Crítica de ‘Solo en casa‘: Clásico navideño con un inolvidable Macaulay Culkin

Las críticas de David Pérez «Davicine»:
Solo en casa

Cuando la familia de Kevin McCallister lo deja atrás al salir corriendo hacia un viaje de Navidad, él se queda para defender la casa familiar de dos ladrones chapuceros hasta el momento en que regresen sus parientes. Solo en casa, escrita y producida por John Hughes, está dirigida por Chris Columbus y protagonizada por Macaulay Culkin, Joe Pesci, Daniel Stern, Catherine O’Hara, Roberts Blossom, John Heard y John Candy. La película se estrenó noviembre de 1990, convirtiéndose en la película de comedia más taquillera de todos los tiempos en los Estados Unidos y mantuvo el récord mundial hasta que fue superada por Resacón 2: Ahora en Tailandia en 2011.

Un inesperado clásico navideño

Solo en casa recibió dos nominaciones a los Globos de Oro en las categorías de mejor película de comedia o musical y de mejor actor en una comedia o musical para Culkin, al igual que dos nominaciones a los Premios Óscar por mejor banda sonora original (John Williams) y mejor canción original («Somewhere in My Memory»). A pesar de estrenarse en cines en noviembre, se ha convertido por méritos propios en un clásico navideño imprescindible cada Navidad, habiendo sido también la película navideña más taquillera hasta que fue superada por El Grinch en 2018.

De lo que no hay duda es que en general ya es una de las mejores películas de temática navideña de la historia, y prueba de ello es que dio paso a una exitosa franquicia con cuatro secuelas, incluyendo la película de 1992 Solo en casa 2: perdido en Nueva York, que es la única de las secuelas en la que repite la mayoría del reparto original, además de películas derivadas como la reciente Por fin solo en casa, que pretenden captar a un nuevo público mientras buscan evocar la nostalgia de quienes disfrutamos por primera vez de Solo en casa en su momento.

Pero realmente la película original es la clásica, y es de la que aquí vamos a hablar. En ella, Kevin McCallister, de ocho años de edad, se ha convertido en el hombre de la casa de la noche a la mañana. Al quedarse atrás por accidente cuando su familia sale corriendo hacia un viaje de Navidad, Kevin se mantiene ocupado decorando la casa para las fiestas. Pero no adorna la casa con espumillón y acebo. Dos ladrones incompetentes intentan colarse en la casa, pero Kevin ha maquinado una sorprendente serie de trampas alocadas para darles la bienvenida.

Un gran nombre detrás de una pequeña película

Pensar en el cine estadounidense comercial de los 80 es pensar en John Hughes, especialmente si pensamos en películas de adolescentes y comedias como El club de los cinco (1985), Todo en un día (1986), Mejor solo que mal acompañado (1987) o Solos con nuestro tío (1989), pero Hughes no solo se hizo un nombre como director, sino también como guionista y productor, y si bien todas esas citadas películas fueron escritas y dirigidas por él, su filmografía como guionista es aún más extensa e incluye gran cantidad de éxitos de taquilla y comedias de la época que han pasado a la posteridad, como es el caso de las franquicias Beethoven o Solo en casa.

Lo mejor de todo es que Solo en casa surgió como una película de presupuesto muy bajo, pero fue encontrando muchos problemas para encontrar quien la produjera dadas las recurrentes subidas de presupuesto que fueron surgiendo. Finalmente vio la luz recuperando con creces lo invertido y siendo un gran éxito de taquilla, lo que alegró mucho a 20th Century Fox y seguro enfureció a Warner Bros. que dejó pasar la oportunidad. Nadie apostaba por una película como esta en una época en la que las aventuras y la acción estaban a la orden del día, pero dio el pelotazo, siendo para la película tan importante el guion de Hughes como la elección de Macaulay Culkin como Kevin, quien quedaría marcado para siempre por este personaje.

