Crítica de ‘Cuento de Navidad‘: Versión familiar de una obra eterna

Las críticas teatrales de Laura Zurita:
Cuento de Navidad

Esta versión actual de la clásica fábula de Charles Dickens «Cuento de Navidad» narra en una versión divertida y moderna la historia del avaro señor Scrooge a quien, durante una Nochebuena y solo en su casa, se le aparecerán en una noche tres espíritus que representan su pasado, su presente y su futuro. Tras esta visita y tras visionar la soledad y la muerte que le aguardan, se dará cuenta de su historia pues no tiene amigos ni familia. En esta versión, adaptada a nuestro entorno cotidiano, evocaremos nostalgia, diversión y calor de hogar. ¡Un imprescindible para disfrutarlo en familia estas Navidades!

Cuento de Navidad está adaptada por Luis Mamerto Rodríguez, dirigida por Mingo Ruano, e interpretada por Fernando Cayo como Sr. Scrooge, Belén Orihuela, Julián Salguero, Carlos Valledor, Estefanía Rocamora, Javier del Arco, Ángela Rucas, Carmela Martins y Raúl Heredia. La obra se puede ver del 3 al 18 de diciembre de 2022 en el Teatro Pavón.

Una versión remozada

Cuento de Navidad está inspirada libremente en el texto de Charles Dickens del mismo nombre. Es un texto muy conocido, con una idea central estupenda, de los que llegan fácilmente al corazón y del que se han hecho muchas adaptaciones en teatro y en cine, tanto en acción real como en animación.

La historia tiene lugar en una época no determinada, en un universo en el que las ropas victorianas de algunos personajes y la atmósfera de las calles alternan con otros que visten algo parecido a la moda de los años 50 del siglo pasado. Es bastante libre, ya que siguiendo el signo de los tiempos algunos personajes cambian de sexo, se canta a destajo, y la acción transcurre tanto dentro como fuera de la casa de Scrooge. También se añaden personajes varios, para darle una forma más escénica y visual. Pero lo más llamativo es la manera en la que se tratan las imágenes de lo que en el texto original son las navidades pasadas, presentes y futuras.

En primer lugar, se convierten en pasado, presente y futuro a secas, una actualización del texto con mucho peso, aunque parezca pequeña. Las figuras, aparte de cumplir su función de dar una lección a Scrooge, también adoptan personalidad propia. El pasado es una figura joven, dicharachera y charlatana, casi estrafalaria, que insiste mucho en que su función no es juzgar, sino que se limita a mostrar hechos anteriores. El futuro es tan silencioso y enigmático como su equivalente en el texto original, en nuestra opinión un acierto, porque el futuro es siempre fantasmal y, por su misma naturaleza, desconocido. Y el presente se encarna en una figura genial, insegura, divertida, una especie de compendio excesivo a más no poder con todos los símbolos de la Navidad, abarrotados unos encima de otros, una combinación imposible de cuadros, estampados, abetos y hasta estamos seguros que sus calcetines tienen dibujos de renos y trineos. En esa misma línea, las escenas de Navidad están llenos de motivos estacionales, con el verde, el rojo, el muérdago, el árbol y las velas, y parece tener el propósito declarado de ser la más navideña de las funciones que uno se pueda imaginar.

Espectáculo para familias

Cuento de Navidad es un texto lleno de imaginación en sí mismo y entretenido, pero además se le han añadido números musicales, canciones de Navidad bien entregadas, alegres y con algún número de baile, que puntúan la acción sin distraer del mensaje central.

Para dulcificar el texto se introducen toques de humor bien dosificados, lo que no es discordante porque al mismo Dickens no le importaba hacer comentarios divertidos ni siquiera en sus obras serias. Si bien la avaricia, el rasgo central de Scrooge, y el mensaje central de la obra se mantienen, los comentarios sobre la niñez y la juventud de Scrooge y la moraleja se han remozado y adaptado a los tiempos y a un público más joven para que sea más fácil aplicarlas a la propia vida.

En general, Cuento de Navidad es una adaptación bien hecha y apropiada para un público familiar, un clásico renovado para disfrutar en familia y salir contentos de la sala.


¿Qué te ha parecido la obra teatral Cuento de Navidad?

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
error: El contenido está protegido.
A %d blogueros les gusta esto: