domingo, mayo 26, 2024

Crítica de ‘Pájaros’: Una extraña y conmovedora pareja de perdedores

Las críticas de Laura Zurita:
Pájaros

Colombo (Javier Gutiérrez) trabaja en un garaje de 24 horas y complementa su mísero sueldo trapicheando con marihuana. Mario (Luis Zahera), un tipo peculiar y aficionado a las aves, que aparece inesperadamente en el garaje, lo contrata de chófer para ir a la Costa Brava a ver grullas. Pero al llegar a su destino, le cuenta que las aves han variado su rumbo migratorio hacia el delta del Danubio, en Rumanía. Mario necesita llegar hasta allí. Y Colombo necesita el dinero. Ocultando sus verdaderos motivos, emprenden un viaje que los llevará a conocerse mejor y enfrentarse a sí mismos.

Pájaros está dirigida por Pau Durà sobre un guion de Pau Durà y Ana M. Peiró. En el reparto encontramos a Luis Zahera, Javier Gutiérrez, Teresa Saponangelo, Diana Cavallioti, Edgar Moreno, Florin Kevorkian, Sophie Heideker y Denys Khabryk. La película se estrena en España el 5 de abril de 2024 de la mano de Filmax.

Crítica de ‘Pájaros’: Una extraña y conmovedora pareja de perdedores

Una película eminentemente emocional

Pájaros tiene vínculos con el género de road movie, en el que el viaje exterior es paralelo a un melancólico camino interior. Otro modelo para esta película es el de dos polos opuestos, al estilo de La extraña pareja (Gene Saks, 1968), con personas disímiles condenadas a estar juntas y entenderse. Y ciertamente, Colombo y Mario no pueden ser más distintos.

Colombo, a quien vemos en una situación de juego y trapicheo, no sabe nada de pájaros, no se da cuenta de las diferencias entre unos y otros, lo que nos indica cuánto ignora, y prefiere ignorar, lo que sucede en las personas que lo rodean. A Mario, por otro lado, lo encontramos en una reunión de ornitólogos. Mientras los demás observan con binoculares normales, Mario usa los suyos de una manera muy especial, muy cerrados, lo que en un nivel simbólico nos dice que tiene un objetivo muy definido. Esto va a caracterizar a Mario durante toda la película: tiene una meta que quiere cumplir, cueste lo que cueste. Dice que quiere ver pájaros, que tiene que ir al fin del mundo para verlos, mientras es evidente para todos que hay más en el plan, porque miente muy mal.

Colombo y Mario se encuentran y el último le pide ayuda al primero para un viaje a la Costa Brava. Poco después, con una mentira transparente, le extiende el trayecto nada menos que al delta del Danubio. Comienza entonces un viaje delirante por Europa, por carreteras secundarias y muy pintorescas. Algunas paradas tienen sentido, otras menos, y ese es el punto más débil de la película: ciertos episodios son de lo más impertinentes y no sabemos de qué se trata ni por qué tenemos que presenciarlo, lo que produce unos cambios en el ritmo de los que la película se resiente.

Pájaros es una montaña rusa de emociones. La primera parte es extremadamente divertida, con momentos hilarantes y llenos de sorpresas. El tono se va calmando y haciendo más oscuro, conforme nos vamos adentrando en las razones del viaje, siguiendo la evolución del personaje de Colombo, al que toda su picardía ya no le resuelve sus problemas.

La película nos hace reír, llorar y conmovernos, y es que se trata de una película eminentemente emocional. Los personajes también toman decisiones emocionales, cada uno a su estilo. En ningún momento se intenta dar largas explicaciones sobre motivaciones ni es el estilo de ninguno de los protagonistas el dar largas parrafadas de autoafirmación.

El guion de Pájaros, a lo largo de la película y muy parcamente, nos van dando algunas pistas de lo que ocurre bajo la superficie. Solo en un momento, cerca del final, vemos una declaración que nos explicará lo que está pasando, añadiendo las pistas anteriores. No se verbaliza todo, solo si es necesario hacerlo, y llegamos a un final melancólico, optimista y poético a partes iguales.

Crítica de ‘Pájaros’: Una extraña y conmovedora pareja de perdedoresMejor que la suma de sus partes

Pájaros tiene una excelente factura técnica. La fotografía, muy cuidada, nos hace recorrer unos paisajes de Europa muy hermosos. Los capítulos se acompaña sendas imágenes de unas aves, cada uno de ellos con un gran valor simbólico. La banda sonora acompaña a los personajes, nos dice mucho de ellos, y va a emocionar, sobre todo, a los espectadores contemporáneos con los protagonistas.

Lo que hace que Pájaros sea mejor que la suma de sus partes es la química que existe entre sus dos protagonistas, hombres de ya de mediana edad, ambos perdedores cada, uno a su manera. Javier Gutiérrez (Colombo) se mueve en un registro conocido, que ya ha hecho antes y domina perfectamente: el de un perdedor desorganizado, tan insoportable como encantador.

La gran sorpresa de Pájaros es Luís Zahera (Mario). Al actor, por fin, le han dado un papel con un perfil que no es el suyo habitual. Zahera actúa desde las entrañas y borda un personaje  que vamos descubriendo poco a poco, un hombre inteligente, extremadamente introvertido que esconde una dolorosa y conmovedora complejidad.

En resumen, Pájaros es una película recomendable para aquellos que buscan una experiencia cinematográfica profunda y emotiva. Es una road movie diferente, con personajes complejos y una historia que hace reír, llorar y reflexionar.


¿Qué te ha parecido la película Pájaros?

Pájaros

7.5

Puntuación

7.5/10

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Síguenos

9,670FansMe gusta
2,070SeguidoresSeguir
500SeguidoresSeguir
23,108SeguidoresSeguir
5,210SuscriptoresSuscribirte
- Publicidad-

ÚLTIMAS PUBLICACIONES

Todo listo para la IV edición de Series Nostrum, Festival Internacional de Series

La IV edición de Series Nostrum, Festival Internacional de Series viene cargada de actividades y de personalidades del cine y la televisión que protagonizarán...