Crítica de ‘La gran evasión’

Las críticas de Manuel M: La Gran Evasión

Película clásica por excelencia del cine de evasiones, La Gran Evasión ha pasado a la historia por la fenomenal actuación de Steve McQueen, su intento de escapatoria en moto, y la curiosa (aunque verídica, en parte) historia de los túneles bajo el campo de concentración, con los prisioneros aliados usando toda su imaginación para escaparse.

Destaca el excepcional reparto, donde parece que hasta el más insignificante de los prisioneros es un actor de bandera: Steve McQueen, Sir Richard Attenborough, James Gadner, Donald Pleasance, Charles Bronson, James Coburn… Todos ellos conformando un excepcional reparto, que, dirigido por John Sturges, intentarán escaparse de uno de los campos más vigilados de Alemania.

La película ha sido un clásico de nuestra infancia, pero ha envejecido un poco mal. A los que la vimos con asombrados ojos en nuestra infancia, ahora nos parece que más que un campo de concentración casi parece un campamento de verano. Las “facilidades” de que gozan nos parecen imposibles, ahora que hemos visto películas mucho más duras, y ya incluso la S.G.M., conflicto por excelencia de “buenos y malos”, se plantea de forma más dura y realista. Para volver a verla hay que tener un planteamiento más bien inocente, o no intentar buscar tres piés al gato, porque enseguida la película va a quedar al descubierto.

De lo que se trata es de disfrutar con las actuaciones de los actores (todos ellos soberbios), especialmente en la primera parte de la película en la que hay más diálogo e interacción, es decir, donde los personajes se forman y resultan creíbles. La segunda parte, con la fuga, aunque tiene su atractivo, decae un tanto, y es otro planteamiento completamente distinto.

A nivel formal, la música, de Elmer Bersntein, es sencillamente genial, y se ha convertido en una de las piezas clásicas de la música militar. Desde luego disfrutarán de ella incluso los que no son aficionados al cine bélico.

En definitiva, uno de los grandes clásicos del cine bélico, que ha envejecido con ciertos achaques, pero que se sigue disfrutando como si fuera el primer día.

Que aproveche

También te puede interesar

Deja un comentario