Crítica de ‘Harry Potter y las Reliquias de la Muerte. Primera Parte’

Las críticas de Manuel M: Harry Potter y las Reliquias de la Muerte.1


El libro Harry Potter y las Reliquias de la Muerte es bastante especial, dentro de su saga, porque es el que tiene que cerrar todos los cabos, y además, sigue una estructura muy distinta a la de loslibros que le precedían. Por eso su adaptación cinematográfica ha sido más complicada, y una de las consecuencias es que tenemos aquí dos películas para tratar un libro, que no es el más grande de la serie, pero que tiene tantos detalles, que ha sido imposible reunirlos en una sola película. Y ciertamente, el resultado ha merecido la pena. Estamos ante un Harry Potter más adulto, que cuenta una historia mucho más seria, de mayor madurez, y que no se parece en mucho a las anteriores.

Ésta es realmente más una película de aventuras, suspense y persecución que una de magia para niños. Y se agradece, porque, a mi entender, permite que la saga concluya siendo disfrutada no solo por niños, sino por los mayores que han crecido a la vez que Harry viviendo sus aventuras.

Sin perder su personalidad y espíritu propio, encontramos en Harry Potter y las Reliquias de la Muerte-I un Potter mucho más maduro, envuelto en unas relaciones más profundas con sus dos amigos Hermione y Ron, que le acompañan a lo largo de la película en una desesperada búsqueda para encontrar los horrocruxes de su mortal enemigo, Lord Voldemort.

A nivel de guion hay que decir que es muy fiel. Respeta bastante el argumento del libro, reproduciendo buena parte de las escenas, y recortando lo mínimo posible. Eso es de agradecer, aunque el interés del director David Yates por incluir absolutamente todo puede hacer que los que no hayan leído los libros se pierdan bastantes detalles. Hay que conocer la saga para entender bien la película y qué significa cada una de las situaciones y conversaciones que vemos. En eso esta película da un giro de 180º respecto a las anteriores, lastradas cada vez más por unos guiones que capaban detalles o personajes importantes, y con algunas situaciones que eran realmente una petardada. Este es un aspecto clave a resaltar, especialmente si has visto las anteriores y no pensabas ir a verla. Aquí si se ha corregido el grave fallo de no incluir tramas importantes de la novela. Obviamente, al ser sólo la primera parte, el argumento queda colgando, pero el cierre es convincente.

Sobre los actores, poco hay que decir que no se haya hablado de ellos en el blog. Yo, a nivel personal, creo que Rupert Grint, como Ron Weasley es el más logrado en esta película, y sus intervenciones son en muchos casos realmente divertidas. A la vez, es el personaje más complejo del trío protagonista, enfrentado a sus demonios y dudas interiores.

Me ha gustado bastante el enfoque de los efectos especiales, y del “uso de la magia”. Muy sobrio, salvo en la escena final, sin recurrir a cansinos despliegues efectísticos, y con algunas escenas muy conseguidas, como es el “combate aéreo” del comienzo de la película. Se centra más en la interactuación entre los tres protagonistas y en enfatizar su situación de desamparo, y ciertamente lo hace bastante bien.

En definitiva, una gran película, que deja al espectador con muchas ganas de ver la segunda parte (que os recordamos se estrena en Julio del 2011), larga, bien hecha, fiel al espíritu del libro, y que ha corregido los errores que lastraban a las anteriores entregas.

Que aproveche

También te puede interesar

Deja un comentario