el trabajo de los efectos especiales y digitales. Las transformaciones son especialmente convincentes y las escenas de acción están bastante cuidadas. Además, el montaje se ajusta a los cánones actuales pero sin caer en lo epiléptico, y las localizaciones son de lo más acertadas (especialmente la guarida de Peter Vincent).
En definitiva, Noche de Miedo es la película perfecta para pasar una tarde con los amigos, sin mayor pretensión que divertirse. No será una de las películas más recordadas de este año, pero sin duda está por encima de otros productos de entretenimiento que se encuentran actualmente en cartelera. En mi opinión, se merece una mejor suerte en la taquilla que la que está teniendo.
Lo mejor: Colin Farrell y la banda sonora.
Lo peor: Que esperes algo más que un entretenimiento.

2 comentarios sobre “‘Noche de miedo’ (2011) : Más terrorífica y divertida que la original

Deja un comentario