Peter Jackson responde duramente al boicot de ‘El Hobbit’

Ayer os comentabamos que el MEAA de Australia, con el apoyo de los sindicatos de actores de EE.UU. y el Reino Unido (incluyendo el SAG), habían decidido boicotear las precuelas de El Señor de los Anillos, El Hobbit, alegando que los productores estaban ofreciendo acuerdos a los actores directamente sin un pago mínimo garantizado ni las condiciones habituales en las que se suelen contratar. Entre los actores más relevantes de la saga que apoyan dicho boicot se encuentran Ian McKellen, Hugo Weaving y Cate Blanchett, por lo que los extras de Nueva Zelanda estan bien respaldados.
Poco ha tardado en responder Peter Jackson a las reivindicaciones, y lo ha hecho a través de un comunicado con un tono bastante enojado, llamando a la MEAA el “matón de Australia” y afirmando que su programa está “basado en el dinero y el poder”, lo que perjudicará a Nueva Zelanda.
Para ser más exactos, Jackson ha dicho: “Mi opinión personal es que esto es un robo por el poder. No representa un problema que necesita una solución. Siempre habrá opiniones diferentes en lo que respecta al trabajo y las condiciones, pero siempre he intentado tratar a mis actores y al equipo con justicia y respeto. Hemos creado unos beneficios compartidos para los actores fuera del sindicato en El Hobbit.”

A todo ésto agregó: “También siento una ira creciente en la manera en que esta minoría (MEAA) está poniendo en peligro un proyecto por el que cientos de personas han trabajado en los últimos dos años, y miles estan a punto de ser contratados para los próximos cuatro años. Los cientos de millones de dólares que Warner Brothers está a punto de gastar en la economía de Nueva Zelanda.”

Está claro que es difícil rechazar los millones que van a dejarse en el país, pero todo ello debe ser de una forma adecuada y con las condiciones habituales de trabajo, pues hasta ayer, lo que se sabía, era que los actores iban a perder muchas de las clausulas habituales que tenían en sus contratos y les beneficiaban, aunque, tras estas declaraciones, ya no sabemos en quien confiar.
El productor de la cinta, y esperamos que finalmente director, teminó añadiendo en estas declaraciones: “¿Por qué está en peligro? Porque las exigencias de la MEAA no se aceptaron, e incluso ni fueron consideradas -por la ley – y por lo tanto las únicas opciones siguen siendo implicar el cierre de El Hobbit, o la producción en Europa. Y podría ocurrir fácilmente. Me han dicho que Disney ya no está haciendo películas en Australia por culpa de su frustración con el MEAA.”
Jackson agregó que el impacto financiero de mover o cerrar la producción haría que otros estudios se mantuvieran al margen de Nueva Zelanda. Y es que, si juegan demasiado con los productores desde el MEAA, no sería extraño que acabaran rodando en los emergentes paises del Este, donde les recibirían con los brazos abiertos y abriría nuevas posibilidades en estos paises, dejando a un lado las grandes producciones sus rodajes en Nueva Zelanda, y demás lugares conflictivos para rodar. Sería una lástima perder los parajes neozelandeses, pero con el trabajo por ordenador todo es posible.

Fuente: Variety

También te puede interesar

Deja un comentario