martes, mayo 21, 2024

Crítica de ‘Steve y la liga de los monstruos’: El primo de Sully, luchador profesional de wrestling

Las críticas de Ignacio Mittenhoff:
Steve y la liga de los monstruos

Steve y la liga de los monstruos nos presenta un mundo habitado por monstruos donde la lucha libre es un deporte global y los monstruos son atletas superestrellas. Allí, la adolescente Winnie tiene la intención de seguir los pasos de su padre, un gerente que se dedica a entrenar a monstruos para convertirlos en luchadores. Su objetivo será entrenar a un adorable monstruo desvalido y convertirlo en campeón de lucha libre. Eso sí, ¿podrán vencer a Tentacular, el campeón de la larga historia de la liga de los monstruos?

La película está dirigida por Hamish Grieve, y entre los actores de doblaje destacan Will Arnett, Geraldine Viswanathan, Terry Crews, Jimmy Tatro y Stephen A. Smith, además del luchador profesional de wrestling Roman Reigns y el exjugador de la NBA Charles Barkley. De la distribución se encarga Paramount Pictures, y la película se puede ver actualmente en Netflix.

Steve y la liga de los monstruos

Poco wrestling en el cine

Como gran aficionado en mi infancia a la lucha libre (en nuestro país se dio a conocer como «Pressing catch»), me he visto en la obligación de ver Steve y la liga de los monstruos. La verdad es que hubiera molado más que hubiesen respetado el título original de la película (Rumble), evocando más al mundillo de la lucha libre, pero como en España nos gusta ser tan originales, pues nos quedamos con un título de película un poquito más largo.

Llevar la lucha libre al cine ha sido desde siempre una tarea ardua. Y al decir lucha libre en este caso concreto me refiero al espectáculo que monta la WWE en Estados Unidos todas las semanas y que congrega a miles de espectadores en los recintos donde tienen lugar las luchas. Quizá El luchador, película estrenada en el año 2008 y protagonizada por Mickey Rourke, sea la única película que mejor se ha acercado al mundo del wrestling. Puede que por este motivo el director Hamis Grieve tomara la decisión de sustituir los luchadores de carne y hueso por monstruos, para facilitar el desarrollo de la película y poder acercarse a un público más infantil.

Steve y la liga de los monstruos

Wrestling: ¿Ficción o realidad?

El mundo del wrestling siempre ha llevado consigo la polémica: ¿es real, o está todo teatralizado? Steve y la liga de los monstruos nos presenta estas dos vertientes. Por un lado tenemos la Liga de los Monstruos, donde cada ciudad o pueblo tiene su monstruo que le representa, y la fama y el dinero que llegue depende de las victorias que consiga lograr este monstruo. Por otro lado , la película también nos presenta la lucha libre teatralizada, donde los luchadores tienen ensayados todos los movimientos, y un argumento ya escrito les lleva a la victoria de uno y a la derrota de otro.

En este contexto es donde conocemos a Steve, un monstruo hijo de una gran leyenda del wrestling que ha decidido alejarse de todo lo que rodea a su apellido y se dedica a la vida cómoda de perder de manera pactada todas sus luchas y vivir tranquilo y en paz. Cuando Winnie, hija de un mítico manager de la lucha libre, le encuentra y reconoce que es Rayburn Junior, hijo del mítico luchador al que su padre representaba, ve en él el monstruo perfecto para representar a su ciudad y volver a ganar la fama que ya tuvo antaño. Aunque tiene poco tiempo para hacerlo, ya que el alcalde ha decidido vender los terrenos del estadio para construir un parking. Steve es demasiado vago, pero cuando Winnie descubra la pasión que éste tiene por el baile, no dudará en aprovecharlo para sacar ventaja en el ring y poder así ganar los combates.

Steve y la liga de los monstruos

Película entretenida pero previsible

Steve y la liga de los monstruos es una película que entretiene, pero presenta varios obstáculos que le hacen quedarse en una película simplemente aceptable. El argumento es demasiado previsible, mas o menos vas adivinando todo lo que va a suceder y no hay ningún elemento sorpresa que marque un punto de inflexión en la trama. Todo sucede como esperamos que suceda, y en un periodo de tiempo muy corto. Da la sensación que los acontecimientos se aceleran, porque si se explayaran un poco más en algunos detalles la duración de la película sería excesiva.

Los combates que presenciamos están bien diseñados, quizá demasiado cortos, y los aficionados de verdad al wrestling quizá echen de menos unos combates un poco más largos o más detallados. La animación es correcta, y la banda sonora, con algunos temas bastante actuales, cumple su función.

Los dos monstruos protagonistas representan las dos facciones que hay en el mundo del wrestling: uno, Tentacular, es el rudo, fanfarrón, que solo busca la fama y el dinero, y besa cualquier cámara que se le pone por delante; el otro, Rayburn Junior, el noble, el «bueno», al que todo el mundo aplaude y que no hace trampas para conseguir la victoria.

Del resto de personajes, mencionaría a Winnie, una niña hipermegaoptimista que está dispuesta a seguir con el legado que le dejó su padre. También destacaría a los dos comentaristas de las retransmisiones de los combates, un dúo un tanto cómico, el ying y el yang que marcan algunos de los momentos más divertidos del film con sus discusiones y la forma peculiar que tiene cada uno de ver los combates.

En definitiva, Steve y la liga de los monstruos es una película que entretiene, se deja ver, pero le falta algo más para llegar a ser una gran película y querer volver a visionarla una y otra vez.


¿Qué te ha parecido la película Steve y la liga de los monstruos?

Steve y la liga de los monstruos

6

Puntuación

6.0/10

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Síguenos

9,670FansMe gusta
2,070SeguidoresSeguir
500SeguidoresSeguir
23,108SeguidoresSeguir
5,210SuscriptoresSuscribirte
- Publicidad-

ÚLTIMAS PUBLICACIONES

Clip exclusivo de ‘Paradise is Burning’, debut en el largometraje de Mika Gustafson

Paradise is Burning, el debut en el largometraje de Mika Gustafson, trasciende los códigos del coming-of-age con un hermoso retrato sobre la autonomía femenina,...