Solo en casa es Culkin… y la casa

Hasta la fecha, las películas navideñas casi siempre estaban protagonizadas por niños adorables por los que sentíamos simpatía y empatizábamos, pero Solo en casa nos presentó a este travieso niño que dista mucho de ser el típico protagonista de las comedias navideñas, aunque puede que eso formara parte de su encanto e hiciera que se convirtiera en el ídolo de los más pequeños y se identificaran con él muchos jóvenes con ganas de ser los héroes de la película. Ahora nos es imposible pensar en otro protagonista para Solo en casa, y a pesar de las secuelas sin él y películas derivadas, ninguna ha tenido un protagonista tan memorable, y es que a partir de su experiencia en Solos con nuestro tío, Culkin logró una forma diabólica de hablar que dista mucho del amigo maravilloso que cualquier padre querría que invitaras a tu casa por Navidad.

Si bien Macaulay Culkin es el protagonista absoluto de la película y a quien todos recordamos una y otra vez al pensar en Solo en casa, no menos importante es la presencia y motor de las aventuras de Kevin, que no son otros que los actores Joe Pesci y Daniel Stern como la pareja de ladrones poco habilidosos que deciden robar en el peor sitio posible. Ambos llevan al extremo la comedia física, y recuerdan mucho a parejas cómicas de gran éxito en el pasado como Stan Laurel y Oliver Hardy, e incluso tienen toques de los hermanos Marx, llevando a cabo gags en los que siempre la destrucción de todo lo que los rodea está presente, pero la violencia no es como la actual, y más bien parecen dibujos animados que aguantan todo tipo de ataques, siempre dispuestos a volver a intentarlo. Un extra de diversión también nos llega de lo irónico que es ver lo increíblemente torpes que son estos ladrones considerando lo extremadamente violentos que eran los personajes de Pesci en general. En el reparto también hay que citar a Catherine O’Hara como la madre exasperada que intenta llegar a casa, además del hermano de Macaulay, Kieran Culkin, que aparece como el primo Fuller.

Otro de los factores que sorprendió e hizo que la película fuera un éxito es el escenario de la película, más concretamente la casa de los McCallister. Se trata de una casa real de estilo georgiano que se encuentra en Winnetka, una villa del condado de Cook, a apenas 20 kilómetros de Chicago, y acaba siendo la fortaleza en la que Kevin da rienda suelta a sus fantasías, pero también evoca los recuerdos de su familia, por lo que Kevin debe proteger tanto lo tangible como lo intangible. Como nota interesante, tras ver la película conviene ver algún Making of para disfrutar del detallista trabajo realizado por el equipo de decoración y escenarios para no sólo preparar cómo grabar en esta casa, sino también realizar una réplica exacta para el rodaje de ciertas escenas que requerían poner en riesgo la estabilidad de la vivienda real.

Un mal y divertido ejemplo

Si bien el reparto y el escenario son muy importantes, lo que realmente eleva el nivel de esta producción son sus gags, siendo el principal atractivo y el motivo por el que es una película que podamos revisionar Navidad tras Navidad, además de recomendable para iniciar en clásicos navideños a los más jóvenes de la casa.

Algunos de los gags son excesivamente realistas y peligrosos, como el hielo en las escaleras o clavos en un escalón, pero otros, como la sustancia pegajosa en el suelo, son claramente exagerados y nos evocan a los dibujos animados de El Coyote y el Correcaminos, siendo muy caricaturescos pero no rompiendo el estilo general de la película, lo que ayuda a que su humor sea disfrutable por los adultos pero también por los más pequeños.

Obviamente, no hay que intentar emular nada de esto en casa, pero demuestra que hasta el más joven de la casa puede sacar su lado más oscuro con tal de defender su vivienda y, lo que es más importante, no hay nada que el ingenio no consiga ante dos ingenuos ladrones que han subestimado a su rival.

Solo en casa es una hilarante aventura navideña protagonizada por la gran estrella infantil de los 80 y 90, Macaulay Culkin, quien dista mucho de ser el típico niño de comedia navideña pero logra ser convincente como un odioso mocoso que disfruta con la inocente maldad que lleva a cabo para proteger lo que más quiere. Sin duda, una película imprescindible para ver cada Navidad solo o en familia.


¿Qué te ha parecido la película Solo en casa?

Solo en casa

8

Puntuación

8.0/10

David Pérez "Davicine"

Informático de profesión, cinéfilo de afición. Bloguero, tuitero y todo lo que me permita comunicarme. En mis ratos libres escribo en esta web, y me dejo ver en RTVCyL. Twitter e IG: @davicine79.

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
error: El contenido está protegido.
A %d blogueros les gusta esto: