‘Camino a la libertad’: Peter Weir y su macroproducción independiente

Las críticas de David P. “Davicine”: Camino a la libertad

El director australiano Peter Weir, que nos ha sorprendido anteriormente con películas como El show de Truman, La costa de los mosquitos o El club de los poetas muertos, ha logrado pasarse al cine independiente pero de gran presupuesto, algo contradictorio, con Camino a la libertad.
Estamos ante una preciosa historia, basada en una novela, repleta de voluntad, bondad, amistad y perdón, todo ello narrado a través de la huida de siete presos de un  gulag soviético durante la II Guerra Mundial en plena Siberia, que deben recorren miles de kilometros por montañas nevadas y parajes desérticos, para encontrar el camino a la libertad, un camino de auténtica supervivencia por la dureza y la hostilidad que sólo la naturaleza es capaz de ofrecer, y que en pantalla grande es llevada a través de la producción de la propia National Geographic, por lo que nos encontramos grandes imágenes e impactantes paisajes, aunque no superen a algunos de los reportajes de la revista de viajes.

The long K: The true story of a Trek to Freedom es la novela en la que se basa esta película, narrada en primera persona por Slavomir Rawicz, a quien da vida en la película Jim Sturgess, en el papel de un militar polaco de fuertes convicciones que todo se vuelve en su contra y acaba en prisión, en plena Siberia, pero repleto de bondad a pesar de las penurias que ha sufrido y a las que se verá obligado a vivir. Pero tanto él, como el resto del reparto, cumplen perfectamente la misión de trasmitirnos la dureza de su viaje, los problemas y enfrentamientos entre los miembros de un grupo que no siempre están de acuerdo, pero que deben escoger a un cabecilla para que organice el viaje y puedan salir de tan angosta prisión. Todos ellos reflejan lo que esperamos, pero destacamos el papel de dos de los secuntadior: Ed Harris y Colin Farrell, donde vemos como Harris, en el papel de un norteamericano dolido y desencantado, y como es habitual en sus trabajos, sólo con su presencia dota de calidad y hace subir puntos a las películas en las que participa, como hiciera en La Roca o  Copying Beethoven. Pero Farrell, que es capaz de lo peor, como Alejandro Magno o Miami Vice, también es capaz de lo mejor, y demuestra que con un buen guión, y una buena dirección, puede crear personajes reales, creíbles y que llenen la pantalla, como es el caso de su personaje aquí, alguien imprevisible y extraño, a la par que peculiar. Pero tampoco debemos olvidarnos de otro secundario, Mark Strong, que se está haciendo un hueco en Hollywood con grandes interpretaciones como secundario, vistas en películas como Sherlock Holmes o Robin Hood.  Por último, nos encontramos destacando al personaje de Saoirse Ronan, Irena, que se une a última hora a la expedición a mitad de camino, y es quien une al equipo y lo dota de mayor humanidad, aportado la ternura a este drama, en la cual los miembros ven a la hija que nunca han tenido, la mujer perdida, la feligresa que siempre acude a su templo…es la auténtica metáfora del amor entre los hombres, necesario para sacar adelante cualquier misión.
Los actores, como hemos dicho, cumplen perfectamente, pero en parte es gracias a la magistral dirección, pues Weir nos define perfectamente la personalidad de cada uno de ellos, y tejiendo las relaciones entre los distintos miembros del grupo de fugados, para que podamos entender lo que sucede en dica huída, que les lleva desde Siberia hasta la India. 
A pesar del tiempo transcurrido desde su última película, Master & Commander, hace ya 7 años, sigue transmitiendo grandes emociones a través de una narración sencilla, pausada pero repleta de sentimientos. El carácter de aventura frente a la adversidad física y a la soledad hace que quizás realice demasiado hincapie en el dramatismo de algunas situaciones, pudiendo parecer larga a algunos espectadores, y faltando algún giro en la trama que dote de mayor frescura a esta huida, pero en sí tiene un buen ritmo narrativo y será una gran elección para los fans de las aventuras épicas.

También te puede interesar

Deja un comentario