‘Cinco metros cuadrados’ triunfa en el Festival de cine español de Málaga

La película Cinco metros cuadrados, de Max Lemcke, ha logrado la Biznaga de Oro en el decimocuarto Festival de Cine Español de Málaga, tal y como ha hecho público hoy su presidente, Vicente Aranda.
Cinco metros cuadrados está centrado en el famoso pinchazo de la burbuja inmobiliaria, pero no sólo logra el Premio a Mejor Película, sino que también se lleva los premios de la crítica, el de mejor actor (Fernando Tejero), mejor actor de reparto (Jorge Bosch), y mejor guión (Pablo y Daniel Remón).
La película nos cuenta como Alex y Virginia compran un piso, sobre plano, a las afueras de una gran ciudad en busca de precios más económicos. Reúnen sus ahorros para pagar la entrada, más una hipoteca a cuarenta años. La casa de sus sueños: dos habitaciones, cocina, salón con chimenea… Y sobre todo, lo que acaba por convencer a Alex: una terraza. Pequeña, de cinco metros cuadrados, pero con unas vistas maravillosas. Cuando sólo faltan unos meses para la entrega de los pisos el edificio está aún sin terminar. Un buen día, precintan la zona y paran las obras.

Con diferencia esa ha sido la película triunfadora, aunque ha habido también hueco para otras películas que se llevan su merecido galardón, como Catalunya über alles!, la cual ha logrado el premio especial del jurado y el premio del jurado joven, mientras que en la categoría de mejor actor de reparto se ha otorgado una mención especial a Babou Cham.
La recien estrenada comedia ¿Para qué sirve un oso?, de Tom Fernández, se ha llevado on los premios a la mejor dirección, mejor actriz de reparto (Geraldine Chaplin), y mejor montaje (Ángel Hernández Zoido).
Otra comedia, Amigos, de Borja Manso y Marcos Cabotá, se ha llevado el premio del público.
Begoña Maestre se lleva el galardón de mejor actriz de reparto por Arriya, de Alberto Gorritiberea, una película que también ha conseguido los premios al mejor vestuario (Saoia Lara), mejor fotografía (Gaizka Bourgevad) y mejor banda sonora original (Bingen Mendizábal).
El palmarés de la sección oficial se completa con el premio al mejor guionista novel (Enrique Otero y Miguel de Lira, por Crebinsky).
En lo que respecta a la sección de documentales, la Biznaga de Plata a la mejor cinta ha sido para Circo, de Aaron Schock, y el segundo premio, para Al final de la escapada, de Albert Solé, que se ha llevado el premio del público.
Durante el comunicado del palmarés de la sección oficial del Festival de Málaga, Vicente Aranda ha dejado caer ciertas críticas contra los criterios empleados por el comité de selección para elegir las películas a concurso, explicando que aunque se les había planteado un concurso alrededor de largometrajes de tratamiento social, la sección oficial dio un giro radical, apareciendo comedias, supuestamente porque es lo que el público quiere que le pongan en ese Festival.
Aranda también ha admitido que echó en falta en la sección oficial películas de mujeres, añadiendo que “está claro que el comité de selección ha establecido que eran nuevos autores los que concurrían”.
El director del Festival de Málaga, Carmelo Romero, dandose por aludido, salió en defensa del comité de selección, reiterando que “si los productores no presentan ninguna película dirigida por una mujer no se puede hacer nada”. Respecto a la abundancia de óperas primas, declaró que “esto es lo que hay, si se siguen presentando películas que son la primera, la segunda o la tercera de su director estaremos igualmente encantados”.

También te puede interesar

Deja un comentario