‘No lo llames amor… llámalo x’: Una comedia con poca gracia

Las críticas de Óscar M.: No lo llames amor… llámalo x

Un director de cine porno de la transición (Mariano Peña), que no trabaja desde entonces, vive un momento de depresión y decide volver a rodar una última película que le vuelva a hacer ganar el favor del público; para ello recurre al elenco de sus producciones, entre los que se encuentran un matrimonio propietario de un asador de pollos (Paco León y Kirá Miró), un trabajador de un club de striptease (Javier Mora) y una nueva adquisición (Ana Polvorosa).
El guionista Oriol Capel (que antes había escrito Fuera de carta y Que se mueran los feos) dirige su primera película en la cual aparecen la mayoría de actores de la serie Aída (de la que también fue escritor); además cuenta en su currículum con haber escrito episodios de las series 7 vidas y (la misteriosamente desaparecida) Gominolas.

Sin embargo, y desafortunadamente, todo este bagaje laboral le ha servido bastante poco a la hora de convertir en éxito No lo llames amor… llámalo x, el guión es aburrido, predecible, pretencioso y poco efectista; utiliza recursos manidos y gastados para provocar la sonrisa en el espectador y a duras penas lo consigue. Ni siquiera el título es un alarde de originalidad ya que es excesivamente similar a otra película que en su momento se promocionó del mismo modo que ésta: ¿Por qué lo llaman amor cuando quieren decir sexo?
La película, que promete ser la gran revolución de los actores televisivos, emula la realización de un documental sobre la grabación de la película “El alzamiento nacional”, la última producción pornográfica de un director en decadencia. Para ello, recurre al sobado efecto de situar la cámara frente al actor como si estuviera haciendo una entrevista y utiliza las típicas bromas de personajes que se meten en pantalla o quieran cortar parte de la grabación.
A pesar del poco efectismo del guión, la película no resulta aburrida, aunque sí predecible; y las poco sorprendentes interpretaciones de los actores tampoco son suficiente para salvar la trama. La mayoría de los actores provienen la serie de televisión Aída y los personajes que interpretan son excesivamente similares a los de la serie, no es posible apreciar ni un matiz de diferencia entre ellos. Tampoco se libran Julián López, que continúa haciendo el mismo trabajo que ya veíamos en Muchachada Nuí, o Eduardo Gómez, que sigue interpretando su papel de la serie La que se avecina.
La continua insistencia del cine español de mezclar humor y tragedia pocas veces obtiene buen resultado si no se trabajan bien ambos géneros, y No lo llames amor.. llámalo x no consigue despertar en el espectador ninguno de los dos; principalmente porque el humor es demasiado blando y la película contiene pocos momentos de efecto cómico, y porque la tragedia está muy centrada en sólo tres personajes (el matrimonio  interpretado por Paco León y Kira Miró y el personaje de Adriana Ozores) y tampoco expresan un drama excesivo como para llegar a enternecer al espectador. Ni siquiera las sobreactuaciones forzadas que simulan los actores haciendo de actores en el rodaje porno van más allá de la simple parodia del género.
Realmente lo único divertido de la película son los títulos de las falsas películas pornográficas producidas por el personaje de Mariano Peña (“Puti woman”, “Los hombres que no amaban a las mujeres, pero se las follaban”, “Follándose a Nemo”, “Los santos indecentes” o “Tetánic”) y sus representaciones (aunque se abusa tanto de esta última en los créditos que deja de ser divertido).

Y también hay que destacar la gran labor del departamento de vestuario y atrezzo, que han conseguido representar fielmente y con gran calidad de detalle el rodaje de una película de esa categoría. Y junto con peluquería y maquillaje han conseguido que Paco León parezca salido de Jesucristo Superstar, que Javier Mora sea totalmente un caradura gigoló y que Kira Miró y Sohie Evans sean como esas chicas que se pasan el día en la calle ofreciendo sus servicios. Sin duda, lo más trabajado de la película.

Sin embargo, dada la popularidad de los actores y la publicidad televisiva que les rodea, es muy probable que esta película puede tener un relativo éxito de taquilla; además hay que tener el cuenta que el tema central de la película (el porno) es una excusa perfecta para asegurar una cantidad de carne en pantalla (todo sea por mostrar los pechos de Kira Miró y Sophie Evans).

También te puede interesar

3 comentarios sobre “‘No lo llames amor… llámalo x’: Una comedia con poca gracia

  • el 17 abril, 2011 a las 2:51 pm
    Permalink

    Tal y como indicáis en la crónica, yo también creo que tendrá exito pero por los actores que aparecen ya que muchos de ellos son muy queridos pero imagino que al final de la película te tienes que quedar un poco pensando: ¿Y para eso he pagado la entrada de cine?Lo mismo me equivoco y luego está fenomenal pero no espero mucho de ella la verdad.
    'Concurso Company'

    Respuesta
  • el 21 abril, 2011 a las 7:39 pm
    Permalink

    Por curiosidad,solo enseña las tetas Kira miro y Sophie Evans?

    Respuesta
  • el 22 abril, 2011 a las 2:05 pm
    Permalink

    Sí, Ana Polvorosa continúa siendo muy recatada… pero Javier Mora enseña el culo… por si te sirve de consuelo.

    Un saludo y gracias por comentar.

    Respuesta

Deja un comentario