‘Número 9’: larga y descafeinada

Las críticas de David P. “Davicine”: Número 9

Número 9 parte como base de un cortometraje de once minutos de duración, Nueve, del mismo director, Shane Acker, quien no niega haberse inspirado en numerosos maestros del stop motion, como Jan Svankmajer, los hermanos Quay y los hermanos Lauenstein. Para muchos, desconocedores del trabajo de estos artistas, la película les recordará en exceso al paisaje post apocalíptico de Terminator, con numerosa máquinas amenazando los vestigios de vida humana, con gran influencia de Matrix y, por supuesto, todo ello parece estar bañado por el universo de ciencia ficción creado por el maestro H.G. Wells, quien sentaría las bases de un apocalíptico paisaje del hombre del futuro.
A modo de fábula épica se nos presentan todos los personajes de Número 9, centrándose en el héroe de la misma, 9, que debe descubrir el mundo que le rodea al despertar por primera vez en una habitación de un edificio en ruinas. A partir de ahí, y a través de sucesivas peripecias llenas de acción, nuestro héroe deberá descubrir el motivo de su creación, así como el del resto de criaturas similares a él.
La trama, presentada de esta forma, parece que nos va a introducir de lleno en una aventura sin frenos en un mundo oscuro y siniestro que nos impactará con su estética visual… y ahí radica el problema. La primera opción del director era mantener la película sin diálogos, tal y como había concebido el corto original, pero, al pasar por el cruel filtro de Hollywood, máquina por excelencia de hacer dinero a costa de macro producciones comerciales, se ha perdido la esencia original. Se ha buscado crear algo mucho más largo y menos memorable, quizás intentado estirar al máximo un corto que había dado todo lo que daba de sí en once minutos, pero que, muy a nuestro pesar, han convertido en una película predecible, sin nada que esperar, pero estéticamente magnífica.
La película deberíamos verla como una pequeña obra de arte sobre un lienzo y no como una producción cinematográfica. Cada escena está llena de detalles, que en un fotograma nos llena de asombro, pero en una sucesión de ellos aporta más bien poco. La acción está muy bien planteada y llevada a cabo, con una atmósfera impenetrable donde las explosiones, persecuciones y demás situaciones de impacto visual nos mantienen pegados a nuestros asientos, todo ello con la estética de las mejores obras gráficas europeas, pero con una trama hilada con menos tino que los personajes que la llevan a cabo, dejando claro que la historia no permite ser trasladada al formato del largometraje.
El reparto, como suele ser habitual en este tipo de producciones, lo compone el grupo de estrellas de Hollywood que “donan” sus voces a los personajes, y que está formado por Elijah Wood, Jennifer Connelly, Crispin Glover, Martin Landau y Chistopher Plummer. Lástima que en nuestro país no llegue a todos los cines la versión original, perdiendo el gran trabajo realizado por Plummer para dotar a su personaje de un miedo que domina a sus compañeros. Por mucho que los dobladores españoles hagan un trabajo excelente en muchas producciones, debemos dejar claro que las películas animadas crean, en muchos casos, a sus protagonistas a partir del doblador que les dará “vida”.
Por lo que, en conclusión, recomendamos ver la película por su estética, por la magnífica atmósfera creada para el largometraje, pero que queda vacía con una trama descafeinada que no aporta nada al actual cine de acción futurista, dejando claro que aún quedan ecos de Matrix, Terminator y otras películas que han marcado una época, y que muchos directores son incapaces de crear nada original. Me quedo con 9 (el cortometraje), donde si supo dotar de originalidad a su obra.

También te puede interesar

David Pérez

Informático de profesión, cinéfilo de afición. Bloguero, tuitero y todo lo que me permita comunicarme. En mis ratos libres escribo en esta web, y me dejo ver en RTVCyL. Twitter e IG: @davicine79.

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.