Crítica de ‘La cuarta fase’: ¿Película o realidad?

Las críticas de Luiso: La cuarta fase

Como lo prometido es deuda aquí os traemos la crítica de la película de Milla Jovovich, La Cuarta Fase, basada en unos hechos reales ocurridos hace pocos años en Nome, un pueblo de Alaska, Jovovich toma la identidad de la psiquiatra Abbey Tyler y nos narra la historia de sus investigaciones sobre sus conciudadanos y los problemas que tienen para dormir.

El realizador Olatunde Osunsanmi no es un director al uso, en sus solo 3 películas ha sido el guionista y director de todas ellas y en la que nos ocupa muestra un estilo muy marcado que desconocemos si seguiría en sus anteriores trabajos.

Mezclando imágenes y voces reales grabadas por la psiquiatra Tyler y sobreponiéndolas de forma simultánea con la actuación de los actores, como si los metrajes ficticios solo fueran para rellenar los huecos que no hay de metraje real.

Esto ha creado gran polémica en Estados Unidos, y puede ser que por ello haya tenido buena acogida en la taquilla, dado que en los momentos claves se usan imágenes reales aunque puedan quedar distorsionadas.

Jovovich realiza dos papeles diferentes, escasos momentos dramáticos de madre viuda, en los que no se luce para nada, pero que afortunadamente son los menos, cuando se mete en los momentos de tensión y terror psicológico hace una buena labor, tanto que tal vez se convierta en una nueva reina del grito.

Bien acompañada por secundarios de lujo, Will Patton y Elias Koteas, que hacen un buen trabajo en sus papeles, y la ambientación lograda por el director, con planos muy próximos en los momentos de terror y un gran uso de la iluminación y la música preparando los clímax.

En los peros debemos comentar el hecho de que se utilizan imágenes reales escabrosas, incluso de asesinatos solo para lograr mayor cantidad de público en las salas.

Sobre el guión la adaptación es buena, pero el hecho de meter idiomas antiguos y extintos en medio de la trama e imágenes distorsionadas en los momentos culmen le restan credibilidad a la historia.

Además en la V.O.S.E. que fue la que presenciamos, los subtítulos en color blanco se mezclaban con las imágenes claras y no podías leer lo que ponía… haciendo que desmereciera un poco.

En fin, una película que gustará a los aficionados del género pero que difícilmente os hará plantearos si existen extraterrestres que hablen sumerio.


¿Qué te ha parecido la película?

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: