‘Furia de Titanes 2’ busca carácter histórico

El director de la segunda parte de Furia de Titanes, el sudafricano Jonathan Liebesman, quiere que la nueva película tenga “el rigor histórico de Gladiator” y los efectos especiales de El señor de los anillos, algo que posiblemente consiga gracias al equipo (y al presupuesto) que la sacará adelante.


Son más de cien millones de dólares y quinientas personas, entre las que se cuentan, por ejemplo, los especialistas responsables de las sagas de Batman o Harry Potter, incluida su diseñadora de vestuario, Jany Temime, o el director de efectos especiales de El Caballero Oscuro y Charlie y la Fabrica de Chocolate, Nick Davis.

En el reparto repiten, por supuesto, Sam Worthington, en el papel de Perseo; Ralph Fiennes, como Hades; Liam Neeson, como Zeus, y se incorporan Rosamund Pike, en el papel de Andrómeda, y Toby Kebbell como el hijo de Poseidón, Argenor.

Los equipos internacionales han montado dos set de rodaje, el primero de ellos pegado a la costa en Arico, donde se ha recreado el poblado donde se recupera la historia de Perseo, un semidios, hijo de la humana Danae y de Zeus, que lleva una vida tranquila de pescador junto a su hijo, que ya tiene diez años.

Según el director de la película -autor, entre otras, de The Texas Chainsaw Massacre: The Beginning o Battle: Los Angeles-, el suspense es muy importante en sus cintas, “y lo habrá en esta”, asegura.

“Trabajar con estos actores es increíble, cuando me veo en una habitación intercambiando opiniones con ellos no me lo creo. Y Sam -desvela Liebesman- que es mucho más joven, tiene un increíble instinto, aporta mucho, se implica y participa todo lo que puede”, hasta el punto de que hay que convencerle para que utilice dobles en las escenas peligrosas.

Opina que ser “no es tan definitivo ser de un país u otro”, en cuanto al punto de vista que un autor sudafricano como él puede dar a una historia mitológica como esta, pero sí su forma de entender el cine: a él le parece fundamental introducir “realismo” a la película, en el sentido de “Chris Nolan o Darren Aronofsky”, señala.

El rodaje continuará en las afueras de Londres para terminar en Surrey y Gales del Sur, donde se rodará la batalla final, aunque en postproducción se montará la imagen de las calderas de la montaña del Teide en el horizonte. El estreno está programado para el 31 de marzo de 2012.

Fuente:RPP

También te puede interesar

Deja un comentario