Jeffrey Wright podría no regresar a ‘James Bond 23’

Hace poco nos enterábamos que la violonchelista serbia Jelena Mihailovic fue elegida para escribir el score de la banda sonora de la nueva película de James Bond, la número 23, que en estos momentos Sam Mendes está dirigiendo. A Mihailovic le comentaron que el nombre de la nueva película es Carte Blanche, que es el nombre de la nueva novela de James Bond escrita por Jeffrey Deaver.

Jeffrey Wright, que en estos momentos está presentando The Ides of March, ha interpretado con anterioridad al agente de la CIA Felix Leiter en las dos últimas película de James Bond, Casino Royale y Quantum of Solace.

Felix Leiter fue creado por Ian Fleming, y tanto en las novelas como en las películas de James Bond, Leiter trabaja para la CIA, y ayuda a Bond en varias de sus misiones. En algunas novelas Leiter se une a la Agencia de Detectives Pinkerton y en la película Licencia para matar es transferido a la DEA.

En esta nueva entrega dirigida por San Mendes es probable que el actor no vuelva a estar frente a Daniel Craig, pues su personaje parece no tener cabida.

Wright ha declarado en el Festival de Cine Internacional de Toronto que no ha recibido ninguna llamada. Dado que el rodaje empezará pronto, para estrenar la película el 9 de noviembre de 2012, es de suponer que la producción habría tenido que mantener contacto con él ya.

Curiosamente, mientras que el personaje podría no aparecer en pantalla en la nueva película de 007, Wright dijo que habría alguna posibilidad de que Felix Leiter puede ser mencionado en la película. Como anecdota, David Hedison y Jeffrey Wright son los únicos actores que han encarnado a Leiter más de una vez.

No sabemos si finalmente participará o no, pues queda todavía más de un año antes de que se estrene la película, pero no parece que tenga hueco el actor en estos momentos. No obstante, aún quedan muchas cosas por saber de Bond 23, como por ejemplo el rol de villano que tendrá el actor español Javier Bardem.

Os recordamos que para la nueva novela, Deaver ha tenido con su nueva novela la misión de mostrar un Bond del siglo XXI, que debe hacer frente a dudas morales a la hora de aplicar su conocida licencia para matar. La última entrega del agente secreto nos traslada a un mundo que ha conocido los ataques terroristas de Nueva York y Londres, donde Bond deberá enfrentarse a un nuevo peligro y lo hará, como siempre, rodeado de hermosas mujeres, villanos memorables y gadgets de tecnología punta. Su objetivo es proteger el Reino, y no importa con qué medios, pues ahora Bond tiene “carta blanca”.

También te puede interesar

Deja un comentario