martes, abril 23, 2024

Crítica de ’Las cosas sencillas’: La extraña pareja en la montaña francesa

Las críticas de José F. Pérez Pertejo:
Las cosas sencillas

Pueden verse dos películas diferentes en Las cosas sencillas, el último largometraje de Eric Besnard, director, entre otras, de la excelente Pastel de pera con lavanda (2015). Una de estas dos películas pretende cierta trascendencia llevando al espectador a reflexionar sobre cuáles son las cosas importantes de la vida, esas de apariencia intrascendente que se ocultan tras las cosas sencillas a las que alude el título del film, como vivir en plena naturaleza, comerse al aire libre una tortilla recién hecha con huevos recién puestos o dormir una apacible siesta en una hamaca al aire libre en plena naturaleza.

La otra película, de menores ambiciones y mejores resultados, es una comedia de personajes en la que Besnard enfrenta a dos caracteres masculinos, aparentemente (muy) opuestos para extraer comicidad de situaciones más o menos previsibles que, sin embargo, funcionan y mantienen al espectador con una casi permanente sonrisa durante 90 minutos interrumpida, tres o cuatro veces, por alguna carcajada, hasta hacer derivar la comedia hacia el género romántico con un resultado igualmente previsible pero satisfactorio para el espectador que quiera encontrarse con un film de esos a los que algunos sin alergia a los anglicismos llaman “feel-good movie”.

Sin lugar a duda, al margen de algunos momentos de guion de cierta brillantez, la mejor baza de la película es la creación de los personajes y el trabajo interpretativo de sus protagonistas. Un Lambert Wilson, tan elegante como siempre, que recrea a un yupi prototípico: un hombre atractivo, empresario de éxito, inmensamente rico, creador de una web de contactos y volcado en varios proyectos más, algunos de los cuales incluyen líneas de investigación científica “más serias”. Un hablador infatigable que, por paradójico que parezca, es un solitario social rodeado de colaboradores con los que no empatiza más de lo imprescindible y muy celoso de su vida privada de la que apenas se conoce nada.

Al segundo personaje masculino que completa esta “extraña pareja” le da vida Grégory Gadebois cuyo carácter opuesto al de Lambert Wilson va desde lo evidente (un físico más orondo y desgarbado o su escasa locuacidad) hasta lo más recóndito y difícil de hacer aflorar a la superficie como sus sentimientos o sus opiniones de las cosas.

El encuentro (fortuito o no) entre estos personajes a resultas de la avería del coche del primero, pondrá en marcha todo el mecanismo narrativo de una película ágil, fresca y bien contada.

Las cosas sencillas 2

Hacia mitad de la película, aparece el componente romántico interpretado por Marie Gillain, aquella maravillosa actriz descubierta por Bertrand Tavernier en La carnaza (L’appât, 1995) a la que muchos cinéfilos echamos de menos en personajes de más enjundia. Su luminosa presencia en apenas un par de secuencias sirve para que la película adquiera un tono (todavía) más amable y el guion pueda derivar hacia un desenlace que no sea un callejón sin salida.

A partir de este momento, la primera película de la que hablábamos al inicio, la trascendente, se va diluyendo poco a poco en la segunda hasta desaparecer. Que nadie espere de Las cosas sencillas una película con una gran carga de profundidad, pero sí puede disfrutarse de una comedia bien construida con unos personajes con los que resulta muy agradable pasar hora y media. Y no es poco.

Sobran algunos elementos de intención meramente funcional que, sin embargo, no funcionan, como un piloto de helicóptero que no aporta casi nada a la trama o un personaje infantil, la hija de Marie Gillain, que está francamente desaprovechada.

En conclusión, Las cosas sencillas es una película bienintencionada, agradable y divertida que funciona muy bien como entretenimiento. Defraudará sin embargo a los que busquen, en una película, respuestas a las cuestiones trascendentales de la vida… estos mejor vayan a pedir peras a un olmo o a la sección de autoayuda de cualquier librería.

Las cosas sencillas

7

Puntuación

7.0/10

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Síguenos

9,670FansMe gusta
2,070SeguidoresSeguir
500SeguidoresSeguir
23,108SeguidoresSeguir
5,210SuscriptoresSuscribirte
- Publicidad-

ÚLTIMAS PUBLICACIONES

La segunda temporada de ‘El premio de tu vida’ llega a Apple TV+ el 24 de abril

La segunda temporada de El premio de tu vida, la comedia coral aclamada por la crítica del creador ganador del Emmy David West Read...