Ivan Reitman habla sobre ‘Los Cazafantasmas 3’, ‘Partes Privadas 2’, e incluso de ‘Los Vigilantes de la playa’

El director Ivan Reitman tiene una buena colección de proyectos pendientes, casi todos ellos secuelas o reinicios de películas que hemos visto en el pasado y que de nuevo reviviremos “gracias” a él.
Uno de esos proyectos del que hemos hablado mucho, y nunca se llega a concretar nada, es Ghostbusters 3, o, lo que es lo mismo, Los Cazafantasmas 3. De esta película ha declarado: “Hay mucho que hablar de Los Cazafantasmas III. Hay un guión muy bueno que los otros miembros del reparto han leído y nos gustó. Estamos a la espera de que Bill Murray lo lea”. Hasta aquí no ha sabido aportar nada que no hubieramos dicho en rumores, aunque se confirma que Murray se está haciendo derrogar para leer dicho guión, y no muestra mucho interés en él.

Otro de los proyectos que se ha rumoreado durante tiempo es la versión cinematográfica de Baywatch, conocido en España como la serie Los Vigilantes de la playa, del gran David Hasselhoff y sus “esculturales” mujeres. Sobre este proyecto Reitman ha declarado: “No tenemos un guión que sea realizable. Creo que es una gran oportunidad. sigue siendo una comedia, y creo que tenemos algo muy interesante – una idea clásica que se refrescará para el público mundial. Es uno de los títulos más conocidos que hay ahí fuera”. Tras once temporadas, donde se nos narraban las refrescantes aventuras personales y profesionales de un equipo de vigilantes y socorristas de las playas de California, en el año 2003 se pudo ver una película para televisión, Los vigilantes de la playa: Misión Hawai, pero nunca se han arriesgado a llevarla a la gran pantalla.
Por último, sobre la secuela de Partes privadas, protagonizada por Howard Stern, dijo: “Hablé con Howard“, agregando que tienen entre manos una gran historia para esta segunda parte, pero duda que vea la luz, matizando que: “Si él hace otra película, mi conjetura es que será la secuela de Partes privadas“. Esta película, quizás la menos conocida de las 3 citadas, se rodó en 1997 y nos presentaba al locutor más célebre de la radio norteamericana, Stern, que se interpretaba a sí mismo para relatar su propia historia de ascenso a la fama. Obsesionado con el sexo, Stern hace una radio viva, dinámica, irreverente, divertida y trepidante que transmite a través de su programa de entrevistas.

Fuente: THR

También te puede interesar

Deja un comentario