Crítica de ‘Ruido de fondo (White Noise)‘: Una película poco convencional

Las críticas de David Pérez «Davicine»:
Ruido de fondo (White Noise)

El cineasta Noah Baumbach, nominado al Óscar, presenta una comedia de humor absurdo sobre una familia que lidia con el amor, la muerte… y una nube tóxica. Adam Driver, Greta Gerwig y Don Cheadle protagonizan Ruido de fondo (White Noise), aclamada película basada en la novela clásica de Don DeLillo. Completan el reparto Raffey Cassidy, Sam Nivola, May Nivola y Jodie Turner-Smith. La película se estrena en Netflix el 30 de diciembre de 2022.

Comprometido con Netflix

Mientras algunos directores siguen mirando con malos ojos el streaming por parecer que está acelerando la muerte de la industria cinematográfica, otros ven una oportunidad para contar sus historias, como es el caso de Noah Baumbach, quien tuvo claro desde el principio que las plataformas podrían abrir puertas que los cines no, y se comprometió desde el principio con Netflix, primero con con la aclamada The Meyerowitz Stories en 2017, y posteriormente con el drama Historia de un matrimonio que compitió por varios premios Oscar. Ahora regresa con su tercera película consecutiva para la plataforma, rodada expresamente para estrenarse en Netflix.

Ruido de fondo, tan divertida como aterradora, lírica y absurda, normal y apocalíptica, dramatiza los intentos de una familia estadounidense actual de gestionar los conflictos cotidianos mientras se enfrenta a los misterios universales del amor, la muerte y la posibilidad de la felicidad en un mundo incierto.

No hay dos sin tres

Mientras que los dos trabajos previos de Baumbach recibieron una cálida acogida por parte de crítica y público, Ruido de fondo parece que está destinada a crear disparidad de opiniones, especialmente por la novela en la que se basa, que desde su publicación parecía imposible de adaptar por el estilo narrativo que presentaba, y es que el escritor estadounidense no es precisamente conocido por sus dibujos emocionales de personajes, siendo poco dado a reflejar sentimientos pero si realizar grandes y fríos análisis.

Noah Baumbach no solo se ha aventurado a dirigir esta adaptación, sino que es el responsable de convertir la novela en guion, sorprendiendo la cantidad de géneros que abarca, siendo en el fondo una película difícil de clasificar. Lo que comienza con toques de película dramática clásica da un giro hacia el terror, para adentrarse luego en la comedia, o más bien en la sátira, sin dejar de lado elementos del thriller de misterio, con incluso detalles de road movie y cine negro. Todo esto sirve para plantear ciertas preguntas a los espectadores, o al menos preguntas que nosotros mismos nos haremos según vemos la película, pero ante todo el objetivo es que nunca sepamos lo que nos espera, con tango giro y cambio de género.

¿Pero pasa algo?

De lo que no hay duda es que, independientemente del género en el que quedamos clasificarla, Ruido de fondo busca ser una crítica al consumo y la idolatría de personas individuales, sin olvidarse de criticar las fake news y todo lo que se esconde en las sombras de esta sociedad. Obviamente, tanto tema necesita de bastante exposición, de ahí que la película incremente su duración y pueda necesitarse una dosis extra de cafeína para poder absorber todo lo que nos cuenta en sus más de dos horas de duración, donde hay momentos fantásticos pero otros que claramente sobran.

El escritor y cineasta ha traspasado las páginas de la novela de una forma atípica, que si bien parece que algo va a pasar, al final no sucede nada, pues en cuanto la situación se intensifica, todo vuelve a la calma. Muchos son los temas que se tratan y parece que se olvidan de una escena a otra, pues en el fondo el plan es reflejar muchas cosas sin centrarse en nada, siendo lo suficientemente hábil el director para que la película no llegue a ninguna parte en los puntos cruciales y así dejarnos algo insatisfechos.

Quienes no acaban insatisfechos son los actores, pues todos tienen una increíble oportunidad de equilibrar el existencialismo profundo con lo absurdo en sus actuaciones, lo que no es precisamente novedoso pero si lo suficientemente refrescante para disfrutar algo más de esta atípica película, habiendo sido vital que los actores comprendieran el material que tenían entre manos para lograr un ritmo perfecto de cada situación, con una gran química entre Driver (como motor de la historia) y el resto del elenco.

Ruido de fondo es una película inclasificable, que abarca una gran cantidad de géneros para adaptar una novela que parecía casi imposible convertir en imágenes, logrando un resultado que dividirá a la audiencia pero nos dará algo en lo que pensar.


¿Qué te ha parecido la película Ruido de fondo (White Noise)?

Ruido de fondo

6.5

Puntuación

6.5/10

David Pérez "Davicine"

Informático de profesión, cinéfilo de afición. Bloguero, tuitero y todo lo que me permita comunicarme. En mis ratos libres escribo en esta web, y me dejo ver en RTVCyL. Twitter e IG: @davicine79.

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
error: El contenido está protegido.
A %d blogueros les gusta esto: