‘Scream 3’: El desgaste de la fórmula

Los análisis de Óscar M.Scream 3

Casi tres años después del estreno de Scream 2 (que costó más pero ha recaudado casi lo mismo que Scream) el estreno de la ¿última? parte, batió el récord de pantallas y ha recaudado 161 millones de dólares (como sus predecesoras), pero defraudó en gran medida a los seguidores de la saga (por el guión de Ehren Kruger).

Aunque Wes Craven continuaba, Kevin Williamson (debido a la presión soportada durante el rodaje de la segunda) decidió abandonar el guión en favor de su serie Dawson crece y la realización de su primera película como director: Secuestrando a la Srta. Tingle.

Scream 3 tenía el listón muy alto, cualquier continuación iba a ser duramente criticada y quizás volver a repetir la misma fórmula no fue la mejor opción; el guión y los personajes están muy poco desarrollados, y tampoco ayudó que éste se filtrase en internet y hubiera que cambiarlo varias veces.

AVISO: A partir de este punto se revelan datos importantes del argumento.

La última parte de la (ahora, primera) trilogía se toma demasiado en serio a sí misma, cosa que no ocurría con las anteriores. Con los precedentes existentes el guionista decidió innovar y asesinar en la escena inicial a un personaje principal, Cotton (Liev Schreiber), intentando demostrar que nadie está a salvo del cuchillo del asesino; sin embargo la escena resulta predecible desde el inicio y abusa de las típicas situaciones que las anteriores películas tanto se habían criticado (como la ducha o la persecución).

*El asesino (o asesinos):
Aunque se intenta hacer dudar al espectador sobre la identidad del asesino, la carnicería va descontando uno a uno a los posibles sospechosos y lo más desastroso sucede cuando veinte minutos antes del final se muestra a un sospechoso muerto sin haber sido atacado, le toman el pulso y dicen que está muerto (según el audiocomentario es un truco realizable). No había que ser un gran detective para adivinar quién era el asesino en esta ocasión.

Es evidente que el trío protagonista es inocente, por lo tanto quedan las nuevas incorporaciones; sin embargo el guión es muy incoherente y hubo continuos cambios de asesino durante el rodaje. Por ello nos encontramos con incriminaciones absurdas sobre personajes que “casualmente” están donde no deben, pero éstos están muy mal desarrollados y no despiertan el más mínimo interés en el espectador como para dudar de su culpabilidad.

El recurso que se utiliza para incriminar a los personajes es que el asesino tiene un juguetito nuevo: un aparato capaz de reproducir la voz de cualquier personaje, que, en lugar de diversificar y ampliar las sospechas sobre todos, transmite poca consistencia e integridad en torno al asesino. Pero poco se podía esperar de un guionista cuyo mayor logro había sido Arlington road, temerás a tu vecino (una película floja, absurda y sin sentido, que se vendía por el sorprendente giro final, que era bastante ridículo).
Tras descartar a los personajes fijos de la saga, nos encontramos con el reparto completo de “Puñalada 3” como principales sospechosos: la actriz que quiere que su personaje sea mejor que la original, la chica que se acuesta con quien sea por conseguir un papel o el director que quiere acabar su película; los demás personajes no llegan ni a la categoría de sospechosos, el actor afroamericano, el guardaespaldas, el actor que hace de sheriff, el policía (y su compañero) o el productor de la saga apenas tienen relevancia en la trama de los asesinatos.

*La historia:

La información que falta de los personajes sobre estos dos años es bastante escasa: Sidney (Neve Campbell) ha abandonado todo contacto con el mundo y vive auto-recluida en una casa en el campo. Gale Weathers (Courteney Cox) ha fracasado como presentadora de televisión. Y Dewey (David Arquette), tras recuperarse y ser abandonado por Gale en Woodsboro, es el asesor técnico de “Puñalada 3”.

Según se ha confirmado en diferentes entrevistas la idea de que el reparto de “Puñalada 3” estuviera involucrado en los asesinatos fue de Kevin Williamson (sin embargo, el rodaje se realizaba en Woodsboro y no en Hollywood), al igual que la idea de que el asesino fuera el hermano de Sidney, el director Roman Bridger (Scott Foley), en un homenaje a la película Halloween (donde la única superviviente es la hermana del asesino), tras haber sido repudiado por su madre por ser fruto de una violación.

Las 48 horas que siguen desde el asesinato de Cotton hasta la batalla final en casa del productor de cine muestran la investigación de Gale y Dewey para descubrir al asesino, la pista son unas fotos de la madre de Sidney que el asesino deja como reclamo para encontrarla. Ehren Kruger utiliza el recurso de ambientar la película en un plató de rodaje para introducir referencias al cine típicas de la saga, las cuales son vagas y poco originales (como que Sidney apuñale al asesino con un picahielos, como en Instinto básico).

Se aprecia que los personajes no han evolucionado casi nada desde el final de Scream 2: Sidney viste la misma ropa o Gale hace un periodismo menos agresivo, pero en el fondo quiere ser la primera en dar la noticia. El trasfondo que tenían los personajes en las anteriores entregas aquí ha desaparecido, las nuevas incorporaciones son personajes superfluos, vacíos y sin interés para el público; sólo podría salvarse el personaje de Jennifer Jolie (Parker Posey), por querer ser más auténtica que la Gale original.

*La escena:
La película no cuenta con escenas excesivamente destacables, Kruger intenta salvar el guión recurriendo a la repetición de escenas de las películas anteriores (aprovecha la reproducción en el plató de las casas de Woodsboro para volver sobre Scream y los espejos falsos para recrear la escena del estudio de doblaje de Scream 2) y si escribía dos versiones de una escena, se rodaban las dos (o las tres, como el asesinato de Cotton).

Scream 3 no lo tuvo nada fácil, al abandono de Williamson y al guión de Kruger en reescritura continua (por las filtraciones) hubo que añadirle la poca disponibilidad de Neve Campbell para rodar (lo que justifica que su personaje no aparezca durante media película) y que los productores introdujeran cambios a mitad del rodaje (Angelina Tyler era compañera de clase de Sidney y la cómplice del asesino, pero no les gustó la idea).

Muchas escenas se rodaron varias veces y se cambiaron los diálogos sobre la marcha, según dicen todo el equipo aportó ideas durante el rodaje, incluso Carrie Fisher, que interpreta a una trabajadora de los falsos estudios “Sunrise” y se ríe de sí misma, ayudó a pulir el guión. La escena del regreso de Randy y la del despacho de Milton se reescribieron durante el rodaje y fueron recortadas y montadas en varias ocasiones.

*El asesinato:

El asesino abandona el juego con las víctimas y los va asesinando uno a uno sin motivo, según el guión los mata en el orden en el que mueren en la película “Puñalada 3” y ésto es lo más destacable: actores haciendo de actores hablando de lo que pasa en el guión de una película, que luego les sucede a ellos. Sin embargo los crímenes son poco efectistas, simples y bastante tópicos: cortar la luz de una casa no es nada terrorífico y provocar una explosión con gas es un recurso poco tétrico y que no encaja con la línea de las entregas anteriores, donde el asesinato era algo más físico entre el asesino y la víctima.

*Las reglas:
La hermana de Randy aparece por sorpresa (nuevo error: ¿qué tipo de seguridad hay en ese estudio?) con una cinta de vídeo, el legado de Randy (Jamie Kennedy), que explica las super-reglas de las trilogía: (1)el asesino es sobrehumano (tras recibir doce disparos y apuñalarlo tres veces a Roman hubo que dispararle en la cabeza);(2)cualquiera puede morir; y(3)el pasado nunca descansa (por las fantasmagóricas escenas de la madre de Sidney y la recreación de su asesinato, que no se vieron en la primera película).

Respecto a las reglas propias de las saga: el famoso para atraer a la audiencia(en esta ocasión fue Kelly Rutherford); nadie está libre de ser asesinado (Cotton); y la explicación final de los motivos (Roman, el hijo secreto de la madre de Sidney, la odia por haber sobrevivido y ser más famosa que él).

*Los supervivientes:

Los veteranos Sidney, Gale y Dewey, y además del Detective Kincaid (a pesar de sus heridas). El final muestra a los cuatro supervivientes felices en casa de Sidney, Dewey pide matrimonio a Gale y se da por supuesto que Sidney y Kincaid mantienen una relación; un final feliz para el final de la trilogía.

*La dirección:

La falta de un guión contundente obligó a Wes Craven a ser imaginativo a la hora de rodar, abusar en exceso de planos muy cerrados (en contraposición a las maravillosas composiciones de Scream y Scream 2) da lugar a una continua sucesión de planos medios, que evitan mostrar el entorno que rodea al actor, incluso en las escenas donde se recrean los escenarios de Scream cierra mucho el objetivo, se centra en los actores, para distraer al público y que no preste atención a los agujeros de la trama. Craven sigue siendo un maestro a la hora de rodar el terror hasta sin un guión definitivo.


Por desgracia, al cerrar tanto el plano abusa también en exceso del sobresalto mediante las apariciones de los actores por sorpresa dentro del plano (incluso aunque éstos estén en el centro de una habitación y haya suficientes metros como para que puedan ver quién se acerca); tras analizar mínimamente las escenas se aprecia que son efectos de dirección y no de guión.

En esta ocasión el escenario juega un papel menos importante, pero hay que destacar la recreación de las casas de Woodsboro o la mansión fantasmal y laberíntica de John Milton; por otra parte, la recuperación de la ropa de Scream (para Jennifer) y Scream 2 (para Sidney) y los continuos, innecesarios e insistentes cambios de modelo de Courteney Cox no son suficientes para evitar percatarse de lo demacrada que aparece durante la película, aunque todo el reparto ya lo parece en el póster.

*La Música:
Desafortunadamente el grupo Creed se hizo cargo de la banda sonora; en un alarde de imaginación se decidió que lo mejor para aumentar las ventas era incluir en el disco canciones que no suenan en la película (se oye brevemente What if al principio y This is the end se reserva para los créditos), así surgió un disco titulado “Scream 3 The album”, que, descaradamente, es una recopilación de canciones de estilo rock duro sin conexión con la película y sorprendentemente molesta para los oídos. Pero fue disco de oro. Cosas del márketing.
Por su parte, la música compuesta por Marco Beltrami se vuelve más tétrica, triste y deprimente que en las entregas anteriores. Su música refleja perfectamente la tensión, la impotencia y el hastío de los personajes al comprobar que la historia no tiene final y que los asesinos nunca descansarán; y lo hace con una composición llena de fantasmales voces suaves que, sin duda, es una de las mejores partituras escritas para una película de terror.

*Curiosidades:
(1) El estreno se retrasó dos meses (volvieron a rodar escenas un mes antes del estreno) y no hubo pases de prueba ni para la prensa; se rodaron tres finales y ni siquiera los actores sabían cuál era el definitivo.
(2) Los nombres que se usaron durante el rodaje fueron Ghostface y Scream 3: Ghostface killer.
(3) Aunque finalmente se optó por mantener el estilo del póster de la 2ª parte, se realizó otro póster totalmente diferente, que se incluyó dentro de la banda sonora.
(4) En el primer guión de Williamson Sidney mataba a Ghostface en la secuencia inicial, y resultaba ser un aficionado; el asesino era Stu, que había sobrevivido y coordinaba los ataques desde la cárcel, pero la masacre de Columbine hizo cambiar el argumento.

También te puede interesar

3 comentarios sobre “‘Scream 3’: El desgaste de la fórmula

  • el 20 abril, 2011 a las 7:58 pm
    Permalink

    La idea de hacer el rodaje en Woodsboro me hubiese gustado más. Pero me decepciona que lo del hermano fuese idea de Williamson también. Es lo que más odio de Scream 3. No me gusta que se inventen que él y Billy estuvieran compinchados. Me parece absurdo, porque es algo que Billy le hubiese dicho a Sidney cuando pretendía matarla, sólo para joderla más.

    Y bueno, lo de que cualquiera use chaleco antibalas, lo del distorsionador de voces con las voces de todos (aunque estén muertos, como Maureen) y las apariciones fantasmagóricas siempre me han parecido ridículas.
    Al igual que la mansión, en plan tren de la bruja o Scooby-Doo.

    La escena inicial de Williamson se ha confirmado en el documental Still Screaming. Hubiese estado bien, y no la sosa secuencia inicial de Kruger. Pero lo de Stu es solo un rumor, que incluso ha llegado hasta Scre4m. De hecho, hubiese sido absurdo.

    Respuesta
  • el 22 abril, 2011 a las 2:37 pm
    Permalink

    La idea de volver a Woodsboro ha sido reciclada para la 4ª parte, como habrás visto, Williamson siempre dijo que quería que la parte final de la trilogía volviera al lugar de origen de todo.

    La idea de que hubiera un tercer asesino en Scream comenzó en los foros durante el rodaje de Scream 2, como no se utilizó para ésta, lo usaron en la siguiente (reconozco que el guiño a Halloween está muy cogido por los pelos), de todas formas, en general, es un asesino muy flojo y suave.

    Es curioso lo que comentas, ya que en el audiocomentario de Scream 3 el director y los productores dicen que toda la parte final de la mansión parece un episodio de Scooby-Doo. Toda la parte final, con los pasadizos ocultos, es bastante absurda.

    El propio Matthew Lillard (Stu) dijo en una entrevista que "sólo le había caído una tele en la cabeza"… y que eso no implicaba que estuviera muerto. Probablemente contactaron con él para la 3, pero, como dijeron, tras la masacre de Columbine cambiaron la trama, porque implicaba al alumnado del instituto y lo consideraron inoportuno.

    Respuesta
  • el 22 abril, 2011 a las 2:52 pm
    Permalink

    Realmente me alegro que no siguieran con la idea de Stu 😛

    Además, Dewey estando en la policía lo hubiese sabido (tanto si hubiese desaparecido en plan Michael Myers como si hubiese sobrevivivo y se lo llevara una ambulancia) y habrían mencionado a Stu alguna vez como sospechoso en las siguientes.

    Respuesta

Deja un comentario