sábado, febrero 24, 2024

Crítica de ’Última entrega’: Juliette Binoche y Morgan Freeman no son suficiente

Las críticas de José F. Pérez Pertejo:
Última entrega

Curioseando entre los estrenos de las plataformas, me encuentro en Amazon Prime con Última entrega, una película protagonizada por Juliette Binoche y Morgan Freeman. Aunque el hecho de que no se haya estrenado en salas comerciales en nuestro país y llegue directamente a la pequeña pantalla suele ponerme en prevención, el atractivo reparto me hace ceder a los reparos y dedicar dos horas de mi vida a ver un film que no estaba en mis previsiones.

Y uno se pregunta qué llevó a la Binoche, que suele elegir muy bien sus papeles, a aceptar tomar parte en un film como este. Todo lo que puedo hacer son suposiciones, o bien tiene algún lazo de amistad con la directora noruega Anna Gutto, o bien le resultó atractiva la idea de trabajar con Morgan Freeman (únicamente comparten un par de secuencias), o bien se dejó cautivar por la bienintencionada dedicatoria de la película a todas las personas que sufren el tráfico de personas y a aquellas que las ayudan.

Mas allá de la curiosidad de ver a Juliette Binoche desaliñada haciendo de camionera, vistiendo botas, vaqueros y camisa de cuadros y soltando tacos a diestro y siniestro, Última entrega se diluye a la media hora cuando uno se da cuenta de que está asistiendo a una película de fórmula con los ingredientes más gastados de cierto tipo de cine americano. Por un lado tenemos a una mujer que se siente en deuda con su encarcelado hermano (Frank Grillo) y está dispuesta a infringir la ley para salvarle de los chantajes a los que es sometido (he aquí la heroína); por otro lado una pareja de policías que no puede ser más arquetípica: uno viejo, ya retirado, que oficia como asesor (Morgan Freeman) y otro joven, resabiado y pulcro en el cumplimiento de los procedimientos que su compañero parece ignorar (Cameron Monaghan), ambos ofician como antagonistas y como aliados de la heroína según convenga al guion en cada momento; un grupo de camioneras hermanadas por una emisora de radio que, estas sí, son las aliadas de la heroína y acuden al rescate (de la protagonista y del guion). Y, para rematar, tenemos a una niña que es “el asunto” que mueve la trama, la pequeña Leila (Hala Finley), capturada por una red de traficantes de niños, resulta ser “la mercancía” que Sally (Juliette Binoche) ha de transportar en su camión para ayudar a su hermano.A partir del planteamiento argumental y la citada sorpresa inicial, Última entrega cae en una narrativa vista cientos de veces, el hecho de que con lo que aquí se trafica sean personas y no drogas o armas podría servir para que el film se elevase sobre unos planteamientos éticos incuestionables o moviese a la reflexión, pero falta hondura en el guion, alma en la filmación y originalidad en el montaje. A Anna Gutto parece darle igual que aquello con lo que se esté traficando sean niñas en lugar de cualquier objeto, ni la puesta en escena ni las imágenes consiguen mover emoción alguna.

Las casi dos horas de metraje terminan pesando aunque algunas secuencias de Juliette Binoche (avanzado el film, cuando deja de divertirse soltando tacos y comportándose como una malota) dignifican el film. También lo hace la magnética interpretación de la pequeña Hala Finley, un rostro a seguir y tal vez la única razón por la que dentro de veinte años alguien pueda acordarse de esta película: ser uno de los primeros films de alguien que puede llegar a ser una estrella. Eso el tiempo lo dirá. Morgan Freeman, alguien por quien siento una profundísima admiración, se limita a hacer de Morgan Freeman, poner cara de Morgan Freeman y voz (palabras mayores) de Morgan Freeman. Desgraciadamente todo esto no basta para que valga la pena ver una película tan rutinaria y cargada de clichés.

 

 

 

Última entrega

4

Puntuación

4.0/10

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Síguenos

9,670FansMe gusta
2,070SeguidoresSeguir
500SeguidoresSeguir
23,108SeguidoresSeguir
5,210SuscriptoresSuscribirte
- Publicidad-

ÚLTIMAS PUBLICACIONES

Crítica de ‘Guardianes del museo‘: Una película de gatos con mucho arte en su interior

Las críticas de Ignacio Mittenhoff: Guardianes del museo En el museo Hermitage hay un escuadrón de felinos que protegen las obras de los roedores desde hace...